lunes 6/12/21

La cantautora albaceteña María de los Ángeles Rozalén (Letur, Albacete, 1986) ha asegurado este jueves a Efe en Logroño que busca generar empatía al cantar sobre temas" tabú" en España, abordándolos de una forma personal.

Rozalén, quien actuará este viernes en Logroño, donde presentará su último disco, "Cuando el río suena...", ha reconocido que aborda "temas delicados", pero que, "quizás, al contarlos de forma personal, inviten a ponerse en la piel del otro y plantearse qué se haría en esa situación".

Sin embargo, ha aclarado que letras como "Justo", tema que le dedica al hermano de su abuela desaparecido en la Guerra Civil, no tienen ningún tipo de contenido político y que quien quiera verlo "que se lo mire", ha dicho.

"Claro que la memoria histórica es una cuestión política, pero a mi me parece más un tema humano", ha relatado Rozalén, quien ha recordado que la canción narra que su familia tenía "un desaparecido de la Guerra Civil".

Un contenido que, ha precisado, canta "sin mencionar una sola frase política" porque se ha centrado "en lo que ha significado encontrar su nombre en una fosa común" y en cómo esto ha resultado ser "sanador" para ella.

También ha comentado que en este tercer trabajo de su carrera "hay una búsqueda interna", pero que ella no es la única protagonista, ya que cuenta historias de miembros de su familia a los que "admira" y de los que quiere "aprender"; aunque no ha sido fácil abrir al público sus historias personales.

"Siempre es algo complicado porque es lo más íntimo que tienes, tocar tu familia y tus raíces siempre es difícil, pero lo he intentado hacer con un montón de respeto y de amor"; factores que han sido claves en la aceptación de los once temas de su trabajo, por los que recibió un disco de oro a principios de este año.

Estos once temas, junto a un recorrido por algunas de las canciones de sus dos trabajos anteriores, "Con derecho a..." (2013) y "Quién me ha visto..." (2015), centran el espectáculo "inclusivo" de esta gira, pues en ella cuenta con su intérprete de signos, Beatriz Romero.

Entre su repertorio se encuentra "La puerta violeta", que se ha convertido en un himno contra la violencia de género, aunque Rozalén ha asegurado que cuando lo escribió no fue consciente de ello porque compone lo que le sirve para expresarse.

"Cuando escribí la letra era más bien una liberación por la represión y luego se convirtió en mucho más de lo que yo pensaba", ha relatado, y cree que esto se debe a que "las canciones tienen vida propia".

Esta canción es una muestra de la tendencia de su música, en la que, desde el comienzo, siempre ha cantado a las mujeres y se reivindica como una mujer feminista, que ha crecido en una familia matriarcal con un padre defensor del feminismo.

"Es que me parece lo normal, ¿qué mujer no quiere la igualdad?", se ha preguntado la artista, quien ha recordado que el feminismo busca una igualdad real y que eso hay que seguir repitiéndolo.

Experta en psicología de género, duda sobre si la "puerta violeta" a la que canta en su disco se ha abierto porque ve "gente que sí se informa sobre lo que es la lucha de la mujer", pero "se siguen asesinando mujeres" y los jóvenes muestran ciertas actitudes que le dan "un poco de miedo", ha dicho.

"Pero luego, por otro lado, ves las plazas llenas de niñas pidiendo igualdad y gritando que se quieren vivas y libres y no sé lo que pasa", ha confesado Rozalén, quien apuesta por repetir el mensaje "muchas veces". 

Comentarios