Sábado 19.01.2019

‘Miradas de Mujer’ de Johana Roldán llega al Centro San José de Guadalajara

Principalmente óleos, pero también acrílicos y técnicas mixtas se conjugan en la obra de Jante, para ofrecer en esta ocasión imágenes femeninas que se enmarcan en lo que ella define como “realismo emotivo o emocional"

‘Miradas de Mujer’ de Johana Roldán llega al Centro San José de Guadalajara
‘Miradas de Mujer’ de Johana Roldán llega al Centro San José de Guadalajara

Principalmente óleos, pero también acrílicos y técnicas mixtas se conjugan en la obra de Johana Roldán, Jante, para ofrecer en esta ocasión imágenes femeninas que se enmarcan en lo que ella define como “realismo emotivo o emocional, cercano a la idea de María Zambrano de que el arte debe  desvelar la realidad y no conformarse con definirla”.

Buena parte de de los cuadros que se van a exponer en el Centro San José de Guadalajara hasta el 21 de marzo, pertenecen a la obra más reciente de la artista afincada en la capital alcarreña, que ha venido exponiendo parte de su trabajo desde diciembre en el Aula de Música Abierta.

La exposición ‘Miradas de Mujer’ se inaugura oficialmente este miércoles, día 4, a las 19:00 h. en la Sala Multiusos del Centro San José en un acto organizado por la Diputación provincial. La muestra se enmarca también en el contexto de la inminente celebración del Día de la Mujer; el horario de visitas será el habitual en la Sala Multiusos del Centro San José de lunes a sábado, de 19 a 21 h.

MIRADAS DE MUJER, por Johana Roldán (JANTE).

Cuando el filósofo Theón le sentencia a su hija Hipatia de Alejandría en tono paterno: "Quiero hacer de ti una mujer libre" ella le responde lacónicamente: "Soy una mujer libre". Las miradas que aquí se exponen son, sobre todo, las de mujeres que conocen o desean conocer la libertad. Se encuentran cargadas de esencias y emociones que se impregnan, como los pigmentos que llevan los propios lienzos, en la mirada del que las observa y desea conocer.

Algunas se encuentran revestidas de su propia y solemne dignidad (La Regadera), otras se mecen al son de su sensualidad (Solaria), otras despiertan a la curiosidad o al amor (El beso) y algunas plantean con sutileza los problemas de las ataduras autoimpuestas (La máscara). Todas ellas tienen una narrativa secundaria cercana a lo poético en la que los colores, actitudes y objetos que las rodean, son metáfora de sus sentimientos.

Más información en vídeos 
Comentarios