El Albacete presenta a sus tres últimos fichajes: Héctor, Nili y Roman Zozulia

El director deportivo reconoce "preocupación" por la situación del equipo tras las primeras jornadas ligueras

El Albacete Balompié presenta a sus tres últimos fichajes: Héctor, Nili y Roman Zozulia

El Albacete ha presentado a sus tres últimos fichajes, los delanteros Héctor Hernández y Roman Zozulia, y el lateral Nili Perdomo, que se comprometieron con el cuadro blanco en la recta final del mercado estival.

Héctor, que ya militó en el club albaceteño la temporada pasada, en la que logró 20 tantos, ha declarado sentirse "encantado de volver a defender este escudo" y sobre su posición ideal en el campo se ha mostrado dispuesto a jugar en cualquier puesto ya que "el año pasado jugué de extremo y me adapto a las necesidades del equipo".

Su paisano canario Nili, que procede del filial del Barcelona, ha reconocido que la presencia del director Deportivo, Nico Rodríguez, ha influido en la decisión de fichar por un cuadro albaceteño del que, ha asegurado, "mejorará porque nos estamos todavía conociendo y cuando pase el tiempo todo saldrá de otra manera".

Además, ha subrayado que la apuesta por el Albacete viene motivada también porque "quiero reivindicarme en la categoría para volver algún día a Primera división".

El tercer fichaje, Roman Zozulia, ha necesitado la ayuda de un traductor para expresar su "agradecimiento al vestuario, club y aficionados del Albacete por la bienvenida que me han mostrado" y también se ha acordado de sus compañeros y miembros del Betis "por el trato que siempre me ofrecieron".

Zozulia no ha querido pronunciarse sobre su presunta relación con grupos paramilitares y de extrema derecha de su país, Ucrania, con los que le relacionó una gran parte de la masa social del Rayo Vallecano la temporada pasada y que, finalmente, impidió su cesión al cuadro madrileño por parte del Real Betis.

El ariete ucraniano, con evidentes gestos de molestia por la pregunta, ha añadido: "Quiero olvidarlo y no recordar esos momentos" y preguntado por qué no aceptó otras ofertas ha expresado su gusto por nuestro país y por "querer demostrar en España que soy capaz de jugar aquí a buen nivel", ha concluido.

"PREOCUPACIÓN" POR LA SITUACIÓN DEL EQUIPO

Por otra parte, el director deportivo ha reconocido "preocupación" por la situación clasificatoria del equipo, que ha sumado un punto de doce posibles en el inicio de la temporada en Segunda división.

"Estamos preocupados, por supuesto, pero sabemos que vamos a crecer", ha declarado en la rueda de prensa de presentación de los tres últimos fichajes del cuadro blanco.

Rodríguez ha admitido también que el fichar a jugadores tan tarde "nos ha penalizado y era un peaje que sabíamos que íbamos a pagar" por lo que ha pedido paciencia para una plantilla que "necesita tiempo para acoplarse y mejorar".

En todo caso, sí se ha mostrado "contento" con la confección de la plantilla porque "hemos configurado una grupo de 25 futbolistas con perfiles diferentes, compensada y con jugadores de calidad y nivel internacional".

Preguntado por los gritos de la afición, que ayer pidió al entrenador que se marchara, tras la derrota en casa ante el Lugo (0-1), ha recalcado que "el míster ya declaró ayer que está concentrado en trabajar para mejorar, ha confeccionado la plantilla y confiamos en él para progresar".

No obstante, ha dicho comprender "el malestar del aficionado", aunque ha detallado que la Secretaría Técnica no se plantea ningún ultimátum a la figura del entrenador y que sólo están centrados "en que el equipo gane en Tarragona".

Por último, ha vuelto a recalcar que el equipo necesita "esperar a que jugadores que han llegado sin competir o que se han lesionado mejoren de sus dolencias o cojan el ritmo competitivo".

Comentarios