jueves 21/1/21

Mayka Navarro presenta su primer libro: 'Desmontando el crimen perfecto'

Relata el homicidio de una mujer "fría y altiva" en 2008 en Barcelona
Mayka Navarro presenta su primer libro: 'Desmontando el crimen perfecto'
Mayka Navarro presenta su primer libro: 'Desmontando el crimen perfecto'

La periodista Mayka Navarro ha publicado su primer libro, 'Desmontando el crimen perfecto' (Editorial Alrevés), que narra un rebuscado homicidio ocurrido en Barcelona en 2008 y desenmascara a la mujer que lo cometió, siguiendo el estilo de sus crónicas de sucesos en la prensa: "Trasladar el lector al escenario".

El lugar es un apartamento de Gràcia donde apareció muerta en febrero de 2008 una mujer de 32 años, desnuda y con una bolsa de plástico en la cabeza: un montaje de María Ángeles Molina 'Angi', que Navarro ha reconstruido en su libro siguiendo "la regla de ir al lugar donde pasan las cosas para contarlas mejor", según ha explicado en una entrevista de Europa Press.

La periodista ha vuelto a hablar con el máximo de personas posible de las que aparecen en el texto y ha vuelto a visitar los escenarios del caso, sobre el que ha dicho, más de 10 años después, que "no es un crimen perfecto".

Considera que, al publicar la noticia sobre el asesinato en 'El Periódico de Catalunya', se equivocó al titular 'Crimen perfecto': "Fue un gran error porque no fue un crimen perfecto y, sobre todo, porque no medí lo que implicaba para los familiares y los amigos" de la víctima.

Ha lamentado que se interpretara que "enfatizaba las cualidades de la asesina y que había hecho una cosa perfecta" pese a que la autora del crimen no tuvo la empatía suficiente para ponerse en el lugar de los investigadores de Mossos d'Esquadra y dejó un reguero de pistas al intentar esconder el asesinato, motivado por la codicia, bajo un móvil sexual.

La homicida suplantó la identidad de su víctima antes de matarla, contrató préstamos y seguros de vida en nombre de ella y, a pesar de que sus planes fueron descubiertos, 'Angi' nunca reconoció el crimen y en el juicio se mostró "fría y altiva".

El libro, redactado siguiendo el sumario de la investigación y su cronología, contiene una narración desde el punto de vista del Grupo de Homicidios de Mossos que descubrió a la asesina y de la propia periodista que persiguió la información: "Yo tenía que aparecer lo justo, pero que el lector entendiera un poco como hacemos esto de los sucesos y como sufrimos y todo lo que implica".

PERIODISMO Y SECRETO DE SUMARIO

Sin quererlo, Navarro se vio implicada en la historia al publicarla en 2008 un día antes del levantamiento del secreto de sumario por la jueza, que abrió una investigación para descubrir a las fuentes de los periodistas y prohibió a varios medios de comunicación informar del caso.

Una década después, Navarro tiene claro que "el secreto de sumario afecta a los funcionarios públicos, no a los periodistas", aunque ha apelado a la responsabilidad de los profesionales de la información de proteger a sus fuentes y tener como línea roja no perjudicar las investigaciones.

"Los de sucesos somos los más responsables de todos, y es que lo tenemos que ser, porque nuestra materia prima es la más delicada", ha planteado la periodista tras publicar el libro, que contiene otros elementos de reflexión y debate sobre el oficio.

Ha considerado que la sección de sucesos es la más compleja de todas y ha argumentado que hay que "explicar lo mejor y lo peor del ser humano".

"Alguien tiene que explicar que hay gente perversa que no es que mate por dinero ni por sexo ni por ambición, alguien mata por maldad", ha subrayado.

En el libro también trata el impacto que puede tener la información de sucesos en allegados de la víctima de un crimen, por lo que ha considerado que "no siempre se puede, pero se tiene que intentar" comprobar que estos hayan conocido los detalles primero a través de la investigación.

Además, ha subrayado que cada vez tiene más presentes a las víctimas al escribir y que los lectores han evolucionado y no quieren informaciones con detalles sobre los sucesos, sino que: "Ahora la gente prefiere que la contextualices".

Comentarios