El jefe de Servicio de Libros de Castilla-La Mancha, nuevo director de la Biblioteca Nacional

Funcionario de carrera en activo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, perteneciente al Cuerpo Superior de Archivos, Bibliotecas y Museos (en la especialidad de Bibliotecas), ha sido jefe de Servicio del Libro, Archivos y Bibliotecas de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes desde 2011
El jefe de Servicio de Libros de Castilla-La Mancha, Óscar Arroyo, nuevo director de la Biblioteca Nacional
photo_camera El jefe de Servicio de Libros de Castilla-La Mancha, Óscar Arroyo, nuevo director de la Biblioteca Nacional

El hasta ahora jefe de Servicio del Libro, Archivos y Bibliotecas de Castilla-La Mancha, Óscar Arroyo, será el nuevo director de la Biblioteca Nacional de España (BNE), puesto que ha ocupado desde 2013 Ana Santos.

El cargo se aprobará en el Consejo de Ministros tras informar de su elección al Real Patronato de esta institución.

Según ha informado el Ministerio de Cultura, el titular de Cultura, Ernest Urtasun, nombrará al madrileño Óscar Arroyo como nuevo director de la Biblioteca Nacional de España después de que, tal como recoge la Ley 1/2015, de 24 de marzo, reguladora de la Biblioteca Nacional de España, el ministro informe de la candidatura seleccionada al Pleno del Real Patronato, que se reunirá en las próximas semanas.

Posteriormente, se llevará al Consejo de Ministros para su aprobación.

El proceso de renovación de la dirección de la Biblioteca Nacional de España se inició el pasado 3 de mayo cuando la actual directora informó al Pleno del Real Patronato de su intención de jubilarse. El Ministerio de Cultura publicó el 31 de mayo la Orden que convoca y regula el proceso de selección de la nueva dirección y el proceso se abrió una vez publicada la resolución con las bases de la convocatoria.

Tal como queda recogido en el estatuto del organismo, se ha acudido a un "sistema de preselección que garantice la publicidad y concurrencia, y que asegure la participación del Real Patronato, con el asesoramiento de profesionales del ámbito bibliotecario y documental. Su designación atenderá a los principios de mérito, capacidad e idoneidad".

Óscar Arroyo (Madrid) es graduado en Información y Documentación por la Universitat Oberta de Catalunya (2020) y diplomado universitario en Biblioteconomía y Documentación por la Universidad Complutense de Madrid (1996).

Funcionario de carrera en activo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, perteneciente al Cuerpo Superior de Archivos, Bibliotecas y Museos (en la especialidad de Bibliotecas), ha sido jefe de Servicio del Libro, Archivos y Bibliotecas de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes desde 2011.

Previamente, también en la administración autonómica castellanomanchega, fue asesor del Libro y Bibliotecas, entre 2007 y 2011; jefe de Sección de Coordinación Bibliotecaria, de 2000 a 2007; y técnico auxiliar de Archivos y Bibliotecas en la Biblioteca de Castilla-La Mancha (Biblioteca Pública del Estado en Toledo), desde 1998 a 2000.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dado la enhorabuena a Óscar Arroyo por su nombramiento como nuevo director de la Biblioteca Nacional de España.

Desde su cuenta en la red social X (antigua Twitter), el presidente castellanomanchego recuerda que desde 2011, Óscar Arroyo ha sido jefe de servicio del Libro, Archivos y Bibliotecas de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Además, asegura que su "destacada" trayectoria en el ámbito bibliotecario es un aval para el nuevo desempeño en esta nueva etapa.

Por su parte, Ana Santos ha sido directora de la Biblioteca Nacional de España desde 2013, donde ya había trabajado cuatro años como directora de Acción Cultural.

Durante este mandato de más de diez años, ha sido el "motor de cambio", según Cultura, que ha posibilitado llevar a la Biblioteca Nacional de España a ser un "referente mundial" en la protección del patrimonio bibliográfico y documental, en la digitalización y aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito bibliotecario y en el acercamiento a los investigadores y a la ciudadanía de una institución que ya es de todos y para todos. 

Comentarios