De la Barrera reconoce que había "muchas ganas de enfrentarnos" al Andorra

Rubén de la Barrera: "Si nosotros estamos bien, a mi no me preocupa nada más”
El entrenador del Albacete Balompié, Rubén De la Barrera, en una imagen de archivo durante un entrenamiento
photo_camera De la Barrera reconoce que había "muchas ganas de enfrentarnos" al Andorra

El partido contra el Andorra se afronta como un partido liguero más pero dada la clasificación y el premio que se juega, ambos equipos se presentan como partes iguales ante una final. “El equipo está con muchísima ilusión de poder afrontar este partido tan importante para los dos equipos. Tenemos ganas de jugar pero antes hubo que jugar partidos y después del Andorra todavía restaran tres más. Estoy convencido de que a pesar de ser este partido muy importante no va a ser más importante que los que vienen. Teníamos ganas de que llegara esta fecha y ofrecer una versión acorde de lo que somos nosotros, lo que hacemos en casa y trasladarlo a lo mejor de los escenarios a día de hoy, un partido de poder a poder ante ellos. El Andorra es un rival muy convencido de lo que hace, muy similar a nosotros en cuanto a planteamiento, genera unas primeras ventajas claras y que se toman el suficiente tiempo de forma muy armónica. Esto les permite hacernos parecer que los partidos que juegan ellos son muy similares” confirmó Rubén de la Barrera. 

Estamos ante un Albacete que se coloca como el equipo menos goleado de la categoría y, además, el que menos derrotas cosecha. “Se están diciendo muchas cosas pero hay algo que está claro, de entrada, cuando resta todavía un mes de competición en este grupo, el Albacete puede decir que es equipo matemáticamente de playoffs, eso no es sencillo. Desde luego, no me cambio por nadie y entiendo que la gente tampoco debería hacerlo. Somos el equipo que menos pierde de la categoría, el que menos encaja y somos un equipo que, es cierto, fuera de casa estamos alejados de como nos estamos comportando en casa. Tenemos un perfil de jugadores y plantilla muy determinado, mucha variabilidad, somos fiables y nos cuesta perder”. 

Ante el partido considerado como uno de los más importantes del año, por la situación que engloba, la plantilla se ve con ganas de jugar y luchar por el objetivo final. “No hay ansiedad, es tensión competitiva fruto del partido. No era el señalado pero si uno de los que más se tenía en mente. Eramos conscientes de que era probable que llegásemos a este partido en la situación en la que estamos”. Además, añadió “tenemos que trasladar esa tensión hacia lo positivo de la misma. Esa alerta que tienes pasa a empujarte a dar tu mejor versión. Estoy convencido de que si ofrecemos nuestra mejor versión estamos en disposición de ganarle a todo el mundo, en casa y fuera. Estamos obligados a jugar con cabeza pero respetar lo que somos, para eso tenemos que ser atrevidos y valientes” apuntó el mister. 

El Albacete sigue su camino hacia la recompensa final y sigue siendo únicamente dependiente de su trabajo. “Seguimos dependiendo de nosotros mismos, un empate obliga a que sigamos dependiendo de nuestro rendimiento con todo a favor y una derrota lo dificultaría pero no lo haría imposible. Todo lo que estamos haciendo está permitiendo al equipo estar donde estamos hoy”. 

El partido atrae todas las miradas por la importancia que tiene al enfrentar a los dos equipos lideres de la categoría y por las jornadas que restan para el final de liga. “Tenemos que competir en base a cómo lo venimos haciendo en casa. No podemos tener dudas con balón, quemándonos con la pelota… estas son señales que nos van a dificultar claramente el ganar. Cuando nosotros hacemos lo que tenemos que hacer el equipo compite y estamos en el primer lugar. Si nosotros estamos bien, a mi no me preocupa nada más”. 

Queda un mes de competición y el Albacete es líder de grupo, un mes en el que se juegan cuatro finales decisivas a la hora de conseguir el objetivo por el que se está luchando desde el inicio de temporada. “En la vida acumulas más momentos regulares que buenos. Cuando tienes buenas sensaciones y dependes de ti mismo no hay nada que te tenga que cohibir o minimizar, al contrario, no sabemos si este equipo va a volver a vivir algo así, y tampoco si lo viviremos todos juntos, hay que aprovecharlo. Lo tenemos ahí y no se nos puede escapar. Para esto, tenemos que ser nosotros mismos. Tenemos la oportunidad de demostrar lo que es el Albacete y cada uno de lo jugadores atesoran” finalizó. 

Comentarios