jueves 22.08.2019

La toledana Mabel Lozano: "Las mujeres somos la mirada ausente del cine"

Lozano (Toledo, 1967), que en la actualidad está trabajando en un nuevo documental sobre explotación sexual, reconoce que comenzó su carrera de cineasta ya de mayor por la falta de referentes femeninos en el mundo del cine
La toledana Mabel Lozano: "Las mujeres somos la mirada ausente del cine"
La toledana Mabel Lozano: "Las mujeres somos la mirada ausente del cine"

Las mujeres directoras siguen siendo "la mirada ausente" del cine español y eso repercute en que se sigan reproduciendo "los mismos roles de género" en los contenidos, explica a Efe la actriz, directora y activista Mabel Lozano.

Lozano (Toledo, 1967), que en la actualidad está trabajando en un nuevo documental sobre explotación sexual, reconoce que comenzó su carrera de cineasta ya de mayor por la falta de referentes femeninos en el mundo del cine. 

"Cuando era pequeña y tenía que elegir lo que quería ser, no podía pensar en ser directora de cine, porque no había mujeres que se dedicaran a ello", ha precisado la realizadora, que en los últimos años está entregada a la denuncia de la trata de mujeres con fines de explotación sexual, porque considera que es "una de las más grandes vulneraciones de derechos humanos" y una forma de "esclavitud".

Por ello, ha instado al gobierno a "pactar con otros partidos" y crear una "ley orgánica contra la trata para explotación sexual" desde una perspectiva abolicionista. "Yo soy abolicionista porque soy feminista, a mí me resulta bastante complicado que alguien diga que es feminista y regulacionista", ha argumentado.

Ahora Lozano puede hacer su trabajo como realizadora, pero las cifras o comparaciones con respecto al pasado al que hace referencia no han cambiado mucho. En 2019, por ejemplo, no hubo ninguna mujer nominada a los Goya en la categoría de Mejor Dirección.

Además, y según el informe "La representatividad de las mujeres en el sector cinematográfico", de la Asociación de Mujeres Cineasta y Medios Audiovisuales (CIMA), la presencia de mujeres como directoras fue solo del 20%, en 2018.

Lozano apoya su argumento: "Sólo hay que salir a la calle y mirar cuántas directoras españolas están en la cartelera". Para ella, la respuesta es indignante: "Cero, ninguna", dice, y reitera la necesidad de trabajar en ello de forma profunda. 

"Las consecuencias de la ausencia de mujeres las sufren las niñas, que necesitan referentes de mujeres que estén ahí, también como directoras de fotografía, guionistas, técnicas..., todas las escalas del cine, y no solamente como maquilladoras o peluqueras", asevera.

En opinión de Lozano, si las mujeres son el 50 % de la población y del talento, deben "estar ahí para hacer un mundo plural, diverso, hermoso, justo y precioso".

Lozano, cuyo documental "El proxeneta. Paso corto, mala leche", donde se revelan los entresijos del negocio ilegal de la trata, ha traspasado fronteras con buenas críticas, denuncia también el papel secundario al que se relega a las mujeres en la pantalla, donde siempre son "las madres de los héroes, las hijas, hermanas, novias o abuelas, pero no las heroínas". 

"Las mujeres carecemos de épica en el cine", considera, y añade que la ausencia de estos roles repercute en el trabajo de las actrices que "no tienen los papeles importantes que deberían tener".

También autora del libro en el que se basa el documental, Lozano se queja del hecho de que, cuando una directora, productora o guionista hace cine y habla sobre mujeres, se interprete como "cine para mujeres", mientras si los responsables son hombres es clasificado para todo el mundo.

"A esos hombres que hacen cine de hombres y para hombres, en las cadenas de televisión lo llaman cine universal; sin embargo, el nuestro se queda en cine para mujeres", subraya, al tiempo que matiza que, "el cine no es ni de hombres ni de mujeres, sino que es una profesión donde prima el talento". 

Más información en vídeos 
Comentarios