jueves 28/10/21

Antonio López: "El problema de nuestra época es que se hace un arte difícil"

Así lo ha indicado el manchego durante su intervención en la mesa redonda "Significación del artista y utilidad de la obra de arte en la sociedad", con la que se ha clausurado la exposición del 12 Certamen Nacional de Pintura del Parlamento de La Rioja, cuyo jurado preside
Antonio López, de compras en Pamplona para preparar bodegones de un taller
Antonio López: "El problema de nuestra época es que se hace un arte difícil"

El Premio Príncipe de Asturias de Bellas Artes 1985, el pintor y escultor Antonio López, cree que "el problema" de la época actual en el ámbito artístico es que "se está haciendo un arte muy difícil", ya que, desde su punto de vista, "se ha hecho un arte sumamente maravilloso, pero complicado de penetrar para el grueso de la gente".

Así lo ha indicado este viernes, en Logroño, en su intervención en la mesa redonda "Significación del artista y utilidad de la obra de arte en la sociedad", con la que se ha clausurado la exposición del 12 Certamen Nacional de Pintura del Parlamento de La Rioja, cuyo jurado preside.

En esta iniciativa, desarrollada en el hemiciclo del Parlamento riojano, también han participado el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, José María Luzón; el catedrático de Dibujo de la Universidad Complutense, Pedro Martínez; y el catedrático de Dibujo por la Universidad Sant Jordi de Barcelona Francisco Crespo.

El arte, según López, "no era difícil en la antigüedad; en Grecia participaba el que lo hacía y el que miraba con la misma intención, y no se hablaba del arte", mientras que, en la actualidad, "el arte tiene más valor económico que nunca y, por otro lado, a la gente no le importa tanto como antes, porque no lo entiende".

López (Tomelloso, Ciudad Real, 1936) ha añadido que en su juventud, como pintor, las competiciones de arte fueron "muy ilusionantes" y se presentaba a ellas porque "en algún lado hay que mostrarse".

"El concurso era un estímulo extraordinario", ha recalcado y ha agregado que, cuando no ha necesitado los concursos, ha "respirado", pero ha reconocido que hacen falta los certámenes.

"Otra cosa es -ha precisado- que se hagan bien" y "quienes los hemos vivido, como participantes y, luego, como jueces, sabemos lo difícil que es".

También ha afirmado que si alguien le consultase sobre qué cuadro adquirir, "le diría que el que le guste, aunque sea una mierda; que le guste y lo disfrute, pero es terrible no saber, es como si un médico o un político no supiera; eso es una verdadera desgracia".

Luzón ha considerado que "el artista, desde que empieza a querer ser artista quiere ser reconocido, y hay que reconocérselo y estimularle", como se hacía en San Fernando, donde "entraban niños de 10 años de edad y se les estimulaba con medallas de oro y plata".

Pedro Martínez ha incidido en que intenta, como pedagogo, hacer ver "la transformación en la época actual en referencia al arte antiguo y el paso es tan grande que, o explicas algo, o no parece entenderse nada".

Francisco Crespo ha especificado que "los mejores concursos son aquellos en los que el jurado es independiente, con criterios particulares cada uno, y de esa controversia se puede sacar un resultado que, muchas veces, no va a ser el más acertado".

Comentarios