Cuatro monumentos de Castilla-La Mancha entran en Lista Roja del Patrimonio

Los Rodiles, Ermita Virgen de la Soledad, Casa del Manifiesto y Torre de Abraham entran en la Lista Roja del Patrimonio
Cuatro monumentos de Castilla-La Manchan entran en Lista Roja del Patrimonio
photo_camera Cuatro monumentos de Castilla-La Mancha entran en Lista Roja del Patrimonio

Cuatro elementos arquitectónicos de Castilla-La Mancha, dos de ellos en Guadalajara y otros dos en Ciudad Real, han entrado en la Lista Roja que elabora 'Hispania nostra', quien recoge más de un millar de monumentos españoles que están en riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, por el estado de ruina y abandono en el que se encuentran.

Según ha informado en nota de prensa, el primero son los Rodiles, un yacimiento fortificado representativo de los períodos Celtibérico tardío y Celtibérico-romano, fechado entre los siglos III y I a. C., ubicado en Cubillejo de la Sierra.

Ha proporcionado datos relevantes para conocer detalles de los últimos momentos de la cultura celtibérica como entidad independiente y del proceso cultural producido tras la llegada de Roma, constituyendo estas evidencias el correlato material a los textos clásicos, durante mucho tiempo únicas fuentes de información sobre aquellos acontecimientos históricos.

Se visitó el lugar en 2005, animado por el entonces alcalde de Molina de Aragón, para valorar su potencial e interés y en el 2006 tuvo lugar una campaña sistemática de evaluación y las primeras fotografías aéreas, además de la georreferenciación de toda la 'Loma gorda', dos sondeos selectivos, la identificación de la muralla y la preparación de un proyecto de actuación definitivo.

En el 2007 se produjo la primera excavación sistemática, con el descubrimiento del lienzo del recinto interior y del paramento interior de la muralla, que prosiguió en años posteriores, y en el 2020 tuvo lugar la instalación de dos paneles explicativos para facilitar la comprensión del lugar a posibles visitantes.

El segundo monumento es la ermita de la Virgen de la Soledad, que se relaciona con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, cuyo patrón era San Diego de Alcalá, en la localidad de El Atance, y que fue trasladada piedra a piedra al barrio de Aguas Vivas de Guadalajara, a la actual parroquia de San Diego de Alcalá, inaugurándose el 13 de marzo de 2005.

La ermita quedó abandonada durante el proceso de despoblación del pueblo, causado por la creación de un embalse del río Salado para los regadíos, y en 1992 se robó la imagen de la Virgen, dos años después las puertas y en 1995 el Cristo Yacente, y desde entonces la ermita ha experimentado un deterioro considerable hasta el punto de estar en un estado ruinoso.

El tercer monumento es la Casa del Manifiesto, de Manzanares (Ciudad Real), que adquiere su verdadera significación en julio de 1854, cuando sirvió de alojamiento a un joven Antonio Cánovas del Castillo, figura capital de la política española de la segunda mitad del siglo XIX, quien en su condición de secretario personal del general en jefe del Ejército Liberal, Leopoldo O’Donnell, redactó en una de sus dependencias el llamado Manifiesto de Manzanares, germen de la revolución de julio que se extendió por toda España.

El inmueble se encuentra deshabitado y en avanzado estado de deterioro, aunque mantiene un pequeño local comercial con actividad, y el ayuntamiento ha dictado una orden de ejecución hacia los propietarios para que realicen las obras pertinentes para el mantenimiento y conservación del inmueble.

Por último, la Torre de Abraham, de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), una fortaleza defensiva de origen islámico situada en el camino que, atravesando los Montes de Toledo y junto al río Bullaque, unía Córdoba y Toledo, que fue construida para proteger a la población de las sucesivas conquistas y para reforzar las defensas del castillo de El Milagro (Toledo).

La torre, que cobró mayor importancia militar tras la conquista de Toledo por Alfonso VI, quien decidió establecerla como medio defensivo, está en estado ruinoso, pues hace alrededor de 13 años se desmoronó una de las caras, sin haberse acometido ninguna acción como consecuencia de ello, y actualmente sólo quedan dos muros en pie. 

Comentarios