viernes 22/10/21

El hispanista Elliot reivindica "pensar en el bien común", como los comuneros

Las Cortes de Castilla-La Mancha lanzan el V Centenario de las Comunidades, “sin juzgar” pero acentuando el protagonismo de los hechos y las figuras de la región
Las Cortes de Castilla-La Mancha lanzan el V Centenario de las Comunidades, “sin juzgar” pero acentuando el protagonismo de los hechos y las figuras de la región
Las Cortes de Castilla-La Mancha lanzan el V Centenario de las Comunidades, “sin juzgar” pero acentuando el protagonismo de los hechos y las figuras de la región

Las Cortes de Castilla-La Mancha han acogido el acto institucional del V centenario del levantamiento de las Comunidades de Castilla, durante el cual el hispanista John Elliot ha subrayado que el concepto "bien común" que dio nombre a los comuneros perdura y que "no sería una mala idea empezar de nuevo a pensar en el bien común" en este momento.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha cerrado este acto institucional en el que han participado, además, el presidente de las Cortes autonómicas, Pablo Bellido; el secretario general de Cultura, Javier García, y el historiador Miguel Fernando Gómez Vozmediano.

El historiador e hispanista británico y Premio Príncipe de Asturias John Elliot, la mayor autoridad en temática comunera, ha ofrecido -a través de un vídeo- un recorrido histórico del inicio de aquel levantamiento y de cómo el "sueño comunero de libertad" perduró.

Rememorando la Batalla de Villalar (23 de abril de 1521), ha afirmado que "no es correcto decir que la Batalla de Villalar puso fin a la rebelión de los comuneros" ya que aquellas ansías de libertad renacieron siglos después, y ha incidido en cómo se había llegado a aquella situación que puso a Castilla al borde de una guerra civil de la que "se salvó con dificultad".

El concepto de bien común que les dio el nombre de comuneros estaba destinado a arraigarse en la mentalidad de un país que anhelaba liberarse de su opresión por los poderosos", ha subrayado Elliot, quien ha dicho que también en siglos posteriores, en las Cortes de Cádiz y en el siglo XIX, hubo protestas contra la desigualdad.

Solo la Constitución de 1978 consiguió "una reconciliación casi milagrosa" y una España "unida pero pluralista" vivió una época de prosperidad sin par" que, sin embargo, no logró completar la transformación ya que el interés y el oportunismo resurgieron "mientras el pueblo se quejaba de la mediocridad de la clase política".

"No hay duda de que estamos enfrentados en este momento a formidables retos, pero no sería una mala idea empezar de nuevo a pensar en el bien común", ha resaltado John Elliot, al tiempo que Gómez Vozmediano ha reivindicado que el mayor atrevimiento de los comuneros fue "atreverse a soñar en ser dueños de su propio destino" y ha reflexionado que "nuestra" memoria está plagada del pensamiento crítico y de muchos ideales y valores que fueron "vencidos, pero no sepultados" en Villalar.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha se ha comprometido a que "en breve" se instalará un momento a María Pacheco en Toledo, para homenajear no solo esta figura sino a todas las mujeres cuya contribución en la historia ha sido invisibilizada; ha reivindicado el concepto de comunidades autónomas y se ha referido al momento en que Madrid se constituyó como autonomía para ser, al estilo de "Distrito Federal en México", el centro de la pluralidad del país, "la capital no de Castilla sino de España".

García-Page ha abogado por preservar "que se cultive esa representación general del país" a través de un concepto "incluyente" y ha apuntado que las capitalidades "no pueden ser nunca en la España constitucional ni un elemento de discusión, de reivindicación ni de agravio sobre todo".

A su juicio, la revuelta de los comuneros no fue de un antecedente del 15-M, aunque habría aspectos de reivindicación social compartibles, ni tampoco una afirmación de identidad excluyente sino de afirmación de la identidad castellana, y por ello ha dicho que tienen sentido las autonomías porque "son una mezcla de identidad y de ansias de justicia" en el marco de la Constitución y en la defensa de los intereses constitucionales y legítimos.

En este punto, ha defendido el espacio y la identidad de las autonomías, a las que "hoy les toca afrontar el 90 por ciento de los retos más cotidianos de la gente, las ayudas sociales, la sanidad y la educación en plena pandemia y con este nivel de restricciones".

Asimismo, el presidente del Parlamento castellano-manchego ha señalado que García-Page le sugirió hace algo menos de dos años que las Cortes asumieran el liderazgo de la celebración, y ha precisado que aunque la pandemia por la covid-19 ha retrasado o "menoscabado" algunos actos previstos, no ha significado la suspensión, con lo que hasta febrero de 2022 habrá actividades.

En concreto, se ha diseñado una exposición didáctica para escolares con las figuras y condicionantes históricos más relevantes del levantamiento comunero, un espectáculo que estará centrado en María Pacheco, un ciclo de conferencias y la recopilación y difusión de textos, y todo se hará "con mucho respeto a todos los planteamientos, sin ánimo de juzgar", ha dicho Bellido.

En representación del ministro de Cultura, el secretario general de Cultura ha ofrecido "toda la colaboración" del Ministerio a la conmemoración y ha señalado que no podemos saber qué habría pasado si aquella rebelión de hace quinientos años hubiera triunfado pero es un hecho que "tiene tal fuerza simbólica" que es "bueno" recordarlo 500 años después "porque es un elemento fundamental de lo que ahora es "España y la democracia española".

Acto institucional V centenario del levantamiento de las comunidades de Castilla

Comentarios