Miércoles 19.12.2018

Mujeres del teatro y la danza reivindican el papel fundamental de la mirada femenina sobre y tras la escena

Así lo han destacado en sendas entrevistas con Europa Press la directora de Nao D'Amores, Ana Zamora; las directoras y actrices Ainhoa Amestoy y Eva del Palacio, la coreógrafa y bailarina Rafaela Carrasco y la actriz María José Alfonso

Mujeres del teatro y la danza, tanto actrices como directoras de escena --o ambas cosas a la vez-- y bailaoras y coreógrafas han reivindicado el papel fundamental que desempeña la mirada femenina sobre y tras la escena para contribuir al desarrollo y enriquecimiento del teatro español.

Así lo han destacado en sendas entrevistas con Europa Press la directora de Nao D'Amores, Ana Zamora; las directoras y actrices Ainhoa Amestoy y Eva del Palacio, la coreógrafa y bailarina Rafaela Carrasco y la actriz María José Alfonso.

Aunque no todas se muestran de acuerdo con las cuotas, sí que coinciden en la necesidad de prestar "más atención" a lo que están haciendo las mujeres en el teatro de a nivel nacional "porque es importante escuchar a las mujeres, no hay que olvidar que suponemos el 50% de la sociedad y jugamos un papel importante", ha reivindicado Ainhoa Amestoy.

Esta directora se caracteriza por trasladar esa reivindicación también a sus montajes, como ocurre con el que actualmente dirige, 'Desengaños amorosos', basado en textos de María de Zayas --con versión de Nando López-- y con el que defiende el papel de la mujer no sólo como directora sino también como autora y actriz que triunfó en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y que en 2019 se podrá ver en el Teatro de la Comedia en Madrid.

Ainhoa Amestoy recuerda que la dirección escénica no es una cuestión de género, señalando que "cuando estudiaba, en clase éramos el 50% aproximadamente hombres y mujeres, si bien es verdad que, actualmente, somos muchas menos en ejercicio de mi promoción que hombres de mi clase". "Creo que suele suceder que nosotras, como en muchos otros sectores, a veces vamos pidiendo perdón y no exigimos estar en el sitio en el que nos corresponde como sí hacen los hombres con seguridad", ha añadido.

Por ello cree que es importante desde las direcciones de los teatros nacionales, así como de certámenes dramáticos públicos y desde las administraciones en general, se apueste por fortalecer la figura de la mujer "propiciando esta presencia de mujeres que, además, tienen trayectorias apabullantes como Ana Zamora, Helena Pimenta, Eva del Palacio y otras muchas".

Una apuesta en la que cree la directora de Nao D'Amores, Ana Zamora, que triunfa en todos los festivales de teatro de este verano con su 'Comedia Aquilana', si bien ella no cree en cuotas y sí en dar más oportunidad a que se vean proyectos diseñados y dirigidos por mujeres aunque no lleguen a una cuota mínima o, por el contrario, la sobrepasen.

IGNORAR A LAS MUJERES

Por su parte, Eva del Palacio, directora de Morboria Teatro que actualmente está girando con 'De fuera vendrá quien de casa nos echará' y que estará en Toledo y Ciudad Real con 'El lindo Don Diego', reconoce que se programan muchos más espectáculos de hombres que de mujeres "pese a que hay muchas trabajando en ello y a que no creo que sea cuestión de talento. "Creo que es más de los círculos y las amistades que tengas", ha opinado.

A este respecto, si bien Del Palacio reconoce que nunca se la ha discriminado directamente, la directora de escena señala que a muchas mujeres, se las ha ignorado. "Por eso creo que la filosofía del último Festival de Almagro de visibilizar el trabajo de la mujer es positivo, ya que talentos hay muchos como Helena Pimenta en la Compañía Nacional; Carme Portaceli en el Teatro Español; la directora del INAEM, Amaya de Miguel... Son mujeres que han demostrado su valía en el mundo de la cultura y el teatro", ha apuntado.

Esa valía de las mujeres en todas las disciplinas artísticas la subraya también la prestigiosa bailaora y coreógrafa Rafaela Carrasco, quien además de girar con su espectáculo feminista titulado 'Nacida Sombra', está preparando el estreno el 26 de septiembre de 'El Salón de Baile' en la Bienal de Flamenco de Sevilla, y que agradece el apoyo que se está dando este año desde muchos festivales a la mujer y las diferentes miradas que pueden aportar.

"Evidentemente, no estamos a la par que ellos por más que intentemos avanzar y pelear, a pesar de que tenemos la suerte de haber nacido en España porque en otros lugares del mundo se anula completamente a la mujer. Por eso si, poco a poco y con pequeños detalles, vamos forzando la equiparación de la mujer en todos los ámbitos y especialmente en el de la cultura, habremos conseguido un gran logro", ha aseverado Carrasco.

No obstante, la bailaora sevillana, que en 2002 creó su propia compañía, quiere dejar claro que en el flamenco no se ha sentido discriminada "porque en este arte las figuras son las figuras, los nombres con una trayectoria, calidad y trabajo que les respalda, da igual que sean hombres o mujeres". "Yo no he sentido nunca discriminación, por suerte", ha apostillado.

DIÁLOGO ENTRE SEXOS

Coincide en la importancia de visibilizar el trabajo de la mujer, como ha hecho especialmente la última edición del Festival de Almagro, la reconocida actriz María José Alfonso, si bien va más allá al subrayar que el apoyo, a su juicio, "también lo necesitan los hombres" y ha apostado por entablar "diálogos hombre-mujer y de mujer a hombre" porque ambos géneros se necesitan el uno al otro.

En este sentido, aboga por que "para mantener la dignidad y para que el hombre no humille a la mujer ni la mujer al hombre" se trabaje desde la educación en todos los ámbitos y se enseñe a la sociedad a respetar opiniones distintas. "Hay que entablar un diálogo de buena disponibilidad para todo y no solo en cuestión de sexos. La educación es importantísima porque te da libertad y el ser libre te da unas alas para saber volar y discernir", ha reflexionado.

Asimismo, María José Alfonso considera que, en su trayectoria profesional, jamás se ha sentido discriminada en forma alguna. "No sólo no he tenido problemas de discriminación ni de acoso sino que, al contrario, he tenido una suerte inmensa con mis compañeros y compañeras. En eso soy una privilegiada y le doy gracias a la vida por lo que me ha dado", ha explicado.

Por eso, entre otras cuestiones, pone su vida y su trayectoria profesional en una balanza. "Si volviera a nacer, volvería a ser mujer y actriz. Me gustan mucho las mujeres, pero me gustan mucho los hombres. Me gusta mucho la vida, que la vida es bella y hay que vivirla", ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios