miércoles 23.10.2019

Bahamontes, sobre el homenaje: 'Ya ha llegado tras aguantar la escapada'

Bahamontes, sobre homenaje: 'Ya ha llegado tras aguantar la escapada' - EFE/Ismael Herrero
Bahamontes, sobre homenaje: 'Ya ha llegado tras aguantar la escapada' - EFE/Ismael Herrero

Federico Martín Bahamontes, que el domingo recibirá un gran homenaje en Toledo, con la inauguración de una escultura que, realizada por Javier Molina, será a tamaño real, de 1,90 metros, es tajante: "Ya ha llegado, como dice el otro; ha estado aguantando la escapada, a ver si llega, y lo ha conseguido".

Bahamontes (1928, Val de Santo Domingo, Toledo) reconoce en una entrevista concedida a Efe que "yo la quería ver en vida" la estatua en su honor "antes de irme al otro mundo" porque le parece, sin tapujos, que los homenajes tienen que hacerse "en vida".

"Averiado", por un reciente accidente de coche que le ha supuesto "tener las rodillas hechas polvo, apenas si puedo bajar escaleras, porque para arriba todavía me defiendo", el primer ganador español del Tour de Francia (1959) valora, especialmente, el lugar donde se ubicará la estatua, el Paseo del Miradero, de la que la separan apenas un centenar de metros de la Plaza de Zocodover.

"El sitio es ideal, fenomenal" destaca "porque la tienes que ver (la escultura) sin querer, subiendo y bajando" la Cuesta de las Armas, la que une la Puerta de Bisagra, de entrada a la ciudad, a la plaza donde se entra en pleno Casco Histórico de la Ciudad Imperial.

'Fede' reconoce que su familia está deseosa de ver la estatua y de "ver la sorpresa que supone la figura" porque no tiene reparo en subrayar las muchas veces que ha ido hasta Valencia, al taller del escultor Javier Molina pues "hay que estar sobre las cosas", precisa, para que la efigie le muestre a imagen y semejanza, en su posición clásica: escalando en una posición de máximo esfuerzo.

Reconoce que "no tengo previsto ningún discurso" para la ocasión: "Yo que sé si me voy a caer de la bicicleta" lanza en su lenguaje tan irónico como de viejo sabio. "El mensaje será como siempre. No tengo previsto 'na' y lo mismo salgo por los cerros de Úbeda', lanza otra de sus frases de hombre que "no ha estudiado, pero siempre dentro de mi terreno", la jerga ciclista y recuerdos mezclados por sus infinitas experiencias y una memoria prodigiosa.

Precisamente, por esa innata sabiduría ciclista, valora el poder contar en la cita con la mayor parte del resto de ganadores vivos españoles del Tour -Miguel Indurain, Perico Delgado, Óscar Pereiro o Carlos Sastre-, porque faltara Alberto Contador, por compromisos profesionales, y toda vez que de los extranjeros de su generación "todos los que ganaron están ya muertos".

A cuatro días del homenaje, Bahamontes no le duelen prendas en "agradecer todo lo que ha hecho Toledo, también Castilla-La Mancha, pero en suma España entera" y en especial sus personas más cercanas, su familia: "Está deseando que llegue el día para verlo", asume.

Pero también la respuesta popular y, en este sentido, desliza que "por comentarios que me llegan y sondeos en la calle, creo que estará mucha gente" en su homenaje que justifica, primero, por coincidir con el Día de la Madre y también, sin rubor porque "los toledanos llevan años y años esperando esta estatua" y rememora, aquí, que "cuando se anunció ya vino uno con una estatua hecha".

El homenaje comenzará a las 11:30 horas con la salida en un coche descapotable desde el Paseo de la Vega hasta el Miradero, acompañado de ciclistas -reeditando su entrada triunfal en la Ciudad Imperial cuando ganó el Tour-, y no descarta que "quieran darme alguna sorpresa" para la que, en todo caso confía "estar preparado".

Más información en vídeos 
Comentarios