viernes 5/3/21

La diseñadora toledana Ana Locking, Premio Nacional de Diseño de Moda 2020

Ana Locking tras conocer el galardón: "Merece la pena el esfuerzo; ser tú mismo, ser sincero"
La diseñadora toledana Ana Locking, Premio Nacional de Diseño de Moda 2020
La diseñadora toledana Ana Locking, Premio Nacional de Diseño de Moda 2020

La diseñadora Ana Locking ha sido galardonada este martes con el Premio Nacional de Diseño de Moda 2020, que otorga anualmente el Ministerio de Cultura y Deporte y que está dotado con 30.000 euros. Ana González, más conocida como Ana Locking (Toledo, 1970) ha sido elegida por "combinar diseño de moda y pulso social, conectando con los movimientos y las prácticas contemporáneas".

En su resolución, el jurado ha recordado que Ana Locking "amplia los cánones de las belleza y refleja la cuestión de género y la diversidad del ser humano".

Además, el jurado -que ha estado presidido por la directora general de Bellas Artes, María Dolores Jiménez-Blanco Carrillo de Albornoz, y como vicepresidenta Carmen Jiménez Sanz, subdirectora General de Museos Estatales- ha valorado "su labor como maestra de las nuevas generaciones y la coherencia y continuidad de su trabajo".

Ana Locking creció en un ambiente de costura, su madre era modista, pero enfocó sus estudios superiores hacia las Bellas Artes, estudiando en la Universidad Complutense de Madrid donde desarrolló su percepción visual del mundo y su pasión por la belleza, calidad y creatividad.

Tras pasar por la Universidad se dio cuenta de que podía combinar el arte con otra de su pasiones, la moda. Así, a mediados de los noventa, creo su propia empresa: Locking Shocking, una firma vanguardista y rompedora, a la que un año después se sumo Óscar Benito. Juntos formaron un dúo creativo fresco que caminaron junto al mundo del arte.

En 2007, Ana Locking, minuciosa y cerebral, emprendió su camino en solitario con su firma homónima con la que, a base de esfuerzo y tesón, ha cosechado éxitos.

El concepto de cada colección es un encuentro entre su visión del arte contemporáneo, la cultura juvenil y las experiencias de su propia vida.

Los materiales y telas para cada colección son cuidadosamente seleccionados y hechos a medida para crear prendas con un énfasis en la sastrería de calidad. La yuxtaposición de detalles hechos a mano, calidad en los tejidos y vanguardia en el diseño son la clave de su identidad.

Ana Locking bebe de la actualidad, de la savia nueva que le transmiten desde 2011 los estudiantes a los que da clase en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM) de la Universidad Politécnica de Madrid.

Además de su trabajo como diseñadora, colabora con distintas instituciones culturales a través de exposiciones, instalaciones, videoarte y fotografía, e influye en las nuevas generaciones a través de seminarios, conferencias y clases magistrales. Ha colaborado con instituciones tan relevantes como el MNCARS, el MUSAC, el Museo del Traje, el INJUVE, o The Public Library de Nueva York.

La pasión y el entusiasmo ha marcado la trayectoria de esta diseñadora, siempre reivindicativa que sorprende con su universo creativo en el que habita la libertad, la fuerza y el empoderamiento de la mujer.

Ha jugado un papel fundamental en la revitalización de la moda española de los últimos años, combinando diseño de moda y pulso social, conectando con los movimientos contemporáneos y ampliando los cánones de belleza para reflejar la diversidad del ser humano.

Ana Locking es la autora de uno de los vestidos más comentados de la reina Letizia, un diseño cuajado de perlas, con aperturas en las sisas y pronunciados cortes laterales que lució durante una cena de gala con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa,en abril de 2018.

A Ana Locking, que este año le extirparon un cáncer de mama, le gusta salir de su zona de confort y afronta cada colección como una oportunidad única para descubrir y caminar por nuevos senderos.

"MERECE LA PENA EL ESFUERZO"

Tras conocer el galardón, la diseñadora toledana está convencida de que merece la pena el esfuerzo hecho en estos años y "ser tú mismo, ser sincero".

Feliz, con una alegría que traspasa, se ha mostrado Locking minutos después de conocer que había sido premiada, una noticia que ha recibido mientras daba clase en la universidad "tan tranquila".

Un premio que "no esperaba. Estoy que se me sale el corazón del pecho", ha dicho a Efe la creadora.

"Pienso en todos estos años de tanto esfuerzo", reflexiona en voz alta. "Ha sido muy duro llegar hasta aquí para alguien como yo que proviene de una familia de clase media. Ha significado mucho sacrificio, una entrega al 200 por cien, laboral y económica".

Pero este martes la pregunta que ronda tantos años en su cabeza ("¿Merecerá la mena esforzarse tanto?") tiene respuesta: "Sí, merece la pena el esfuerzo. Ser tú mismo, ser sincero".

Un premio que dedica a Alberto Gonper, su pareja y socio. "Él es 50 por ciento de la firma. Siempre está detrás, de él es de donde saco la fuerza para seguir adelante", asegura.

En este año en el que la crisis sanitaria ha golpeado duro a la industria de la moda, el premio llega en un momento personal muy especial, después de "superar" un cáncer de mama. "Siempre hay que estar vigilante, pero soy positiva".

Es un momento muy difícil para la moda. Las ventas han bajado. Después de marzo los pedidos se anularon por completo", aunque considera que también es un momento "muy especial".

"Estábamos en un proceso de vértigo absoluto: cada vez más ropa, más colecciones" y señala que ahora es momento para la reflexión, "para que la moda torne a algo más honesto para consigo misma y sus consumidores".

Locking asegura que la industria va adquirir posiciones más responsables a nivel económico, social y ecológico. "Una moda con un camino más lento y meditado", en que han aparecido nuevos medios de comunicación para presentarla.

"Las firmas se han reinventado. Pese a lo malo del momento económico, para la moda es un buen momento creativo y emocional", dice la diseñadora que desde hace años ha abierto una vertiente más dentro del diseño con la decoración de interiores y objetos de hogar, y en estos últimos siete meses ha estado volcada en un proyecto decorativo de apartamentos en Luxembugo.

Comentarios