sábado 27/11/21

El Hospital Nacional de Parapléjicos, cuna de deportistas paralímpicos

El Hospital de Parapléjicos se ha convertido en un referente nacional, e internacional, en la recuperación de personas con lesión medular y en esta tarea el deporte es una "labor fundamental para su rehabilitación"
El Hospital Nacional de Parapléjicos, cuna de deportistas paralímpicos - EFE/Ismael Herrero
El Hospital Nacional de Parapléjicos, cuna de deportistas paralímpicos - EFE/Ismael Herrero

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo es la cuna de muchos deportistas que vieron truncada su vida por una lesión medular y que encontraron en el deporte un apoyo para su recuperación y un leit motiv para su vida, como es el caso de algunos que van a participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El Hospital de Parapléjicos se ha convertido en un referente nacional, e internacional, en la recuperación de personas con lesión medular y en esta tarea el deporte es una "labor fundamental para su rehabilitación", según ha explicado a la Agencia Efe el monitor deportivo de este centro hospitalario, José Miguel López.

Una vez que el paciente llega a Parapléjicos, comienza la rehabilitación con un tratamiento médico y un asesoramiento de los deportes que puede practicar, todo esto en una fase inicial.

López atiende a estos pacientes cuando llegan al gimnasio del Hospital por primera vez, habla con ellos, les enseña los deportes que son más adecuados para cada uno, según las indicaciones previas del médico, y una vez elegida la modalidad adapta ese deporte a las necesidades de cada persona.

Entre otros, en el Hospital Nacional de Parapléjicos se puede practicar ciclismo, natación, tenis de mesa y tenis de pista, halterofilia o baloncesto.

Una vez que el paciente recibe el alta, es "muy importante", "casi fundamental" en algunos casos, que mantengan una actividad física, sobre todo en el rango de edad que se comprende desde la infancia hasta los 40 años.

En este sentido, el apoyo que ofrece este Hospital no finaliza con el alta médica ya que también puede ayudar al paciente a continuar su actividad física en su localidad de residencia, aunque en estos casos depende de los medios que haya y las relaciones o contactos que puedan establecerse.

Así, los pacientes que residen en Toledo o en sus alrededores tienen la oportunidad de continuar la práctica deportiva en las instalaciones de Parapléjicos, aunque este centro siempre da prioridad a las personas hospitalizadas, ha precisado José Miguel López.

Algunos de los paralímpicos que van a participar en Tokio 2020 han pasado por el Hospital de Parapléjicos, entre ellos la capitana de la selección española de baloncesto en silla de ruedas, Sonia Ruiz; la deportista de halterofilia paralímpica Loida Zabala y el ciclista Luis Miguel García-Marquina, que han explicado a Efe cómo ha sido su paso por el centro y cómo afrontan la cita de Tokio.

En Parapléjicos se sienten "muy contentos" por la participación de estos deportistas ya que las olimpiadas "son el máximo exponente" del ámbito deportivo, ha señalado el responsable deportivo del Hospital, quien ha dejado claro que lo que en realidad "nos gusta" es que "se mantengan en el deporte y no lo abandonen después del hospital".

"EL BALONCESTO ME SALVÓ LA VIDA"

Sonia Ruiz ha reconocido que "el baloncesto me salvó la vida" después de su lesión medular y ha añadido que en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo la trataron "como una persona normal" y "me hicieron entender que era la misma persona que antes".

Loida Zabala ha explicado que después de su lesión medular, regresó al Hospital, ya con 18 años, para sacarse el carné de conducir: "gracias a que volví al hospital" -ha añadido- "llevo 15 años adicta a este deporte".

Loida tiene una fundación que lleva su nombre y está "súper contenta" por el apoyo que está recibiendo del área deportiva del Hospital.

En cuanto a Luis Miguel García-Marquina, ha explicado que el deporte es "una forma de vida", aunque ha confirmado que ya lo era antes de su lesión.

Este ciclista ha destacado el papel que lleva a cabo José Miguel López en el área deportiva: "es indispensable en el hospital, su labor es grandiosa".

RUMBO A TOKIO 2020

Esta semana ha comenzado el traslado a Tokio de la delegación española para los XVI Juegos Paralímpicos, que se van a disputar del 24 de agosto al 5 de septiembre: en total acuden 142 deportistas -127 de ellos con discapacidad y 15 de apoyo- y 87 miembros más, entre entrenadores, médicos, fisioterapeutas, mecánicos y personal de organización, según datos del Comité Paralímpico Español.

Las sensaciones de Sonia Ruiz ante estos Juegos de Tokio son "muy positivas" por el trabajo previo realizado y el objetivo del equipo es conseguir diploma olímpico teniendo en cuenta que la selección española de baloncesto en silla de ruedas no competía en unos Juegos desde Barcelona’92.

Zabala ha manifestado que está "muy ilusionada" ante su cuarta participación en unos Juegos Paralímpicos y ha señalado que "el objetivo es realizar bien el primer levantamiento y asegurarme como mínimo el quinto puesto" consiguiendo diploma olímpico.

"Me siento orgulloso de poder representar a mi país", ha precisado García-Marquina, que ha especificado que su objetivo es repetir los resultados que obtuvo hace más de un mes en el Mundial de Paraciclismo de Cascais, donde quedó subcampeón del mundo en la modalidad MH3. 

Comentarios