martes 14.07.2020

CLM retoma el 1 de julio el servicio de bibliobús suspendido por la covid-19

La responsable de Educación, Cultura y Deportes ha explicado que los bibliobuses prestan un servicio fundamental a muchos municipios de la región, al dar prestación a más de 340 localidades y llegar a cerca de 82.000 usuarios de las zonas rurales
La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, durante la visita que ha realizado a la Biblioteca Pública del Estado y el Archivo Histórico Provincial de Guadalajara
La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, durante la visita que ha realizado a la Biblioteca Pública del Estado y el Archivo Histórico Provincial de Guadalajara

El Gobierno regional tiene previsto retomar el próximo miércoles, 1 de julio, la actividad ordinaria de los bibliobuses que forman parte de la Red de Bibliotecas móviles de Castilla-La Mancha, un servicio que fue suspendido temporalmente debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. 

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, lo ha avanzado en una visita que ha realizado a la Biblioteca Dávalos de Guadalajara, ha informado la Consejería en una nota de prensa.

Rodríguez ha asegurado que los bibliobuses prestan un servicio “fundamental” a muchos municipios de Castilla-La Mancha y que, gracias a ellos, se llega a más de 340 localidades de la región y a cerca de 82.000 usuarios de las zonas rurales.  

La Red de Bibliobuses de Castilla-La Mancha está formada por un total de ocho vehículos: uno atiende a la provincia de Albacete, dos a la de Cuenca, tres a Guadalajara y dos a Toledo.

Por otro lado, la consejera ha explicado que ya está disponible el nuevo sistema para la solicitud telemática de la tarjeta de usuario de la Red de Bibliotecas Públicas de la región.

La medida permite solicitar el alta telemática como usuario en cualquiera de las 450 bibliotecas que forman la Red, a través de la sede electrónica de la Junta de Comunidades.

Este sistema sustituye al servicio provisional que, con motivo del estado de alarma y el consiguiente confinamiento, se organizó para permitir el acceso de los ciudadanos sin tarjeta de usuario de la Red de Bibliotecas a todos los servicios virtuales que se ofrecían.

Ahora, la nueva medida ofrece la posibilidad de contar con la tarjeta permanente de usuario “con todas las garantías y posibilidades”, ha concluido Rodríguez.

Más información en vídeos 
Comentarios