lunes 26.08.2019

Helena Pimenta: “Es emocionante ver el público cada vez más numeroso”

Pimienta ha celebrado el éxito de los espectáculos de la CNTC en esta edición del Festival, con números “casi de fútbol” y ha afirmado que “ya hay más de 25.000 entradas vendidas” de la Compañía Nacional desde que “se abrieron las taquillas el día 24 de junio”
La directora saliente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta, durante la entrevista - EFE/ Mariano Cieza
La directora saliente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta, durante la entrevista - EFE/ Mariano Cieza

La directora saliente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta, ha dicho estar emocionada “viendo un público cada vez más numeroso e implicado” en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Pimenta, en una entrevista con Efe, ha celebrado el éxito de los espectáculos de la CNTC en esta edición del Festival, con números “casi de fútbol” y ha afirmado que “ya hay más de 25.000 entradas vendidas” de la Compañía Nacional desde que “se abrieron las taquillas el día 24 de junio”.

Para Pimenta, que además dirige ‘El banquete’ junto a Catherine Marnas, siente que el encuentro “directo con el público” que permite Almagro le ha hecho sentir “una despedida simbólicamente hermosa”.

Tras ocho años al frente de la CNTC, afirma tener “la sensación de haber hecho las cosas con mucha ternura y mucho cariño” en su objetivo “de trabajar nuestro repertorio y nuestro patrimonio, que tenemos mucho y muy bueno”.

Para Pimenta, “ese patrimonio del Siglo de Oro” es mucho más que literatura, porque “hay estudios brillantísimos, pero es al ver el paso del texto al escenario donde aquello se concreta y cobra vida”.

Ha comentado que gran parte de su éxito al frente de la CNTC se basa en ser “una vigilante del trabajo” que cuenta “entradas todos los días a ver por qué suben estas y estas no” habiendo conseguido pasar “de 250 representaciones al año por temporada a hacer 500” y de “60.000 espectadores a 210.000 la última temporada”.

Pimenta ha resaltado que la vigencia de los clásicos debe partir “con mucho rigor y mucha dignidad” pero atendiendo al tiempo “la parte elevada y la parte popular” que tiene el Siglo de Oro.

Respecto a las colaboraciones con otras compañías, ha declarado que nacieron de la necesidad de “compartir esa parte, ese núcleo” de la Compañía abriéndolo “a otros modelos como el de José Luis Gómez con La Abadía, Ron Lalá, Kamikaze o, ahora, Mario Gas”. 

Sobre la dirección que Mario Gas ha realizado para la CNTC en ‘La hija del aire’, que se representa hasta el cierre del Festival en el Espacio Adolfo Marsillach, ha declarado que para ella “es muy emocionante haber contado” con Gas “porque su primer clásico español brilla”.

Pimenta ha defendido las coproducciones de los últimos años en los que “los presupuestos se redujeron un 50 por ciento” y que han acabado convirtiéndose en “una manera de ampliar la familia del Siglo de Oro”.

Cuando acabe el Festival, seguirá trabajando unas semanas más en la CNTC, dirigiendo a la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico en ‘La vida es sueño’, de Calderón de la Barca.

Dice sentirse muy orgullosa de la Joven Compañía, un proyecto “que heredamos de Marsillach y Vasco” al que su dirección añadió “estabilidad en el periodo de formación para que por lo menos estuvieran dos años”.

Para Pimenta, el trabajo de la Joven ha permitido unificar “la formación que exige el clásico” y crear un grupo fuerte pese a “la difícil competencia de la tele” que acaba contratando “actores que ya estaban formándose y en proceso” con la “visión del clásico” que tiene la Compañía.

Más información en vídeos 
Comentarios