El BM Guadalajara se impuso al Angel Ximénez Puente Genil por 31-26

Cuando pasaban cinco minutos de la segunda mitad, Demovic fue expulsado con roja directa por una dura entrada a Kike Plaza. Hasta entonces Puente Genil mandaba en el electrónico, pero esta acción sirvió para despertar al BM Guadalajara

16-25. Guadalajara ganó con claridad a Go Fit que le tuteó primera parte. Imagen de archivo
photo_camera El BM Guadalajara se impuso al Angel Ximénez Puente Genil en la segunda mitad

El BM Guadalajara se impuso al Angel Ximénez Puente Genil por 31-26, en un buen partido de los andaluces, en el que influyeron de forma determinante las expulsiones con roja directa de Demovic y Linares, ambas en el segundo período.

No fue hasta ese momento del choque cuando los hombres de Mateo Garralda, hoy muy espesos en ataque, lograron despegarse en el marcador.

El inicio del encuentro fue muy errático por ambas partes. Las férreas defensas seis-cero no concedían lanzamientos claros a los atacantes. Hasta que Víctor Vigo, por los morados, y Nacho Moya, en el cuadro andaluz, decidieron soltar el brazo, monopolizando la parcela anotadora de sus respectivos equipos.

El Guadalajara tomó una ventaja máxima de tres goles (5-2), rápidamente neutralizada por los cordobeses. Después, la igualdad reinó en la pista.

Se aproximaba el descanso y Garralda paró el crono, contrariado con las numerosas pérdidas de balón y la incapacidad de los suyos de anotar. Con tablas en el luminoso, gozaron los locales de superioridad en los dos últimos minutos, pero se marcharon al vestuario perdiendo (12-13).

Cuando se llevaban transcurridos cinco minutos de la segunda mitad, Demovic fue expulsado con roja directa por una dura entrada a Kike Plaza. Hasta entonces Puente Genil mandaba en el electrónico, pero esta acción sirvió para despertar al BM Guadalajara, hasta entonces incapaz de reaccionar frente al magnífico planteamiento de partido de Antonio Ortiz.

Fue mediado este período cuando los morados empezaron a doblegar a los ponteños, que lo estaban dando. El acierto anotador, más las paradas de Diego Moyano, hicieron que los locales se marcharan en el marcador, con ventajas en torno a los cinco tantos.

Y llegó la segunda descalificante para Puente Genil, esta vez para Juan de Dios Linares. Con los andaluces desquiciados y los alcarreños volcados en ataque, la suerte estaba echada. El último tramo del choque sólo sirvió para conceder minutos a los jugadores menos habituales.

Comentarios