miércoles 16.10.2019

El Museo del Ejército elabora un Plan de Emergencias para Colecciones

Con la finalidad de hacer frente a cualquier tipo de siniestro como, por ejemplo, un incendio

El Museo del Ejército elabora un Plan de Emergencias para Colecciones
El Museo del Ejército elabora un Plan de Emergencias para Colecciones

El Museo del Ejército, ubicado en el Alcázar de Toledo, está trabajando en la elaboración de un Plan de Emergencias para Colecciones con la finalidad de hacer frente a cualquier tipo de siniestro como, por ejemplo, un incendio.

En caso de producirse un incendio en el edificio histórico, además de las medidas preventivas de las que ya dispone, los profesionales del museo podrían activar un protocolo preestablecido para salvaguardiar los bienes culturales más significativos del rico patrimonio militar de las colecciones, han informado a Efe fuentes del Museo del Ejército.

Este nuevo plan contemplará una serie de medidas para su puesta en marcha en caso de emergencia con el objetivo de minimizar el daño que pueda causar el siniestro declarado y la puesta a salvo de los bienes culturales.

Acciones que irían desde una intervención de restauración de urgencia en una obra que haya sido dañada de manera accidental por un visitante, pasando por la retirada de sala de un objeto roto hasta, en el caso más extremo, la evacuación de obras si se produce un fuego, un conflicto bélico o una catástrofe natural.

Tras el incendio en la Catedral de Notre Dame en París, los edificios históricos y patrimoniales de todo el mundo se han visto obligados a revisar y actualizar sus planes para evitar que se produzcan situaciones similares.

En cualquier caso, el Museo del Ejército en el Alcázar de Toledo ya cuenta con un sistema contraincendios de acuerdo a la normativa de autoprotección en vigor que se va adaptando a los cambios en la medida que se producen.

Este sistema integra detectores y barreras contraincendios, controladas por unas centrales contraindencios que están supervisadas 24 horas al día por personal de seguridad del museo a través de una red de cámaras fijas y orientables.

Asimismo, tanto el edificio histórico como el administrativo del Alcázar están compartimentados para evitar la propagación en caso de incendio y provistos de puertas resistentes al fuego y cortinas contraincendios.

Además, todos los espacios disponen de diversos medios de extinción de incendios que van desde rociadores de agua a extintores, bien polivalentes o bien contra fuegos eléctricos.

De igual modo, existen bocas de incendios y en los puntos críticos como transformadores, almacenes de productos químicos o de fondos documentales hay equipos de extinción automáticos de gas.

A todo esto se suma un plan de autoprotección que contempla la actuación de equipos de emergencia que cada semestre realiza, al menos, un simulacro de evacuación de todas las instalaciones, según la normativa en vigor, y por lo menos uno de ellos se lleva a cabo con la participación de los visitantes del museo.

Más información en vídeos 
Comentarios