Martes 13.11.2018

El Conquense aplaza el encuentro ante el Linares por culpa de la nieve

Al final, el partido que debía disputar el Conquense ante el Linares no se ha podido jugar este miércoles por culpa de la nieve. Era una tarea imposible desalojar los cerca de 80.000 m3 depositados en el césped de La Fuensanta

El Conquense aplaza el encuentro de la Copa Federación ante el Linares por culpa de la nieve
El Conquense aplaza el encuentro de la Copa Federación ante el Linares por culpa de la nieve

Al final, el partido que debía disputar el Conquense ante el Linares no se ha podido jugar este miércoles por culpa de la nieve. Desde primera hora el Club sabía que era una tarea imposible desalojar los cerca de 80.000 metros cúbicos depositados en el césped de La Fuensanta por falta de material técnico y humano a pesar de ser consciente del problema que para el Linares Deportivo suponía el aplazamiento.

La Fuensanta es una instalación municipal y el Ayuntamiento de Cuenca se encontraba implicado, con más de 100 personas, en habilitar las calles de Cuenca, tras una nevada que hacía más de 25 años no se producía con tanta intensidad. Con escasos recursos humanos sin medios técnicos especiales para un campo de fútbol, nada que ver con los aplicados a las carreteras, el Club se ha visto impotente ante tal cuantiosa nevada. Era imposible dejar accesible el terreno de juego a la hora del partido, no sólo por la nieve acumulada, también por el hielo debajo de la misma. El infortunio se había cebado con ambos clubes.

En las redes sociales de Linares, informa la Balompédica en su web, se les ha acusado de todo, de no querer hacer nada, de provocar el aplazamiento. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que para combatir una nevada tan intensa, acompañada del frío, afirman se necesitaba ingente colaboración humana y medios técnicos para quitar el hielo. Demasiado para un humilde equipo, al igual que el Linares Deportivo, como es la Balompédica. Por todo ello, el club asegura no entender las críticas de los aficionados de ese club hacia el nuestro.

Es cierto que la Balompédica vive momentos de urgencia en la liga, que la Copa Federación es un compromiso difícil, más ante un rival tan cualificado, "pero eso no es motivo para críticas absurdas y descalificantes con un club, como el nuestro, fundado en 1946 y que se siente amigo de todos los numeroso equipos con los que se ha enfrentado en su amplia historia deportiva por toda la geografía nacional, desde el Norte hasta el Sur, desde el Este hasta el Oeste. Nadie podrá decir que la Unión Balompédica Conquense le ha menospreciado". El propio entrenador balompédico, Antonio Cazalilla, comentaba cuando se conocía el aplazamiento del partido que "era un hándicap para la preparación del equipo, lo ideal sería haber jugado, pero hay que aceptar estas circunstancias del tiempo que se nos escapan de las manos".

El árbitro decide el aplazamiento

A las 14.00 horas, ambos conjuntos se personaron en La Fuensanta y poco después el colegiado Fernández Vera decidió que, conforme estaba el terreno de juego, era imposible jugar. No es que la nieve cubriera el césped, así se han disputado recientemente partidos, es que su espesor estaba en 10 centímetros de altura.

Desde la Unión Balompédica Conquense han lamentado todo el perjuicio que este aplazamiento le ha podido causar al Deportivo Linares, pero afirman que el Club se ha encontrado impotente de recursos ante un fenómeno meteorológico adverso de proporciones tan inesperadas como sorprendentes. Hacía más de 25 años que no ocurría en Cuenca y ha tenido que ser en esta pasada madrugada.

Desde la Unión Balompédica Conquense se han querido también solidarizar con el Linares Deportivo por el trastorno que le ha supuesto este aplazamiento, así como con sus fieles aficionados que, ha pesar de la distancia y de las condiciones climatológicas, habían dispuesto su desplazamiento a la ciudad. Era la primera vez que ambos clubes se enfrentaban y lamentan que por hechos ajenos al Club, no se haya podido producir.

Más información en vídeos 
Comentarios