Viernes 19.10.2018
ENTREVISTA

El arte tiene ahora apertura mental para entender sufismo, según artista

Fotografía facilitada por la propia artista Ana Crespo, que ha dedicado 25 años a profundizar en el pensamiento sufí y, en particular, en la obra del gran maestro del siglo XII Ibn Arabí, y que considera que es "ahora" cuando el arte tiene "la ap
Fotografía facilitada por la propia artista Ana Crespo, que ha dedicado 25 años a profundizar en el pensamiento sufí y, en particular, en la obra del gran maestro del siglo XII Ibn Arabí, y que considera que es "ahora" cuando el arte tiene "la ap

La artista Ana Crespo, que ha dedicado 25 años a profundizar en el pensamiento sufí y, en particular, en la obra del gran maestro del siglo XII Ibn Arabí, considera que es "ahora" cuando el arte tiene "la apertura mental" necesaria para entender esta corriente mística del Islam.

"En Occidente en otro momento no se podía haber entendido, porque hace falta esa apertura mental que tiene ahora mismo el arte contemporáneo. Este es el momento en que puede entenderse, el momento en que Occidente está preparado para dar un cambio sustancial", ha explicado Crespo en una entrevista con Efe.

Esta artista multidisciplinar y doctora en Bellas Artes, además de profesora en Talavera, acaba de recibir el premio Barzaj que otorga la Muhyiddin Ibn Arabí Society Latina (Mias), en colaboración con Mias UK y Mias USA por su trayectoria creativa, un prestigioso galardón internacional creado en 2012 y que, entre otros, ha recibido el influyente videoartista neoyorquino Bill Viola.

Allá por 1992 la madrileña Ana Crespo inició un recorrido de conocimiento e investigación del sufismo del que han surgido una treintena de proyectos artísticos, tres libros y multitud de artículos y conferencias además de viajes a Oriente Próximo y Medio para "entender" el pensamiento sufí de Ibn Arabí, el gran maestro murciano (1165-1240) cuya obra está prohibida en algún país árabe.

Crespo reconoce que su obra se ha nutrido de los colores, las formas y la belleza que despiertan en ella la poesía sufí, hasta el punto de que las imágenes que se dibujan en su mente, y que ella plasma en bellísimas y gigantes esculturas de papel de seda (hasta de tres metros de altura), llegan acompañadas de sabores y olores.

"Encontrarme con ese material ha sido, para mí, como hallar un cofre del tesoro, algo maravilloso, y solo leer textos ya es inspirador y se llena la mente de imágenes. Solo leer los textos ya produce en sí creatividad", explica esta artista que acumula una dilatada trayectoria expositiva en toda Europa compatibilizada con la docencia en la Escuela de Arte de Talavera como profesora de color.

Defiende que en su obra no intenta "reflejar" el pensamiento sufí sino "entenderlo". Y sobre todo, comprender a Ibn Arabí, "el paradigma de la inclusión, el respeto y la apertura", que es autor de una obra "inmensa" y todavía bastante desconocida.

En la década de los setenta del pasado siglo surgió en Oxford la primera asociación dedicada a estudiar y difundir el pensamiento de Ibn Arabí, que luego se amplió hacia Estados Unidos y el ámbito latino, esta última con sede en Murcia aunque abarca otros países como Portugal o Italia.

Ana Crespo reivindica que el "verdadero" pensamiento islámico es "tolerante, lleno de apertura y flexibilidad", y del sufismo destaca que lo importante es el momento, el instante presente, lo que se traduce en "una visión de la vida" ahora, no más adelante.

La obra de esta artista durante los 25 años de investigación y "aprendizaje" ha sido expuesta en numerosos países, desde Italia hasta El Cairo y desde Japón a Holanda o Brasil.

Es autora de los libros 'Los bellos colores del corazón' (2008) y 'Rojo, verde, blanco y negro, las cuatro ramas del árbol del universo' (2013) sobre el simbolismo del color en el sufismo, que están siendo traducidos al árabe, y está ultimando 'La cualidad develadora de la imaginación'.

Su obra artística evoca luz a través de papeles de seda que unen "sutileza con rotundidad y precisión", afirma Crespo, que pretende "sembrar formas en el mundo, formas bellas pero no blandas, formas amables pero, a la vez sólidas, y penetrantes".

En una de sus últimas colaboraciones con la Universidad de Rabat (Marruecos), este otoño, ha profundizado en la influencia del pensamiento islámico en el arte actual en España.

Y ha aprovechado para homenajear al fallecido escritor Juan Goytisolo, con quien mantuvo contacto y a quien considera "puro sufismo, un pensamiento lúcido lleno de apertura mas allá de las formas".

Además del premio Barzaj 2017 que acaba de recibir en la Universidad de Sevilla, Ana Crespo ha sido nominada también este año al Jameel prize 2017, que otorga el Victoria and Albert Museum de Londres para reconocer a artistas que exploran las influencias islámicas tradicionales a través el arte contemporáneo. 

Más información en vídeos 
Comentarios