Lunes 17.12.2018

Lassad sigue estable en la UCI del Hospital Virgen de la Salud de Toledo

La plantilla del Club Deportivo Toledo sigue 'tocada' pero confía en que Lassad se recupere

El portero del CD Toledo, Pablo Alcolea (c), que atendió a su companero Lassad Nouioui cuando sufrió una fibrilación ventricular durante el entrenamiento del primer equipo - EFE/ Ismael Herrero
El portero del CD Toledo, Pablo Alcolea (c), que atendió a su companero Lassad Nouioui cuando sufrió una fibrilación ventricular durante el entrenamiento del primer equipo - EFE/ Ismael Herrero

El futbolista franco-tunecino del Toledo Lassad Nouioui continúa estable dentro de la gravedad en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen de la Salud, en la que ha pasado su segunda noche desde que el pasado sábado sufriera una fibrilación ventricular durante el entrenamiento del equipo.

Según ha dado a conocer el CD Toledo en un comunicado, el parte médico indica que en las últimas horas no se han producido novedades en relación al estado de Lassad, que sigue estable dentro de la gravedad en la UCI Hospital toledano.

En Toledo están la madre, la hermana y el hermano del jugador, que están en permanente contacto con el director deportivo del CD Toledo, Joaquín Sorribas, que habla francés, según ha indicado  a Efe el preparador físico del club, Pol Lorente.

"Estamos procurando estar cerca de su familia y de los jugadores que son su otra familia", ha añadido el preparador técnico.

Se da la circunstancia de que la madre y la hermana habían venido a pasar el fin de semana con Lassad desde Marsella (Francia) donde habitualmente reside la familia del jugador, que lleva unos meses en el club toledano, al que llegó este año en el mercado de invierno.

Lassad, que tiene 32 años, había jugado con anterioridad en el Deportivo de la Coruña, con el que disputó 66 partidos en Primera división y marcó 11 goles entre la liga y la Copa del Rey.

Tiene doble nacionalidad, francesa y tunecina, ha sido internacional absoluto con Túnez, y jugó también en el Celtic de Glasgow, con el que debutó en la Liga de Campeones y en el Arouca de la Primera división de Portugal. 

LA PLANTILLA SIGUE "TOCADA"

Por otra parte, la plantilla del CD Toledo sigue "tocada" por el percance de su compañero, aunque está más animada que el sábado cuando el jugador franco-tunecino sufrió la fibrilación ventricular en el entrenamiento, según han comentado el portero Pablo Alcolea y el preparador físico, Pol Lorente.

Tras el entrenamiento de este lunes, el portero aragonés y el preparador físico del Toledo han relatado a Efe lo que ocurrió el sábado, y los "difíciles" momentos que tuvieron que afrontar jugadores y cuerpo técnico, cuando Lassad se desplomó sobre el césped del estadio del Salto del Caballo mientras entrenaba.

Lorente ha indicado que aunque "el grupo está tocado", este lunes han acudido a entrenar para cumplir con la responsabilidad que tienen con el club y también como deferencia a su compañero.

Ambos han confiado en su recuperación, ya que aunque los médicos sean conservadores y mantengan ese pronóstico reservado, "entendemos que la ausencia de noticias es buena noticia, valga la redundancia", ha comentado Lorente.

Por su parte, Alcolea, que tuvo un papel fundamental en el incidente por sus conocimientos de enfermería, ha señalado que hoy la sensación es un poco mejor que la que tenían el sábado, y están esperanzados en que Lassad supere la situación y se recupere.

"Han sido momentos muy difíciles", ha reconocido Lorente, que ha añadido que "es un orgullo poder decir que los compañeros y el cuerpo técnico resolvieron esta situación límite y totalmente nueva para nosotros de la mejor manera que podíamos".

Asimismo, ha agradecido a los bomberos de Toledo, que acudieron en primera instancia, a los servicios médicos de la UVI móvil que llegaron también rápidamente y a los médicos del Hospital Virgen de la Salud la atención que han deparado a nuestro compañero.

El preparador físico ha detallado que cinco segundos antes Lassad pasó por su lado, le preguntó cómo estaba y que él le respondió "bien amigo", que y unos segundos después oyó gritos, se volvió, y lo vio en el suelo en una posición extraña.

Lassad yacía tumbado, y aunque no sabía lo que había ocurrido pero por la posición en la que estaba se dio cuenta que no había sido un golpe ni nada muscular.

Por ello, mientras los otros jugadores lo atendían cogió el teléfono para pedir ayuda al 112 y salió corriendo hacia el parque de bomberos, que está situado a unos metros del Salto del Caballo.

Por su parte, Alcolea ha contado que, tras ver como se desvanecía, sus compañeros pusieron a Lassad de lado y le colocaron el "tubo de guedel" para que pudiera respirar "y luego ya vimos que no respiraba, que no reaccionaba. y empezamos a hacerle el masaje cardiaco".

"Al principio no lo teníamos muy claro, porque de hecho respiraba, hacía ruidos, le pusimos el tubo y daba buena sensación, pero de repente vimos que no reaccionaba y que no respiraba, y empezamos con el masaje", ha puntualizado.

Y ha subrayado que "no fue solo cosa mía, lo hicimos los que estábamos allí, no hablamos, porque no daba tiempo a hablar, pero sabíamos que había que empezar ya porque se nos podía ir".

Alcolea ha admitido que estaban asustados, pero ha considerado que "son cosas que tienes que hacerlas inmediatamente".

Así, y a pesar de que tenían"ciertas dudas de si era lo que necesitaba, "dijimos empezamos y a aguantar el chaparrón hasta que vengan los bomberos", ha explicado Alcolea, que ha agregado que "los bomberos llegaron enseguida, se hicieron cargo de la situación junto con el personal de la UVI móvil que llegaron un par de minutos después".

Al respecto, Lorente ha puntualizado que "puede ser que la intervención de Pablo y de otros compañeros fuera decisiva, no solo para mantenerlo con vida, sino para que lo haga en las mejores condiciones posibles una vez que salga de esto, que seguro que saldrá".

El guardameta ha indicado que en su carrera deportiva no se ha encontrado con ninguna situación similar, ha visto algún golpe, algún desvanecimiento, "pero nada tan grave" y se ha congratulado de que hayan sido útiles las enseñanzas de la carrera de Enfermería, que aún no ha finalizado.

En ese sentido, ha explicado que ha terminado la carrera por los avatares del fútbol, ya que lleva dos años en Toledo, pero tiene intención de acabarla una vez que vuelva a Zaragoza.

Asimismo, ha explicado que ha hablado con compañeras de la Facultad de Enfermería de Zaragoza, que le han dicho "que están orgullosas de que alguien del gremio, bueno relativamente del gremio, hubiera estado presente y contribuido a sacar la situación adelante".

Más información en vídeos 
Comentarios