miércoles 22/9/21

Fátima Gálvez y Alberto Fernández, primera medalla de oro española en Tokio

Alberto Fernández: "He disfrutado cada plato"
Fátima Gálvez y Alberto Fernández, primera medalla de oro española en Tokio
Fátima Gálvez y Alberto Fernández, primera medalla de oro española en Tokio

La primera medalla de oro del deporte español en Tokio 2020 llegó del foso olímpico. Fátima Gálvez y Alberto Fernández dispararon al oro en una final por equipos mixtos emocionante, intensa, en la que la cordobesa se rehízo de un mal inicio y el madrileño, con nervios de acero, acertó 24 de sus 25 disparos.

Después de cuatro días sin medallas, el equipo de tiradores españoles sumó la cuarta, la primera de oro, un premio al trabajo y la constancia superando a la pareja de San Marino, Alessandra Perilli y Gian Marco Berti, un pequeño país que en tres días ha sumado las dos primeras medallas olímpicas de su historia, las dos en el cuello de la tiradora.

A Fátima Gálvez y Alberto Fernández los Juegos les debían una. Los de Tokio eran los terceros Juegos Olímpicos para ella, que rozó la gloria en Río 2016 cuando fue cuarta, un año después de haber sido campeona del mundo; y los cuartos para él, sin posibilidad de mostrar en una final de un escenario olímpico sus buenos resultados en campeonatos mundiales (campeón en 2010 y 2018).

Ambos vieron cómo sus concursos individuales en Tokio 2020 no daban el resultado esperado. La cordobesa de Baena, que se aficionó al tiro al ver los Juegos de Barcelona 1992, con cinco años, fue decimocuarta en su serie clasificatoria con 116 aciertos, a cuatro de las seis atletas que se metieron en la pelea por los metales.

Para el madrileño, afincado en Illescas (Toledo) y que ha convertido el tiro no solo en su vocación olímpica sino en su actividad económica, ya que dirige un negocio de productos para tiradores, el concurso individual había sido incluso más cruel: con 122 aciertos, pasó a la fase eliminatoria, en la que quedó fuera.

Unir fuerzas era su mejor carta. En el concurso mixto, en su estreno en el programa olímpico en Tokio 2020, hallaron la ansiada medalla, la cuarta del deporte español en estos Juegos Olímpicos.

Los dos habían tenido buenos resultados trabajando en equipo. Gálvez fue subcampeona del mundo en 2018 junto a Paqui Muñoz, en el mismo campeonato en el que su compañero había sido campeón del mundo, y el año anterior Fernández había obtenido un bronce en equipos. Juntos habían sumado dos bronces en las pruebas de la Copa del Mundo de El Cairo (Egipto) y Lonato (Italia).

UNA CLASIFICACIÓN COMPETIDA

En el asfixiante centro de tiro de Asaka, uno de los emplazamientos que Tokio 2020 hereda de los Juegos de 1964, donde solo el sonido de los disparos acallaba el incesante canto de las chicharras, Gálvez y Fernández afrontaron una clasificación tremendamente igualada desde el inicio.

Tanto fue así que tras una primera ronda casi inmaculada, en la que de sus primeros 50 tiros los españoles solo fallaron uno, por parte de Fátima, iban en tercera posición, empatados con las parejas china, rusa y australiana.

La segunda ronda sería la del golpe definitivo. Una serie inmaculada de 25 disparos cada uno les colocó al frente de la clasificación con 99 aciertos de 100, aventajando en uno a una de las parejas australianas, la formada por James Willet y Laetisha Scanlan, y a la pareja de San Marino, con Alessandra Perilli, primera medallista olímpica de la historia de ese pequeñísimo país que en tres días ha conseguido las dos primeras preseas de su historia, y Gian Marco Berti.

La última ronda se convirtió en un mano a mano con la pareja sanmarinense. La pareja española no perdió los nervios y solo se produjo un fallo de sus 50 tiros, por parte de Fátima Gálvez. La pareja de San Marino acertó todos, por lo que acabaron igualados a 148 aciertos y con el billete al oro. Por detrás quedaron la pareja eslovaca y la estadounidense, ambas con 146.

UNA FINAL EMOCIONANTE

La pareja española comenzó tirando al haberse impuesto en el desempate, pero el arranque no fue prometedor. Más bien todo lo contrario. Gálvez, una tiradora contrastada con un amplio palmarés, comenzó con tres fallos. Habló con Fernández, pidieron 60 segundos de tiempo muerto con un resultado provisional de 3-5. Acertó el cuarto, pero Alberto falló el suyo. No erraría ninguno más.

Nadie es inmune a la tensión que comporta la posibilidad del oro. Los sanmarinenses fallaron tres disparos seguidos y la pareja española se recuperó, para comenzar una fase más igualada en el ecuador de la final (18-18).

Entonces fue Berti el que sufrió. Dos fallos seguidos del sanmarinense permitieron a España recuperar la iniciativa (27-26). Alberto Fernández permanecía imperturbable cuando el 'speaker' anunciaba que lleva 15 aciertos seguidos, con 33-32 a favor de los españoles.

Pese a sus fallos, los sanmarinenses no desistieron, a un acierto de distancia en todo momento. Un fallo de Gálvez se compensó con un fallo de Berti, y los españoles completaron sus tiros con 41-39 a falta de los dos últimos tiros de la pareja de San Marino.

Berti pidió tiempo para consultar con su entrenador y se secó la cara mientras los españoles observaban. Alberto Fernández le hacía gestos de tranquilidad a Fátima Gálvez, con media sonrisa en la cara.

El sanmarinense falló su tiro, y ya de poco importaba el de su compañera. Los españoles eran campeones. Se abrazaron, festejaron y mordieron la medalla. 41 disparos para el primer oro del deporte español. 

"HE DISFRUTADO CADA PLATO"

Alberto Fernández aseguró tras su triunfo que en la final "disfrutó cada plato" y que se tomó la competición "como un juego" como parte de su preparación mental, en una final en la que acertó 24 de 25 platos.

"He disfrutado cada plato, me podría acordar de todos los platos que he tirado, los que he roto del primer tiro, del segundo, los que he fallado... Me acordaría de todos los platos, porque lo he disfrutado", aseguró el tirador madrileño con la medalla de oro colgada del cuello en el centro de tiro de Asaka.

Fernández explicó que esas sensaciones tienen que ver con que ha "trabajado mucho" el aspecto mental. "Venir a una competición y hacer que sea un juego, no que sea un sufrimiento, no que estés tenso, sufriendo cada plato", añadió.

"Para mí ha sido un juego esta competición, me lo he pasado muy bien, llevaba mucho tiempo preparándola mentalmente, físicamente, técnicamente, con Fátima lo he trabajado un montón y sobre todo este último año, después de la pandemia hemos trabajado un montón", explicó. 

"UN ORGULLO PARA NOSOTROS"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dado la enhorabuena al tirador madrileño afincado en Illescas (Toledo) y a su compañera tras ganar la medalla de oro, que ha calificado como "un orgullo para nosotros".

En su cuenta de Twitter, García-Page ha celebrado la primera medalla de oro que ha conseguido España en los Juegos Olímpicos de Tokio y ha indicado: "Mi enhorabuena a Alberto Fernández, oriundo de Belvis de la Jara, residente en Illescas, y a Fátima Gálvez".

García-Page, que ha hecho referencia en el tuit a los orígenes toledanos de Fernández en el municipio de Belvís de la Jara, ha aplaudido "el primer oro olímpico en los juegos #Tokio2020" y ha dicho a los medallistas: "Un orgullo para nosotros y un merecido reconocimiento a vuestro trabajo. Felicidades".

Además, el Ayuntamiento de Illescas (Toledo), en el que reside el tirador, y el alcalde del municipio, José Manuel Tofiño, han felicitado a su vecino deportista por la medalla de oro que ha conseguido.

Tofiño ha explicado a Efe que en el municipio están muy contentos por la primera medalla de oro que ha conseguido la delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio, y porque uno de los integrantes de la pareja que la ha logrado sea una vecino de la localidad, en la que reside desde hace más de 15 años.

"Como illescanos y como españoles, para nosotros es un motivo de satisfacción y una alegría enorme la medalla que han conseguido Alberto Fernández y Fátima Gálvez", ha manifestado el regidor.

Asimismo, ha comentado que personalmente le escribió un mensaje a Alberto Fernández cuando salía de Madrid camino de Tokio, en el que le deseaba suerte y vaticinó que "el trabajo, el esfuerzo, la dedicación y el entrenamiento siempre obtiene recompensa".

También le comunicó en ese primer mensaje que personalmente esperaba que esa recompensa "llegara en forma del metal más preciado", como así ha sido, finalmente.

El alcalde de Illescas ha añadido que aunque no pudo ser en la competición individual, ahora en la prueba foso mixto se ha hecho realidad ese deseo "y Alberto ha recibido esa recompensa al trabajo que ha realizado todo este tiempo preparando las olimpiadas"

Tofiño ha estado viendo la tirada en directo, y a las 7 y 28 minutos, cuando se ha confirmado la medalla, le ha mandado otro mensaje felicitando a Alberto Fernández y a su compañera, y después lo ha hecho oficialmente el Ayuntamiento de Illescas, ha apuntado el alcalde.

También los habitantes de Belvís de la Jara (Toledo) han recibido con mucha alegría la medalla de oro que ha conseguido Fernández, ya que toda su familia es originaria de este municipio, en el que estuvo empadronado el propio deportista.

El alcalde de Belvís de la Jara, José Carlos Martínez, ha explicado a Efe que la familia de Alberto Fernández es muy conocida en el pueblo, en el que tienen una casa a la que vuelven por temporadas, y en el que también residen familiares, por lo que todos están muy contentos con que haya logrado la primera medalla de oro que ha logrado la delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Martínez ha insistido en que es una familia muy conocida del pueblo, porque según ha comentado "en los pueblos nos conocemos todos" en este caso un abuelo o un bisabuelo de Alberto Fernández (no recuerda con exactitud) ya fue alcalde del municipio, al igual que uno de sus tíos, hermano de su padre, Hermenegildo Fernández Castillo.

Incluso el propio Alberto Fernández estuvo mucho tiempo empadronado en Belvís de la Jara antes de trasladarse a vivir al también municipio toledano de Illescas, ha comentado el regidor.

También ha visitado muy asiduamente Belvís de la Jara el padre de Alberto Fernández, que ha venido mucho de caza al pueblo y que, según el alcalde tiene mucho que ver con los éxitos deportivos de su hijo, porque también "ha sido un gran tirador, le ha gustado mucho, y ha sido el que le ha ido inculcando toda su afición por el tiro".

Por eso, "la gente está contentísima" con la medalla de oro lograda por Alberto Fernández, ha apuntado el alcalde de Belvís de la Jara, que ha relatado que "esta mañana se ha empezado a correr la noticia, han empezado a llegar de distintos medios que había ganado una medalla, que había conseguido el oro olímpico".

"Está muy contento todo el mundo", ha reiterado Martínez, quien ha explicado que lo han felicitado personalmente "gente de toda la comarca de la Jara por la parte que nos corresponde como pueblo".

Y ha añadido que "nosotros supercontentos con que gente del pueblo, de la zona y de la comarca de la Jara estén metidos en estas actividades y que encima les vaya bien".

"Es lo más bonito", ha considerado el alcalde de Belvís de la Jara, aunque ha recordado que el triunfo es de los deportistas, en este caso de Alberto Fernández y de Fátima Gálvez, que llevan mucho tiempo trabajando para conseguir esta medalla.

En este sentido, ha dicho que Alberto lleva mucho tiempo tirando, ha tenido muchos éxitos, ha conseguido muchos campeonatos, pero que le faltaba una medalla olímpica para completar su carrera deportiva, después de haber sido campeón de Europa, campeón del mundo, etcétera.

Por eso entiende, que esta medalla olímpica "le da el renombre que le faltaba para el trabajo que ha estado desarrollando durante años".

Martínez ha explicado que este sábado no le ha dado tiempo a felicitar al campeón olímpico, pero ha adelantado que habrá una felicitación oficial por parte del Ayuntamiento de Belvís de la Jara "para que reciba la enhorabuena de toda la Corporación municipal y de todo el pueblo por haber llegado a donde a ha llegado con el trabajo y con el esfuerzo".

Porque, según ha sentenciado: "Siempre es un orgullo que un paisano, un belviseño o un descendiente de belviseños, esté en un sitio tan alto".

Comentarios