sábado 21.09.2019

Sabina canta el tema central de "Tiempo después" de José Luis Cuerda

Sabina canta el tema central de "Tiempo después" de José Luis Cuerda
Sabina canta el tema central de "Tiempo después" de José Luis Cuerda

Joaquín Sabina ha publicado hoy un vídeo en el que canta el tema central de la nueva película de José Luis Cuerda "Tiempo después", el primer material de estudio que presenta el cantante y compositor desde "Lo niego todo", el álbum de 2017 producido por Leiva y en el que colabora el poeta Benjamín Prado.

La canción, de aire circense, se monta sobre un vídeoclip en el que Sabina canta en el estudio mientras se fuma un cigarro y su imagen, en blanco y negro, aparece salpicada entre momentos estelares de la película, que se estrenará en los cines españoles el próximo viernes 28 de diciembre.

"Tiempo después de amanecer, la cosa está más negra que antes de ayer", reza el estribillo de la canción, en un claro guiño a la predecesora de la cinta, la mítica "Amanece que no es poco", también de Cuerda, que cumple los treinta años de su estreno con total vigencia.

La canción de Sabina encaja en este film que recupera la esencia del realizador de "Total" (1983) y "Así en el cielo como en la tierra" (1995), trilogía surrealista que el director completó con "Amanece que no es poco" y ahora remata con esta "prima hermana" de aquellas, según él mismo califica a "Tiempo después".

Muchos actores españoles de prestigio han querido participar en esta cinta, siquiera con un pequeño papel, como Antonio de la Torre, Secun de la Rosa, Manolo Solo, Nerea Camacho, Eva Hache, Raúl Cimas, Joaquín Reyes o Andreu Buenafuente.

Y "casi" protagonistas -porque, al más puro estilo Cuerda, la cinta es muy coral,- aparecen Blanca Suárez, Roberto Álamo, Carlos Areces, Arturo Valls, Berto Romero, Daniel Pérez Prada, César Sarachu y Miguel Herrán, entre otros, y enlazando con la generación de "Amanece", dos repetidores: Gabino Diego y Miguel Rellán.

Cuerda, también autor del guion de la película, regresa con esta cinta a sus mundos surrealistas de hambre y filosofía, con grandes dosis de humor absurdo, para recrear una España no muy diferente a la actual, pero que ocurre en 9177, "mil años arriba o mil años abajo".

"Cualquiera puede imaginarse cómo serán las cosas a esas alturas y si habrá gorriones y tortillas de patatas, o no. Yo elegí el Todo. El Todo es ubérrimo", explica el manchego sobre "Tiempo después". 

Más información en vídeos 
Comentarios