sábado 31/7/21

Cubelos: Llegamos a Tokio en el mejor momento de nuestra carrera deportiva

El palista talaverano, con esta cita deportiva que tendrá lugar en la capital japonesa entre el 23 julio y el 8 agosto, sumará su segunda participación en unos Juegos Olímpicos, tras conseguir el séptimo puesto en el K1 1.000 metros en Londres 2012
El palista español Paco Cubelos entrena en Talavera de la Reina (Toledo), días antes de partir hacia Tokio parar la competir en los Juegos Olímpicos - EFE/Manu Reino
El palista español Paco Cubelos entrena en Talavera de la Reina (Toledo), días antes de partir hacia Tokio parar la competir en los Juegos Olímpicos - EFE/Manu Reino

El palista talaverano Francisco Cubelos, que competirá en estos Juegos Olímpicos (JJOO) de Tokio junto a Íñigo Peña en piragüismo, en la disciplina de K2 1.000 metros, cree que está en el "mejor momento" de su carrera, y que esta cita olímpica ha pillado a ambos deportistas "con una cierta madurez deportiva, muchos años de entrenamiento y con un buen nivel".

Paco Cubelos, con esta cita deportiva que tendrá lugar en la capital japonesa entre el 23 julio y el 8 agosto, sumará su segunda participación en unos Juegos Olímpicos, tras conseguir el séptimo puesto en el K1 1.000 metros en Londres 2012.

Además, Cubelos acumula hasta el momento dos platas y un bronce mundial y un oro y cuatro bronces europeos.

En una entrevista concedida a Efe, el talaverano afirma que esta temporada, tanto su compañero como él han trabajado mucho y cree que lo han hecho "muy bien", por ello se muestra esperanzado con que lleguen los resultados.

En referencia a la forma física en la que llegará a estos Juegos Olímpicos de Tokio, Cubelos explica que "han sido semanas de acumular mucha carga de trabajo, pero era lo que tocaba, a partir de ahora ya toca empezar a correr, con entrenamientos mucho más específicos de ritmo de competición, trabajar en nuestras velocidades y en esos tiempos que luego registramos en la competición”.

De la misma forma, el palista español se ha referido a la reciente concentración en Portugal junto a su compañero Íñigo Peña y afirma que "ha sido una concentración muy dura, tres semanas de trabajo muy fuertes", pero confía en que serán "muy fructíferas también" y se muestra muy satisfecho con el trabajo hecho allí.

Respecto al aplazamiento de los Juegos Olímpicos debido a la pandemia por la covid-19 en 2020, Cubelos asegura que se lo tomó como "un tiempo de transición para seguir disfrutando" de sus carreras, "entrenando a tope y seguir mejorando algunos aspectos".

"Ha sido un año difícil para todos, lo peor ha sido afrontar las noticias que iban llegando negativas, pero aun así lo hemos afrontado bien y ya estamos prácticamente con la cabeza allí en Japón", enfatiza el deportista olímpico.

Además, sobre las dificultades que han afrontado durante este año de pandemia, Cubelos afirma que "ha sido un año ilusionante" y explica: "El pasado año nos mantuvimos con la cabeza fría, teníamos marcadas unas fechas en el calendario, y cuando pospusieron los JJOO agradecimos mucho que se nos dieran otras fechas”.

Por otro lado, en referencia a que los deportistas se someterán a test de covid de forma diaria y tendrán limitados los movimientos exclusivamente a alojamientos y lugares de entrenamiento y competición, el palista talaverano asegura que "genera incertidumbre, siempre hay algo de miedo a que pueda salir un test positivo", si bien recuerda que los olímpicos españoles están todos vacunados y subraya que se moverán "en un entorno muy seguro".

"Pese a ello habrá que extremar las precauciones, cumpliendo con todas medidas de seguridad sanitarias", recalca Cubelos.

Finalmente, respecto a la decisión del COI de no contar finamente con la presencia de público durante la celebración de las pruebas deportivas debido al aumento de casos de coronavirus que se está registrando en Japón, el talaverano explica que ya en este último año, los deportistas se han tenido "que ir adaptando a que los eventos deportivos sean a puerta cerrada o con la presencia de muy poco público".

“Es duro, porque unos Juegos Olímpicos se viven de manera diferente, son especiales, y es importante recibir ese calor humano, aunque sabíamos que era probable que sucediera”, finaliza. 

Comentarios