Miércoles. 22.11.2017
El tiempo

El único archivo público mundial de la nobleza alcanza su mayoría de edad

El único archivo público mundial de la nobleza alcanza su mayoría de edad

El único archivo público del mundo que recoge, conserva y pone a disposición del público archivos nobiliarios, con una valiosa información desde el siglo XII, llega a su mayoría de edad con su transformación en Archivo Histórico de la Nobleza, con sede en Toledo y una documentación "espectacular".

Arancha Lafuente dirige, desde que se puso en marcha en el año 1993, la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, que este mes de septiembre se ha convertido, por Real Decreto, en Archivo Histórico Nacional de la Nobleza.

Lafuente habla con pasión en una entrevista con Efe: "es un orgullo trabajar aquí. Creo que es de los archivos más interesantes y con una documentación más espectacular. Yo, que soy historiadora, soy una auténtica fan de mi propio archivo".

La creación del Archivo no supone gasto público y era una decisión prevista desde 2011, cuando se aprobó un Real Decreto que estableció el sistema español de archivos y en su disposición adicional tercera preveía transformar la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional en un archivo independiente.

Por motivos de "contención del gasto público" la creación del Archivo se ha paralizado hasta ahora, ha explicado su directora, aunque en realidad la nueva entidad no conlleva gasto.

Hace casi 25 años que se puso en marcha, en el Hospital Tavera de Toledo, la Sección Nobleza y aunque técnicamente dependía del Histórico Nacional funcionaba de forma bastante independiente, pero no tenía entidad jurídica propia.

"Lo que hace este Real Decreto es reconocer una situación de derecho que ya existe de hecho. Digamos que es una mayoría de edad, que después de estos años se le ha dado categoría de Archivo Nacional", ha resumido la directora.

Desde 1993 trabajan recogiendo, conservando y poniendo a disposición de investigadores y todos los ciudadanos documentación nobiliaria que ha estado guardada durante siglos en casas particulares con un acceso "imposible" en muchos casos.

Un ejemplo de la "valiosísima" información que alberga el Archivo lo aporta uno de los últimos que ha ingresado, en julio de 2016: el archivo de los marqueses de Santa Cruz, que incluye la familia Bazán y todas las ramas que se han enlazado mediante matrimonios, como los duques de San Carlos, los marqueses de Arcicóllar, los duques de Santo Mauro o los marqueses de la Torrecilla.

Estas familias, ligadas en algún momento a los marqueses de Santa Cruz, han sido propietarias de señoríos, cuya información también ha llegado al Archivo, en particular de Valdepeñas, Viso del Marqués o Santa Cruz de Mudela (en la provincia de Ciudad).

También figura don Álvaro de Bazán, héroe de la batalla de Lepanto en la que participó Cervantes. Y los duques de San Carlos, que tenían bajo su control todos los barcos correos a América.

"Toda esa documentación de los barcos correo también ha entrado en el Archivo con la documentación de la familia. Porque no solo son documentos familiares sino documentos de los cargos que ejercieron, correspondencia semioficial o semipersonal, informes, planos.... es interesantísimo y son archivos inéditos", ha subrayado la directora.

Han tardado un año en identificar el fondo de los marqueses de Santa Cruz: 1.300 cajas y unos 600 libros desde 1490 hasta 2008.

El objetivo de Lafuente es exponer al público el archivo "espectacular" de los Santa Cruz. Con emoción, afirma: "cuando ves cartas escritas de puño y letra, escritas por ellos, se te pone el pelo de punta".

Otro archivo nobiliario que recibirán pronto será el de los duques de Arión y marqués de Malpica, según ha avanzado la directora, quien ha subrayado que hay que tener en cuenta que en la historia de España la nobleza ha formado parte del poder desde el siglo XII y conserva en sus archivos información importante de España y de todos los territorios que le pertenecían.

En conjunto, el Archivo Histórico de la Nobleza conserva en Toledo más de dos mil fondos familiares diferentes que incorporan, a su vez, valiosa información de América, Flandes, Italia o Filipinas además de España.

Arancha Lafuente también ha incidido en que el Archivo tiene su sede en Castilla-La Mancha (Toledo) con lo que uno los órganos rectores que se creará será un Real Patronato, que contará con representantes del Ayuntamiento de Toledo, el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Universidad de Castilla-La Mancha, entre otros, como miembros natos.

Este nuevo Archivo se une a los otros archivos nacionales con sedes en distintas comunidades autónomas: Simancas y Chancillería en Valladolid, el de la Corona de Aragón en Barcelona, el Archivo de Indias en Sevilla, el de la Memoria Histórica en Salamanca y el Archivo Histórico Nacional en Madrid, además de Nobleza en Toledo.

En el caso de Toledo, además, se da la circunstancia singular de que la ciudad acoge también dos museos estatales dependientes del Ministerio de Cultura, el Museo del Greco y el Sefardí, y un tercero que depende de Defensa, el Museo del Ejército.

Más información en vídeos 
Comentarios