martes 19/1/21

La industria musical reclama ayudas y seguridad jurídica ante la covid-19

Reclaman una dotación presupuestaria y ayudas suficientes para 2021 que sostengan sus estructuras y capital humano, así como una adaptación fiscal y seguridad jurídica para afrontar la incertidumbre provocada por la covid-19
La industria musical reclama ayudas y seguridad jurídica ante la covid-19
La industria musical reclama ayudas y seguridad jurídica ante la covid-19

Con sectores "en total emergencia" como el de los directos, la industria musical ha reclamado al Gobierno este martes una dotación presupuestaria y ayudas suficientes para 2021 que sostengan sus estructuras y capital humano, así como una adaptación fiscal y seguridad jurídica para afrontar la incertidumbre provocada por la covid-19.

Son parte del plan presentado este martes en rueda de prensa por Es_Música (Federación de la Música en España) "como solución tanto para las urgencias a corto plazo, de trabajadores, profesionales y empresas, como para el desarrollo a largo plazo de una industria fortalecida y más competitiva".

Así, por ejemplo, se ha insistido en la creación de un Instituto de la Música, sin perjuicio de su relación con las otras artes escénicas, y una Ley de la Música, "parecida a la ley del cine", donde se definan los roles de todos los profesionales y productos de la cadena de valor "para evitar el intrusismo" y las malas praxis.

PACTO POR LA MÚSICA

El presidente de la Federación, Joaquín Martínez Silva, ha incidido en que exista un pacto por la música que preserve los presupuestos destinados para esta industria de cara a 2021 y 2022, de forma que "no se diluyan en otras actividades".

Se ha reclamado asimismo "un planteamiento claro de adaptación fiscal de este sector para que se equipare a otras disciplinas de la cultura, con una reducción del IVA al 4% así como de la carga fiscal de acuerdo con su realidad, "con ejercicios económicos anuales que no se corresponden con los ejercicios de actividad".

También se ha solicitado que el Consejo de Ministros desarrolle la declaración de la cultura como bien esencial, tal y como se aprobó recientemente en el Senado, y que se destine una parte de los fondos europeos de ayuda aprobados por el coronavirus, "con metodologías que permitan acceder a los mismo de manera real".

Antonio Guisasola, presidente de Promusicae y vicepresidente de Es_Música, ha pedido mejorar el marco normativo en pro del talento humano y su empleabilidad, con la creación de un nuevo modelo de cotización de artistas adaptado a la intermitencia, que asegure la situación de alta, incluidos los músicos emergentes.

Este ha insistido en la importancia de fomentar la competitividad a futuro como una de las exportaciones estratégicas del país y que se tome conciencia de la música como fuente generadora de empleo y riqueza (3,2% del PIB nacional).

ATENCIÓN A LA MÚSICA EN DIRECTO

"La música está en situación de total emergencia, ha sido uno de los sectores más afectados y de los primeros en paralizarse al 100 por 100 y probablemente también de los últimos en volver a la total normalidad", ha recordado Albert Salmerón, presidente de la Asociación de Promotores Musicales.

Ha considerado necesaria "cierta seguridad jurídica, con protocolos claros y unificados en torno a aforos y normas para evitar la arbitrariedad actual según los territorios", algo que según él ha tenido "un efecto devastador" en la "tímida reactivación" del verano pese a haber demostrado "que la cultura es segura".

Salmerón ha pedido asimismo "medidas urgentes de contingencias para salas y festivales", con fórmulas que flexibilicen la devolución de entradas en casos de cancelación o aplazamiento y también una línea de préstamos o avales públicos ante esta problemática.

Una nueva línea de ayudas públicas para 2021 ("las de este año no van a ser suficientes", ha subrayado) y que los préstamos ICO no incapaciten para optar a otras subvenciones públicas han sido otras propuestas, así como la creación de un bono cultural financiado por el Estado para, por ejemplo, la asistencia a conciertos y formación musical.

El presidente de APM ha reclamado también el reconocimiento de las actividades de las salas de conciertos de manera homogénea con una licencia específica no relacionada con el ocio nocturno, "lo que genera una estigmatización de las mismas y ha permitido que se hagan conciertos en teatros pero no en estos espacios que es donde nace el talento emergente".

FALTA DE AYUDAS EN PRODUCCIÓN FONOGRÁFICA

Sonia Durán, gerente de UFI, ha hablado por su parte de la música grabada y ha alertado de que 4 de cada 10 sellos entre pequeñas y medianas empresas podrían desaparecer en el próximo año por la actual crisis y "la falta de ayudas a la producción fonográfica".

Según sus datos, en lo que llevamos de año se ha producido una caída del 35% de ventas de discos frente al crecimiento del 9% en el mismo período de 2019, una situación que no compensa el crecimiento del "streaming" por la llamada "brecha de valor" que existe entre la remuneración que proporcionan estas plataformas y el beneficio obtenido por el uso de sus licencias.

Ante ello, Durán ha solicitado la tramitación con carácter de urgencia de la directiva europea del 17 de abril de 2019 que regula una "remuneración justa".

Por parte de los editores y en defensa de los derechos de propiedad intelectual han participado finalmente José Gómez, presidente de AEDEM, e Iván García-Pelayo, director de Relaciones Institucionales de SGAE.

Entre las últimas medidas, se ha solicitado obtener un compromiso por parte de RTVE de inversión mínima en programas de contenidos musicales que conlleve la contratación de profesionales de esta industria con prioridad a los valores nacionales. 

Comentarios