Un debutante, el regreso de dos clubes históricos y cinco favoritos al ascenso

LaLiga SmartBank, a la que regresa el Albacete Balompié, presenta una temporada muy igualada con un solo debutante en la categoría
Los jugadores y el técnico del Albacete Balompié este domingo en el Carlos Belmonte durante el encuentro amistoso disputado
photo_camera Los jugadores y el técnico del Albacete Balompié este domingo en el Carlos Belmonte durante el encuentro amistoso disputado

LaLiga SmartBank presenta una temporada muy igualada con un solo debutante en la categoría, el Andorra, el regreso de clubes históricos como Albacete y Racing de Santander, y con el favoritismo inicial para el ascenso de Alavés, Levante, Eibar, Leganés y Granada, los cinco equipos con mayor presupuesto.

Alavés, Levante y Eibar son los tres que la pasada campaña descendieron de LaLiga Santander. El fondo de compensación económico que les ofrece LaLiga, así como el disponer de plantillas de primer nivel, les hacen ser, a priori, los rivales más temibles y principales candidatos al ascenso.

De todos ellos el que menos bajas ha sufrido en su plantilla es el Levante, que, pese a la marcha de dos de sus grandes referentes en una delantera que marcó su historia, José Luis Morales y Roger Martí, sigue manteniendo gran parte del bloque de la pasada campaña. No puede decir lo mismo el Granada ni tampoco el Alavés, que han perdido a sus 'matadores', Luis Suárez y Joselu.

En esa terna de aspirantes al ascenso espera estar de nuevo el Eibar, que se quedó a un paso la pasada campaña de volver a Primera. El conjunto vasco se ha reforzado con jugadores que conocen bien la categoría como el central Chema Rodríguez y el centrocampista Álvaro Vadillo, que esperan dar ese salto de calidad a la plantilla armera.

El Leganés, con el impulso económico dado tras su compra por parte del grupo americano Blue Crow Sports y la nueva presidencia del mexicano Jeff Luhnow, espera volver a pelear por el ascenso tras dos temporadas para olvidar. Esa ilusión en los despachos no se ha traducido en ningún fichaje de relumbrón, aunque la afición espera que el nuevo bloque de Imanol Idiakez les dé alguna alegría.

Los dos equipos canarios, Tenerife y Las Palmas, que disputaron la promoción de ascenso el pasado curso, esperan volver a meterse en ese grupo de aspirantes al ascenso confiando de nuevo en la dirección de los dos técnicos que acabaron sentados en el banquillo la última temporada, Luis Miguel Ramis y Francisco Javier García Pimienta.

Otros dos equipos que también quieren ser protagonistas son los dos asturianos, Real Oviedo y Real Sporting de Gijón. Ambos afrontan la campaña con mucha ilusión por sus nuevos proyectos. El conjunto ovetense bajo los mandos de Jon Pérez Bolo, que llega avalado por el buen rendimiento dado las últimas campañas en la Ponferradina, y el gijonés por contar en su banquillo con Abelardo Fernández y el regreso, once años después a la que fue su casa, del lateral izquierdo José Ángel Valdés 'Cote'.

Ilusión es la que desprende el nuevo proyecto deportivo del Real Zaragoza y que se refleja en los 23.500 abonados que, de momento, poblarán las gradas de La Romareda, una cifra que supone la tercera mejor desde que hace una década el equipo descendió a Segunda. El refuerzo de Giuliano Simeone para el ataque supone una apuesta del conjunto maño en el nuevo proyecto que comandará Juan Carlos Carcedo.

Jugadores de oficio como el veterano Rubén Castro, que la pasada campaña anotó veinte goles con el Cartagena, son la apuesta del Málaga para este curso. El delantero canario de 41 años llega a La Rosaleda dispuesto a tirar del carro del equipo blanquiazul para, sobre todo, evitar los apuros de las últimas tres campañas.

Esa irregularidad de la pasada temporada es de la que quiere huir el Huesca, que se ha reforzado con jugadores de cierto renombre como el japonés Kento Hashimoto, que compartió vestuario en el Vissel Kobe con Andrés Iniesta, y el gambiano Abou Kanté, avalado por la buenas temporadas realizadas en el Fuenlabrada.

Una temporada más, y ya van once seguidas, el Lugo volverá a disfrutar de Segunda. El club gallego ha confiado en Hernán Pérez, técnico sin experiencia en la categoría, para liderar un proyecto que tiene como único objetivo la permanencia, igual que la Ponferradina, Cartagena, Burgos, Mirandés e Ibiza, otros cinco equipos que quieren seguir disfrutando del fútbol profesional.

La temporada será sin duda especial para el Andorra, que por primera vez competirá en Segunda. La hazaña del conjunto andorrano es de reseñar porque en diciembre de 2018, cuando lo compró el grupo Clayton junto con Kosmos, la empresa de Gerard Piqué, jugaba en Primera de Cataluña. Tres años y medio después, tras saltar cuatro categorías, celebra las mieles del éxito del fútbol profesional.

El Andorra compartirá categoría con dos históricos que celebran su vuelta a Segunda, el Albacete y el Racing de Santander. El objetivo de ambos es mantenerse y vivir una campaña sin sobresaltos para, a medio plazo, volver a aspirar a cotas mayores acordes a su historia.

Objetivo bien distinto es el que tiene el Villarreal B, cuya filosofía es formar jugadores que puedan surtir al primer equipo o hacer carrera en otros clubes dejando una buena cuantía económica en las arcas del club. De 2009 a 2012 ya supo lo que es competir en Segunda y ahora, diez años después, regresa a la categoría de la mano de Miguel Álvarez, técnico del equipo desde 2017. 

BAILE DE TÉCNICOS

Por otra parte, un año más LaLiga SmartBank ha vuelto a vivir en verano su habitual baile de técnicos, que esta temporada afecta a una decena de clubes que estrenan nuevos proyectos deportivos, de los cuáles dos, Javier Baraja en el Ibiza y Hernán Pérez en el Lugo, son debutantes en la categoría junto con Eder Sarabia, que dirigirá al recién ascendido Andorra.

Javier Baraja y Hernán Pérez, con amplía trayectoria como futbolistas, afrontan nuevos retos profesionales con un banquillo de Segunda por primera vez. Su objetivo, en ambos casos, mantener la categoría y tratar de no pasar apuros.

Junto a ellos ocho técnicos más inician nueva experiencia profesional en la categoría. Ese grupo lo forman Rubén Albés (Albacete), Imanol Idiakez (Leganés), Luis García Plaza (Alavés), Mehdi Nafti (Levante), Jon Pérez Bolo (Oviedo), Juan Carlos Carcedo (Zaragoza), José Ángel Ziganda (Huesca) y José Gomes (Ponferradina).

En el lado opuesto doce clubes han optado por mantener el bloque de la pasada campaña, en algunos casos con técnicos llegados casi al final del curso y que cumplieron objetivos, caso de Abelardo Fernández en el Sporting de Gijón, Aitor Karanka en el Granada o Pablo Guede en el Málaga.

Los otros entrenadores que siguen en los equipos que dirigieron la pasada campaña son Julián Calero (Burgos), Joseba Etxeberría (Mirandés), Luis Miguel Ramis (Tenerife), Luis Carrión (Cartagena), Gaizka Garitano (Eibar), Francisco Javier García Pimienta (Las Palmas) y Miguel Álvarez (Villarreal B), el más veterano de todos, que dirige desde 2017 al filial del conjunto castellonense.

Un caso distinto es el de Eder Sarabia. Debuta en la categoría como primer entrenador al frente del Andorra, club que también jugará en Segunda por primera vez en su historia. Sin embargo, como ayudante de Quique Setién, disfrutó de la experiencia en Primera con el Betis y el Barcelona.

De los veintidós técnicos de Segunda el que más partidos contabiliza en la categoría es Luis Miguel Ramis (165), seguido de Luis García Plaza (145) y José Ángel Ziganda (140).

Los únicos que han celebrado un ascenso a Primera como entrenadores de Segunda son Abelardo (Sporting de Gijón 2015), Luis García Plaza (Levante 2010 y Mallorca 2021) y Gaizka Garitano (Eibar 2014).

Comentarios