miércoles 22/9/21

Libros coetáneos de Miguel de Cervantes, reunidos y expuestos en la Biblioteca de CLM

"Son libros antiguos de excepcional valor, no solo valor material sino patrimonial e histórico, ejemplares que se imprimieron en vida de Cervantes y eso, realmente, emociona", afirma Carmen Morales, comisaria de la exposición sobre Cervantes

Carmen Morales, comisaria de la exposición sobre Cervantes y los libros del Siglo de Oro que se inaugurará en Toledo el día 22 - EFE/Ismael Herrero
Carmen Morales, comisaria de la exposición sobre Cervantes y los libros del Siglo de Oro que se inaugurará en Toledo el día 22 - EFE/Ismael Herrero

"Son libros antiguos de excepcional valor, no solo valor material sino patrimonial e histórico, ejemplares que se imprimieron en vida de Cervantes y eso, realmente, emociona", afirma Carmen Morales, comisaria de la exposición sobre Cervantes y los libros del Siglo de Oro que se inaugurará en Toledo el día 22.

En una entrevista en pleno trabajo para ultimar la exposición y el catálogo -bilingüe, en español e inglés-, Morales ha avanzado algunas "joyas" bibliográficas de la Colección Borbón-Lorenzana que la Biblioteca de Castilla-La Mancha (de la que Carmen Morales es directora adjunta) expondrá en su histórica sede del Alcázar de Toledo hasta el 9 de setiembre.

La idea es recrear la vida de Cervantes a través de unos 60 libros del Siglo de Oro, de finales del XVI y comienzos del XVII, excepcionalmente reunidos y conservados en la Borbón-Lorenzana, una colección que aglutina más de 104.000 volúmenes.

El centro de la sala mostrará "una de las mejores ediciones" del Quijote, impresa en Londres en 1738 y que incluye el primer grabado que se tiene de Miguel de Cervantes, realizado por William Kent en base a la descripción que Cervantes realiza de sí mismo en el prólogo de las Novelas Ejemplares.

La exposición comienza con algunas de las primeras biografías de Cervantes, de los siglos XVIII y XIX, y, a continuación, recrea sus primeros años en Alcalá de Henares, su participación en la batalla de Lepanto, su cautiverio en Argel y su boda con Catalina de Salazar.

Un libro o un documento acompañada cada uno de estos momentos, desde un mapa de Lepanto hasta la carta de dote de su matrimonio, que está en el Archivo Histórico Provincial de Toledo y lleva la firma autógrafa de Cervantes.

La exposición incluye magníficos ejemplares de todas las obras de Cervantes, desde La Galatea y Las comedias y entremeses hasta las Novelas ejemplares (en una magnífica edición ilustrada del siglo XVIII), el Viaje al Parnaso y Los trabajos de Persiles y Sigismunda.

También se presenta una selección de las mejores obras de los autores del Siglo de Oro, muchas de ellas publicadas en vida de Cervantes y de sus autores, entre ellos Lope de Vega, Góngora y Quevedo, entre otros muchos.

Carmen Morales asegura que es "muy interesante", y también "muy didáctica", la forma en que han recreado la vida de Cervantes a través de los libros.

"Los libros son un poco difíciles de exponer, una exposición de libros es un poco árida", reconoce la bibliotecaria, porque, en principio, "los libros están hechos para ser leídos".

Sin embargo, argumenta que lo que se expone son "joyas bibliográficas", libros antiguos "de excepcional valor" que tienen un gran atractivo para el público.

"Aunque es verdad que los libros son un poco complicados de exponer son muy atrayentes, a la vez, por esa antigüedad que tienen, por estar contemplando ejemplares que se imprimieron en vida de Cervantes, que fueron elaborados por coetáneos suyos. Eso realmente es interesante y emociona", subraya Morales con evidente satisfacción.

Esta exposición en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, y otras que de forma habitual programa esta institución, tienen su origen en la espléndida Colección Borbón-Lorenzana, una de las más importantes de Europa y cuyos depósitos se conservan en las adecuadas condiciones de climatización y humedad.

"Ya que nos ha llegado este patrimonio, nosotros tenemos la obligación y el deber de conservarlo, mantenerlo y transmitirlo a las generaciones futuras. Somos meros transmisores de estas joyas bibliográficas", subraya Carmen Morales.

Comentarios