Padura asegura que, cada vez que escribe, lo hace con una 'intención concreta'

El escritor cubano Leonardo Padura y Premio Princesa de Asturias de las Letras, ha asegurado durante una conferencia impartida en la UCLM que cree que el cambio de relaciones con EE.UU. no será "muy significativo" para la literatura cubana

El escritor cubano Leonardo Padura y Premio Princesa de Asturias de las Letras ha impartido este lunes una conferencia en la UCLM
photo_camera El escritor cubano Leonardo Padura y Premio Princesa de Asturias de las Letras ha impartido este lunes una conferencia en la UCLM

El escritor cubano Leonardo Padura y Premio Princesa de Asturias de las Letras, ha asegurado este lunes en Ciudad Real que no cree que el cambio en las relaciones entre EE.UU. y Cuba sea "muy significativo" para la literatura cubana, aunque sí ha considerado que beneficiará a otras disciplinas culturales como las artes plásticas o el sector audiovisual.

Padura, que ha protagonizado un encuentro con universitarios en la Facultad de Letras del la UCLM -que celebra su trigésimo aniversario-, ha respondido así a los periodistas, a quienes les ha reconocido que la cultura anglosajona es "autofágica" lo que, a su juicio, "hace que les cueste trabajo tener una visión del mundo".

"La editorial con la que yo publico en Inglaterra la fundó su director cuando se dio cuenta de que en el mundo anglosajón sólo se publica un 3% de publicaciones de otros países. Es decir, de cada 100 obras que leen, 97 son de autores anglosajones y sólo 3 de escritores rusos, iberoamericanos, chinos, franceses. Es una cultura autofágica y muchas veces, por eso, te explicas determinados comportamientos mentales un poquitico complicados que pueden llegar a tener. Les cuesta trabajo tener una visión del mundo", ha señalado el autor cubano.

No obstante, ha considerado que estas nuevas relaciones se van a notar más en el mundo audiovisual y ha puesto como ejemplo su propio caso ya que, ha indicado, se está gestando un proyecto con productores americanos y canadienses para hacer una serie de sus novelas sobre el detective Mario Conde, "independiente en la que se ha hecho en España".

Asimismo, para el mundo de las artes plástica consideró que también va a haber efectos positivos, principalmente "si se cumplen las previsiones de que llegarán a Cuba seis millones de turistas, muchos de ellos norteamericanos, y algunos de ellos traerán plata y querrán comprar arte".

CAMBIOS ECONÓMICOS

No obstante, el cambio que ya se ha producido y que hace más optimista al escritor es la reducción de la tensión entre ambos países "que llegó a ser por momentos muy fuerte y de carácter militar", al tiempo que ha agregado que esta modificación en las relaciones "no es casual" sino fruto de unos cambios económicos que se están produciendo en Cuba, "que pueden parecer pequeños pero sumándolos no lo son".

A este respecto, ha recordado que el principal problema de Cuba, "lo ha reconocido el presidente Raúl Castro", es el fracaso del modelo económico "por lo que aún hay que avanzar mucho para concretar una relación más productiva con EE.UU., sobre todo a partir del momento en que desaparezca el embargo".

PANORAMA LITERARIO

Leonardo Padura ha hecho estas declaraciones después de mantener un encuentro con los alumnos en el que ha charlado sobre la importancia de aprovechar los años de estudiantes porque son "irrecuperables" y "después muchas veces uno lo lamenta"; de sus influencias literarias y su relación con los escritores Lino Novás Calvo, Guillermo Cabrera Infante y Alejo Carpentier; o de los orígenes de las novelas "porque soy un escritor que siempre tengo una intención a la hora de escribir un texto literario".

Asimismo, ha tenido cabida el panorama literario en Cuba, aunque ha reconocido estar algo apartado porque sus tres últimas novelas --'La novela de mi vida', 'El hombre que amaba a los perros' y 'Herejes' escritas a lo largo de 15 años-- tienen una fuerte carga histórica que le ha obligado a leer otro tipo de libros, sigue estando marcada por la poesía como género más favorecido.

Sin embargo, ha matizado que "la literatura cubana tiene una gran diáspora y a veces es difícil saber qué escribió alguien, incluso cercano a ti, porque ha publicado en otro país. Esa dispersión contrasta mucho con la homogeneidad que hubo hasta los años 80 en la literatura cubana", concluyó.

Comentarios