miércoles 8/12/21

Cataluña campeona de España de selecciones de Fútbol-8, y CLM ocupa el tercer lugar

La selección de CLM ha tenido en su poder la clasificación durante la mayor parte del partido, pero un gol murciano a falta de cinco minutos, para hacer tablas, y la suerte de los penaltis, han evitado a CLM presentarse en la gran final

Cataluña campeona de España de selecciones de Fútbol-8, y CLM ocupa el tercer lugar
Cataluña campeona de España de selecciones de Fútbol-8, y CLM ocupa el tercer lugar

Qué delgada es la línea que separa la exaltación de la desolación. Castilla-La Macha ha tenido en su poder la clasificación durante la mayor parte del partido, pero un gol murciano a falta de cinco minutos, para hacer tablas, y la suerte de los penaltis, han evitado a Castilla La Mancha presentarse en la gran final.

Los pupilos de David Martín llegaban a las semifinales con la lección bien aprendida, después de haber recibido goles en los primeros minutos de los partidos anteriores, así que la intensidad y la concentración se convirtieron en la obsesión de los futbolistas para impedir ese hándicap. Y sobre ese cimiento empezó a construirse el juego castellano manchego. La envergadura murciana constituía otro obstáculo importante y uno de los jugadores que más lo acusaron fue Jesús, el habilidoso extremo que veía cómo una y otra vez su rival le impedía avanzar gracias a su enorme zancada. Pero Castilla La Mancha tiene suficientes alternativas atacantes y ahí entró en protagonismo Juancho, quien desbordó continuamente por banda izquierda. La seriedad de la zaga, con Bruno y Quique como grandes baluartes, la movilidad de Jaime, como eje por donde se construye el juego, las apariciones de David y Juan Carlos, la capacidad para jugar de espaldas de Hugo y Marcos, la sobriedad de los dos porteros, Alejandro y Marcos Manzanares, el gran futuro de Mata, la fortaleza del Alex y la velocidad de Feter junto a la habilidad de Jesús y Juancho. Todas estas cualidades, unidas a las sinergias que los futbolistas han sido capaces de proyectar en el campo, han forjado un gran equipo para llegar a las semifinales habiendo perdido un solo partido, ante Madrid.

Como decía, Castilla La Mancha le había cogido el ritmo al partido y a diferencia de los partidos anteriores, a poco de empezar, Jesús recoge un balón en profundidad, conduce a toda velocidad y define con la tranquilidad de un profesional para hacer el uno a cero. Con el gol Castilla La Mancha cedió el balón y algunos metros a Murcia, que se veía inoperante gracias al gran trabajo defensivo de todo el equipo. Con este resultado y con el ánimo en toda su efervescencia terminó la primera mitad.

Con las pilas cargadas y renovadas fuerzaas el segundo tiempo discurría por los mismos derroteros, con Murcia volcada en pos del empate y Castilla La Mancha defendiendo con seguridad su ventaja e intentando aprovechar los espacios para asestar el golpe definitivo. Y parecía que el resultado ya no se iba a mover cuando en una jugada desgraciada empataba Murcia. La acción parecía no tener peligro pero el delantero murciano disparó desde la línea de fondo, sin ángulo alguno, con la mala suerte que el balón golpea en el poste y es repelido hacia el punto de penalti, precisamente a los pies de otro jugador murciano, que solamente tuvo que empujar el balón al fondo de las mallas. Mala suerte. Afloró entonces la casta del equipo. Solo faltaban cinco minutos para el final pero había que intentarlo. Y hasta dos ocasiones inmejorables consiguieron fabricar: en una de ellas Juancho gambetea por banda izquierda para cambiar al otro lado donde aparece Jesús que controla, se cambia el balón a su pierna buena y dispara demasiado cruzado. La otra ocasión malograda llegó en el último minuto, cuando un pase al área es rematado impecablemente por Bruno pero que se escapa pegado a la base del poste. Ya no hubo tiempo para más y se llegaba a la incertidumbre de los penaltis. En esta faceta, la suerte favorable de ayer le fue esquiva hoy a Castilla La Mancha. Empezó tirando Jaime, con un lanzamiento buscando la escuadra, pero tanto quiso ajustar que el balón se fue lamiendo el poste. Lástima. En la portería le tocaba hoy defender el resultado a Alex, que era engañado en el primer lanzamiento murciano. Juan Carlos fue el siguiente en lanzar, raso y al poste interior. Imparable. En el segundo de Murcia Alex era nuevamente engañado. Bruno cogió la responsabilidad del último penalti, y no le pesó. Marcó y le metió presión al último jugador murciano. Pero una vez más, Alex se lanzó al lado contrario. Castilla La Mancha caía eliminada y los jugadores se derrumbaron en un mar de lágrimas, sabedores de lo cerca que habían tenido la final. Pero así es el fútbol.

En la otra semifinal Cataluña se deshacía de Madrid por la mínima (1-0) y luego, en la final, Cataluña se imponía claramente a Murcia por 4-0 y se proclamaba Campeona de España.

Comentarios