martes 19/1/21

Satisfacción tras una 55ª Semana de Música Religiosa que ha batido récord de público

La directora de la Semana de Música Religiosa (SMR) de la ciudad de Cuenca, Pilar Tomás, ha mostrado su satisfacción por haberse batido el récord de asistencia a la recién finalizada 55ª edición, con más de 5.300 espectadores, ha explicado a Efe

Pilar Tomás, directora de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, que termina en esta 55 edición su etapa al frente de este festival - EFE/Santiago Torralba
Pilar Tomás, directora de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, que termina en esta 55 edición su etapa al frente de este festival - EFE/Santiago Torralba

La directora de la Semana de Música Religiosa (SMR) de Cuenca, Pilar Tomás, ha mostrado su satisfacción por haberse batido el récord de asistencia a la recién finalizada 55ª edición, con más de 5.300 espectadores.

En declaraciones a Efe, Tomás ha destacado que el récord supone "una acogida del público estupenda y la mayor satisfacción que puedes tener cuando programas algo con cariño". Esa respuesta es un reconocimiento a un trabajo "de muchos años", ha dicho.

Ha resaltado que entre los 16 conciertos programados los ha habido "inmejorables, otros muy buenos y otros buenos", y ha reconocido que "escuchar 15 minutos de aplausos tras la 'Misa en Si Menor' de Bach es conmovedor, no es lo único".

La directora ha calificado, además, de "excelente" el concierto de Wolfgham Rihm, "pese a que la música contemporánea tenga menos asistencia", o el concierto realizado en el reabierto Espacio Torner.

Tomás, que empezó a dirigir la faceta artística de la Semana en 2006 tras la marcha de Antonio del Moral, ostenta desde hace cinco años la dirección artística y la gerencia de la Semana de Música Religiosa.

Sobre el vencimiento de su contrato este año, ha manifestado que "es una pelota que está en manos del Patronato" de la Semana porque "a día de hoy no se me ha comunicado el fin ni tampoco la continuidad del contrato e imagino que en abril se reunirá el Patronato y decidirá qué hacer".

Precisamente por esto, con respecto a la próxima edición de 2017, Tomás ha reconocido que había empezado a hacer algunas gestiones, pero las ha cancelado porque "no me parecía justo dejar a nadie las ideas e imposiciones de otros", ya que ha considerado que "esto hay que hacerlo con el máximo cariño y la máxima libertad posible".

Tomás también ha recordado que entró a ocuparse de la dirección artística de la Semana "en un momento de esplendor económico en que todo era mucho más fácil, pero luego llegó lo que llegó" y, por eso, ha concretado que estos últimos años han sido "muy, muy duros" y de un trabajo "muy difícil".

Sin embargo, ha mostrado su satisfacción por haber conseguido "hacer carteles muy dignos con la mitad del presupuesto, con grandes nombres, quizá no tanto como en otros momentos, pero la fantasía nos ha servido".

Por ello, Tomás ha confiado en que tras la 55ª Semana, con este gran éxito de público, se pueda "conseguir que esto se mantenga y siga así en los próximos años".

Comentarios