Martes 11.12.2018

El renacer de la música New Age empieza en Castilla-La Mancha

El toledano Carlos Garo encarna esta resurrección en España, donde el género parte con desventaja

El renacer de la música New Age empieza en Castilla-La Mancha
El renacer de la música New Age empieza en Castilla-La Mancha

Después de una larga temporada de silencio, el género musical New Age ha empezado a resurgir de sus cenizas gracias a las redes sociales, las plataformas multimedia y el regreso de sus grandes figuras. En lo que llevamos de año, Mike Oldfield ha logrado el número uno en España con Journey into Space y se ha forjado la alianza entre el artista manchego Carlos Garo y el inglés Terry Oldfield, cuyo primer fruto, Sky Dancer, se coló en el top100 de discos más vendidos en iTunes. ¿El New Age ha vuelto para quedarse o es una moda más de Internet, en permanente nostalgia por los usos culturales de los 80 y los 90?

Los inicios del siglo XXI significaron el declive del género New Age. Carlos Garo, uno de los músicos más destacados en este género en España, y también uno de los responsables de su auge en nuestro país desde su estudio en Almorox (Toledo), tiene claros los motivos: “El New Age experimentó un gran boom en los años 90 que duró, aproximadamente, hasta los 2000. Ya en 2001 empezó a derivar hacia un estilo más cercano al Chill Out y, desde 2003 hasta el 2012, se puede decir que entramos en peligro de extinción”, explica el músico.

La inactividad de sus grandes representantes, o sus experimentaciones en otros géneros musicales, también son factores que han tenido que ver en esta caída del protagonismo del New Age.

Tras varios años fuera de escena, en 2012 Mike Oldfield volvió a acaparar titulares. Después de una larga temporada volcado en reediciones de sus principales trabajos, las Olimpiadas de Londres le reactivan. Para los Juegos creó una magistral versión de su “Tubular Bells” que asombró a través de Internet y televisión a millones de espectadores. Ese año también colabora con su hermano Terry en tres temas deJourney into Space. A los 10 minutos de su salida, el álbum se había convertido en número uno en iTunes en España.

Desde su reaparición en Londres estuvo trabajando en un álbum lanzado a principios de 2017. Return of Ommadawn permitió al compositor volver a comercializar un disco instrumental tocado por él mismo. El álbum funcionó muy bien en España y, para sorpresa de muchos, llegó al número uno, desbancando a Melendi o David Bisbal.

ENYA Y OTROS GRANDES NOMBRES DEL NEW AGE

Otra grande del género que pasó una larga temporada lejos de la primera línea fue Enya. Ganadora de premios y discos de platino, la compositora irlandesa fue alternando superventas con años sabáticos durante los años 90 y los 2000. En 2015, tras siete años sin publicar un disco, ve la luz Dark Side.

2016 supuso la vuelta al trabajo de otras grandes personalidades. Una de ellas, la del indiscutible maestro del género, el griego Vangelis, que con Rosetta prosigue con su peculiar estilo compositivo después de cuatro años sin publicar disco. Este mismo año, otro ídolo del New Age (aunque muy influido por la música electrónica), Jean-Michel Jarre, lanza al mercado Oxigene 3 para conmemorar el 40 aniversario del inicio de su debut. El francés no ha parado de trabajar durante todos estos años, en los que ha promovido grandes y espectaculares conciertos.

En esta revisión hay dos grandes nombres muy relevantes, aunque menos conocidos para los que no son asiduos a este tipo de música. En 2016, tras ocho años sin nuevo trabajo en el mercado, el alemán Michael Cretu (más de cien millones de copias vendidas en todo el mundo) resucita su proyecto Enigma con The Fall of Rebel Angel. Ese mismo año, Deep Forest (con Eric Mouquet al frente del proyecto, ya que el cofundador Michel Sánchez dejó la formación en 2005) presenta Evo Devo y actúa en varios países. Para finales de 2017 planea lanzar un trabajo conjunto con Gaudi y seguir compartiendo su música en directo con todo el mundo.

LA SITUACIÓN DEL NEW AGE EN ESPAÑA

Para el compositor Carlos Garo, la situación de España en el mercado del New Age siempre ha sido de desventaja respecto a la de otros países americanos o europeos. En su opinión, hay nombres destacables, como David Clavijo, Luis Naranjo o Luis Paniagua, pero es un género que durante muchos años ha rozado la extinción. Sin embargo, Garo es optimista: “Es una corriente musical que va hacia adelante poco a poco, ya que cada vez se están uniendo más artistas españoles a este estilo, y eso es una buena señal. Sus melodías siguen un estilo atemporal que no debe perderse. Los autores debemos conseguir que este género sea infinito, ya que sigue siendo un descubrimiento para la gente”.

Garo se ha propuesto dotar de vitalidad al New Age patrio con un intenso trabajo compositivo y buscando sinergias con los grandes maestros. En mayo del pasado año compartió escenario con Terry Oldfield, hermano del legendario compositor inglés y prolífico creador. Fruto de ese encuentro, se fraguó una amistad y un respeto mutuo que derivó en Sky Dancer. Su primer álbum conjunto es un trabajo autoproducido y artesano, compuesto a cuatro manos a pesar de los 17.000 kilómetros que separan los estudios de ambos autores, en Almorox (Toledo) y Australia. Este trabajo ha batido todos los récords del género en España: cuando se estrenó, se situó en el top100 de los discos más vendidos en iTunes, por encima de estrellas pop como Adele, Alejandro Sanz o Pablo Alborán.

La colaboración entre ambos músicos se materializará en una gira de dos conciertos exclusivos en el que presentarán su primer álbum en común. Las actuaciones tendrán lugar en Madrid (sala Galileo Galilei) el 15 de noviembre, y en Valladolid (sala Porta Caeli) el 16 de noviembre. Las entradas se pueden adquirir a través de Ticketea.

Más información en vídeos 
Comentarios