La Fiscalía abre una investigación a Rubiales sobre su gestión al frente de la RFEF

El denunciante apuntó al contrato para celebrar la Supercopa en Arabia Saudí y al alquiler de la casa de Rubiales
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles
photo_camera La Fiscalía abre una investigación a Rubiales sobre su gestión al frente de la RFEF

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto unas diligencias de investigación por presuntas irregularidades en la gestión de Luis Rubiales al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), las cuales incluirían el contrato para que la Supercopa de España se dispute en Arabia Saudí, según han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press.

La apertura de estas pesquisas, implica que el Ministerio Público comenzará a indagar para decidir posteriormente si archiva el asunto o lo judicializa para que la investigación continúe en los tribunales.

El caso partiría de la denuncia presentada el pasado 18 de abril por el presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (CENAFE), Miguel Ángel Galán, a raíz de los audios y documentos publicados por El Confidencial.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se dirigía contra Rubiales y la RFEF pero también contra el futbolista del Barça Gerard Piqué y su empresa de organización de eventos deportivos, Kosmos Global Holding, si bien las fuentes subrayan que en esta fase no se investiga a personas sino hechos.

Galán vislumbraba posibles delitos de corrupción entre particulares y en los negocios, administración desleal, prevaricación administrativa y cohecho al considerar que los denunciados habrían perjudicado el patrimonio de la RFEF, de la que es afiliado, así como al "interés general".

De acuerdo con su relato, basado en dichos archivos, Rubiales y Piqué habrían maniobrado para "dar un pelotazo con la venta de la Supercopa" al reino árabe. El futbolista habría mediado a través de su empresa para cerrar el contrato a cambio de una "comisión multimillonaria" de 24 de millones de euros.

UNA 'FINAL-FOUR'

Las gestiones de Rubiales y Piqué habrían comenzado a finales de 2018, detallaba Galán. Hasta entonces "la competición consistía en una eliminatoria de ida y vuelta en la que se enfrentaban el campeón de Liga y el de la Copa del Rey", pero el jugador "propuso convertir el torneo en una 'final-four' de tres partidos (...) en la que participarían los dos primeros clasificados de la Liga y los dos finalistas de la Copa del Rey, para aumentar así el valor de sus derechos televisivos".

"Rubiales, que tiene un salario variable ligado a los ingresos que recibe la Federación, dio su visto bueno al nuevo formato y autorizó al futbolista a sondear en secreto el mercado audiovisual en busca de posibles compradores", exponía el denunciante.

Se habrían barajado tanto el Santiago Bernabeu como el Camp Nou pero "Piqué ya había informado a la Federación de que Arabia Saudí, un país con el que había colaborado en el pasado, tenía interés en acogerlo a cambio de una importante suma de dinero", y esa fue la vía elegida.

Finalmente, el 11 se septiembre de 2019 se firmó el contrato para celebrar la Supercopa en Arabia Saudí durante los próximos seis años. La RFEF "se garantizó 40 millones de euros libres de impuestos por ejercicio, una cifra que disparó el salario variable de Rubiales", mientras que "la empresa de Piqué cobraría a Sela, la compañía pública saudí, otros 4 millones por cada uno de los seis ejercicios del acuerdo, 24 millones en total, en concepto de 'comisión de éxito'".

Para Galán, el proceso de negociación y otros detalles del pacto con Arabia Saudí "arrojan dudas", apuntando a presuntas "maniobras para silenciar las investigaciones y críticas internas" en el seno de la RFEF y a una supuesta intención de "ocultar el acuerdo" para "evitar que trascendiera el posible conflicto de interés, por el doble rol de empresario y jugador en activo desempeñado por Piqué en las conversaciones".

El denunciante aludía a violaciones del Código Ético de la RFEF, donde se dice, entre otras cosas, que las personas sujetas al mismo, entre las que se contarían Rubiales y Piqué, "no aceptarán, entregarán, ofrecerán, prometerán, recibirán, pedirán o solicitarán comisiones en su beneficio o en el de terceros por negociar o cerrar acuerdos u otras transacciones en relación con sus funciones, salvo que así esté establecido en un contrato legítimo".

EL ALQUILER DE UNA VIVIENDA

Posteriormente, Galán amplió la denuncia al entender que Rubiales también habría incurrido en una conducta delictiva al disfrutar de una vivienda en Madrid cuyo alquiler habría soportado la RFEF a pesar de que estaría censado en la capital, lo cual vulneraría la normativa interna.

Según esta denuncia ampliatoria, la RFEF habría estado "pagando durante meses de forma presuntamente irregular el alquiler de la vivienda de Rubiales, un piso de lujo en la Plaza de España de la capital".

El arrendamiento del domicilio se habría firmado el 20 de enero de 2020 por una renta mensual de 3.100 euros. "Pero el dinero no salió de su bolsillo, a pesar de que en 2021 cobró 634.518,19 euros brutos", subrayaba Galán en alusión a Rubiales. Al parecer, el contrato estipulaba que la Federación se encargaría de pagarlo.

A juicio de Galán, "el pago de la vivienda con dinero de la RFEF, que recibe fondos públicos de Loterías y Apuestas del Estado por La Quiniela y del Consejo Superior de Deportes para financiar el fútbol femenino, categorías base y otros proyectos de inclusión, puede tener consecuencias legales".

LA RFEF SE PERSONA ANTE LA FISCALÍA

Tras conocerse la investigación, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido personarse ante la Fiscalía Anticorrupción para ponerse "a su disposición" en busca de ofrecer "transparencia" y de "colaborar con la justicia" tras las últimas informaciones aparecidas y relacionadas con su presidente Luis Rubiales.

"Después de los últimos acontecimientos, y ante las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación, en aras de la transparencia y con el fin de colaborar con la justicia, la RFEF se ha personado ante la Fiscalía Anticorrupción, poniéndose a su disposición para facilitar la documentación que precise o aclarar cualquier aspecto que se le solicite", señaló la RFEF en un comunicado.

"La RFEF mantiene firme su postura a propósito de la legalidad de todos sus movimientos, ante las acusaciones vertidas en una campaña de desprestigio sin precedentes sobre el presidente de la RFEF y su equipo", añadió el organismo.

Este advirtió que "colabora y colaborará con todos aquellos órganos que soliciten información para demostrar que todas las acusaciones responden a un relato forzado para confundir a la opinión pública y tratar de acabar con el presidente de la RFEF".

APORTAR DATOS "PARA MITIGAR LA INQUIETUD"

El anuncio realizado por la federación se produce también un día en el que el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, le ha solicitado a Luis Rubiales que aporte los datos que tenga "para mitigar la inquietud" que se ha generado tras estas últimas informaciones sobre su persona y que pueden "perjudicar la imagen y el buen nombre" del organismo federativo.

"Estimado presidente, la reiterada publicación de informaciones periodísticas que apuntan a presuntos comportamientos irregulares en tu actuación como presidente de la RFEF puede perjudicar la imagen y el buen nombre de la Federación", señala la carta que ha enviado Franco a Rubiales y a la que ha tenido acceso Europa Press.

El dirigente recuerda al presidente de la RFEF que su decisión "de poner en manos de la justicia estos hechos debiera contribuir a disipar cualquier duda al respecto", pero que "mientras la justicia no se pronuncie" sobre su "denuncia y de las que otras personas puedan interponer", considera que sería "muy conveniente" que proporcionase "a la opinión pública los datos de que dispongas para mitigar la inquietud
que algunas informaciones han generado".

Finalmente, José Manuel Franco deja claro en la misiva que el Consejo Superior de Deportes "está comprometido en la defensa de los mejores valores del deporte y del prestigio de todas las instituciones y entidades deportivas, objetivos que sin duda compartimos con la Federación que presides".

"NINGUNA ILEGALIDAD"

Luis Rubiales está siendo objeto de acusaciones en los últimos días a raíz de nuevas informaciones desveladas por 'El Confidencial', entre las que están posibles grabaciones al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ministros o miembros de Unidas Podemos, o de haber puesto un detective para conocer de los movimientos del presidente de la AFE, David Aganzo.

La RFEF ha desmentido todos estos hechos recalcando que se trata de "una campaña de desprestigio orquestada desde un grupo muy claro y definido de personas con el fin de destruir la reputación de Luis Rubiales, víctima de estas maniobras y de todos aquellos que se encuentran detrás colaborando con el mismo objetivo".

Además, el propio Rubiales se mostró tranquilo y aseguró no haber cometido "ninguna ilegalidad" y recordó, en declaraciones a 'Movistar+', que desde que ostenta su cargo en la federación siempre ha "trabajado con mucha profesionalidad y honradez por el fútbol español".

Comentarios