Fortalecerse y reivindicarse como agentes culturales, retos de las librerías de Castilla-La Mancha

Las librerías de la región quieren ser también el escaparate de las editoriales pequeñas
El presidente de la Asociación de Libreros de Castilla-La Mancha, Rafael Díaz - EP/Eusebio García del Castillo
photo_camera El presidente de la Asociación de Libreros de Castilla-La Mancha, Rafael Díaz - EP/Eusebio García del Castillo

Fomentar la unión de las librerías para fortalecer el sector, ordenar el comercio del libro, reivindicarse como agentes culturales y ser el escaparate de las editoriales pequeñas, son algunas de las tareas que se ha marcado la nueva junta directiva de la Asociación de Libreros de Castila-La Mancha, que acaba de tomar las riendas.

Así lo ha relatado el presidente de dicha asociación, Rafael Díaz, que ha hablado con Europa Press al hilo de este 23 de abril, Día Internacional del Libro, desde la librería ciudadrelaña Serendipia, que regenta, pocos días después de aterrizar en el cargo. Un nuevo reto que asume con la máxima que acuñó el escritor francés Alejandro Dumas: 'Uno para todos y todos para uno'.

PREGUNTA: ¿Cuántas librerías hay en Castilla-La Mancha y cuántas forman parte de la asociación?

RESPUESTA: En la región hay en torno a 130 librerías. Algunas han cerrado, pero han abierto otras en los últimos años. El 30 por ciento de ellas forman parte de la Asociación de Libreros. Por eso les llamamos a asociarse, a buscar una sólida unión entre las librerías donde podamos respaldar la venta del libro, defender la cultura y promover la difusión del pequeño y mediano comercio al enriquecimiento de la sociedad.

P: Desde la asociación incidís en la necesidad de ordenar el comercio del libro.

R: Lo que reclamamos es no romper su cadena. Que se respete desde el editor, distribuidor, librería hasta el lector final. Por ejemplo, nos preocupa la puesta en marcha del Banco de Libros que va a poner en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha, porque tenemos poca información. Hay muchas librerías que dependen también del libro de texto. No sabemos cómo se va a gestionar. No sabemos si esos 22 millones de euros que se van a destinar a su puesta en marcha van a pasar a través de esas librerías, donde se podrán adquirir esos libros, o se va a hacer de una forma completamente alternativa. Vamos a solicitar una reunión con Educación para ver de qué forma lo van a gestionar y si podemos aportar alguna idea. Es un beneficio para todos los padres, pero las librerías de la región no puedan sufrir esa falta económica, siendo además de una partida presupuestaria pública.

P: ¿Con qué nuevos proyectos coge las riendas esta nueva junta directiva?

R: Lo primero que vamos a hacer es representar y promocionar a las librerías agremiadas y defender sus intereses respetando las leyes vigentes del libro y del mercado, fomentando el desarrollo económico y cultural en Castilla-La Mancha. Queremos poner en valor las actividades de las librerías, como agentes culturales que somos. Como dijo el Premio Cervantes Joan Margarit, "la libertad es una librería", y creemos que las corrientes culturales, en continuo cambio, hay que defenderlas y apoyarlas desde las librerías. También tenemos que defender a las editoriales pequeñas e independientes que sin los escaparates que somos las librerías, no llegarían a difundir el trabajo titánico que hacen para llevar a los lectores esos títulos.

P: ¿Cuáles son las principales amenazas de las librerías?

R: La principal amenaza que tenemos los libreros y las libreras es el estarnos quietos. Quizá la lectura nos otorgue una cierta capacidad de imaginación, y lo que necesitamos es potenciar las ideas que tenemos cada uno de nosotros, trasplantarlas en los cerebros de otros y ver cómo crecen.

P: La compra online, ¿les pone en riesgo?

R: No lo creo. La Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías, de la que formamos parte, ha puesto en marcha 'Todos tus libros' una plataforma online de venta que ofrece el mayor catálogo de libros que existe a nivel nacional, formado por el stock de las más de 1.000 librerías asociadas. No sólo permite comprar libros de forma digital, sino que también ofrece recomendaciones y la posibilidad de recoger tu compra en tu librería de confianza, fomentando el comercio cercano.

P: Según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España, el índice de lectura en soporte digital no ha variado en los últimos años. ¿Los lectores siguen siendo fieles al libro físico?

R: Hubo un momento en el que parecía que el formato electrónico iba a retirar al libro. No es así. Los lectores son muy fieles al libro y leen muchísimo. Los soportes digitales, como los audiolibros, se tienen que complementar. No tengo ningún miedo de que vayan a desbancarlo. La lectura escrita lleva 6.000 años.

P: Según dicho barómetro, Castilla-La Mancha sigue estando a la cola en índice de lectura. ¿Cómo se podría revertir ese mal dato?

R: Para mejorar la lectura necesitamos la implicación de los mayores, y cuando digo mayores me refiero a los padres, madres, abuelos, amigos, para que introduzcan a los más pequeños en el mundo de la lectura, porque serán los futuros lectores. Si continuamos con ellos, si no los dejamos y los abandonamos en el camino, el índice lector va a subir muchísimo. También si animamos a los chicos y a las chicas a dejar de lado la lectura en los soportes informáticos, mejoraríamos muchísimo la calidad de lectura y aumentaríamos nuestra capacidad de crítica constructiva.

P: ¿Cuál es el perfil de las personas lectoras que acuden a las librerías en Castilla-La Mancha?

R: Cada librería tiene su propio público, porque al final no todas son iguales, son completamente distintas. En Serendipia tenemos catalogado que son lectoras, generalmente de entre 30 y 50 años, las que acuden a la librería, porque les gusta mucho la literatura y porque se preocupan por la literatura de los más pequeños. Pero, al mismo tiempo, tenemos una zona de cómic, una zona de manga, que evidencia el incremento de la lectura entre los más jóvenes.

Comentarios