El Albacete Balompié arrolla al Sanluqueño en su camino hacia el ascenso (4-0)

El Albacete Balompié recupera el liderato con una de sus mejores actuaciones del curso
El Albacete Balompié arrolla al Sanluqueño en su camino hacia el ascenso (4-0)
photo_camera El Albacete Balompié arrolla al Sanluqueño en su camino hacia el ascenso (4-0)

Albacete arrancó la semana nevada y la terminó con sol y mucha, mucha luz. La que le dio un equipo que se rehizo para hacer uno de los mejores encuentros del curso y recuperar el liderato.

El Albacete Balompié se impuso 4-0 al Atlético Sanluqueño con un doblete de Manu Fuster más tantos de Fran Álvarez y Kike Márquez en dos fogonazos brillantes al principio de las mitades, convence y cierra una jornada más en lo más alto de la clasificación.

El Albacete Balompié es un rodillo en casa. En Domingo de Ramos los feligreses acudieron al templo Belmonte para recibir entre palmas y vítores a un equipo que hace, de su feudo, un territorio inconquistable.

Un apisonadora de jugadores que, cuando todavía sus creyentes parroquianos marchaban prestos a presenciar la homilía de hoy, ya habían sido bendecidos con el primer milagro de la tarde. Aunque de milagro tiene poco. Porque Manu Fuster nos tiene acostumbrados a esto y mucho más. Tras un genial detalle de calidad de Fran Álvarez que volvía a la titularidad por la puerta grande para dejar que Manu Fuster rematara con el broche final, dorado como su fútbol, en forma de disparo cruzado y en la frontal del área, un esférico que abriría el marcador.

Sin tiempo para regocijo, Manu levantó de nuevo a los albacetistas de sus asientos. Esta vez, tras una combinación rauda y veloz que finalizaba de primeras con la elegancia y eficacia que caracteriza al mago albacetista. Todo esto, en tan solo 5 minutos. Locura total en un Belmonte entregado.

Entre tanto ocurrían pequeños imprevistos. Los tímidos intentos escasos de un Atlético Sanluqueño sin éxito debido a la solidez defensiva manchega, así como el cambio obligado por molestias de un Boyomo al que sustituyó Emmanuel.

Este arranque eléctrico, gracias a la buena actuación coral y a las genialidades de Manu Fuster permitían al Alba irse tranquilo a un merecido descanso. 

Reanudación con la segunda parte pero misma historia que en la primera. Una vuelta en tromba al partido bien valieron otros dos goles más, que se dice pronto. El tercero, obra de Fran Álvarez tras acabar una buena internada por banda y posterior pase de Rubén Martínez. Regresa y de qué manera nuestro ‘8’.

Escasos compases después, en el 55’, el Alba dejaba visto para sentencia el partido con el gol de Kike Márquez, de una categoría propia como la que atesora. Recoge en la frontal, se perfila y teledirige al segundo palo para sumar su sexto gol en 12 partidos. Casi nada.

Todavía habría tiempo para que Fran Álvarez mandara al poste un chut lejano y colocado, en su afán por conseguir su doblete particular y la media decena.

Con ello, el Albacete finiquitaba un partido que mereció de principio a fin, dominándolo de cabo a rabo. Esta victoria refuerza al equipo como líder, en una lucha por el ascenso de la que ya quedan 7 partidos, 3 en el Carlos Belmonte.

Comentarios