sábado 19.10.2019

Álvaro Tato: Mi carrera artística siempre ha estado envenenada de clásicos

Tato ha asegurado sentirse "muy arropado y partícipe de la familia del clásico" y ha reconocido que su extensa participación en esta edición del Festival de Almagro supone "un sueño cumplido por triplicado"

Álvaro Tato: Mi carrera artística siempre ha estado envenenada de clásicos - EFE/Mariano Cieza
Álvaro Tato: Mi carrera artística siempre ha estado envenenada de clásicos - EFE/Mariano Cieza

El dramaturgo Álvaro Tato, que participa en tres montajes de la 42 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, ha subrayado la relevancia que ha tenido para su carrera el contacto con el Barroco e incluso ha considerado que su trayectoria ha estado "envenenada" de clásicos.

En una entrevista con la Agencia Efe, Tato ha explicado que su apuesta profesional por "dar una nueva mirada sobre el Siglo de Oro" ha sido una constante en su vida, desde que comenzó a publicar a los 18 años y "ya estaba todo lleno de sonetos, de romances y décimas".

Tato ha asegurado sentirse "muy arropado y partícipe de la familia del clásico" y ha reconocido que su extensa participación en esta edición del Festival de Almagro supone "un sueño cumplido por triplicado".

La programación de este año cuenta con dos obras escritas por Tato, "Todas hieren y una mata", dirigida por Yayo Cáceres y por otro lado "El banquete", dirigida por Catherine Maras y Helena Pimenta, que repite en Almagro tras haber conquistado al público en la edición anterior.

En su faceta de adaptador también ha formado parte del equipo de "El castigo sin venganza", un montaje que la Compañía Nacional de Teatro Clásico ha representado en la ciudad encajera durante las primeras semanas del festival.

Para Tato, la última representación en Almagro de esta obra de Lope de Vega ha supuesto "la despedida de todo un equipo, con Helena Pimenta al frente" y ha valorado la etapa de la Compañía Nacional que se cierra por "haber dado con un lenguaje artístico común".

Respecto a "Todas hieren y una mata", que se representa el miércoles 17 y jueves 18 en el Corral de Comedias, Tato ha destacado que su utilización de modos de composición propios del teatro barroco "no intenta ser una reconstrucción arqueológica de algo que murió" sino hacerlo revivir "para hablar de cosas que están pasando ahora".

Este montaje está producido por "Ay Teatro", un proyecto con el que Álvaro Tato y Yayo Cáceres buscan dar salida a inquietudes creativas que no tienen cabida en el particular estilo de Ron Lalá, compañía con la que ambos se dieron a conocer en la escena española.

Sobre este encuentro con el director argentino, Tato ha subrayado que sus caminos teatrales están "indisociablemente unidos" y ha remarcado que propuestas como "Todas hieren y una mata" les permite trazar nuevos caminos teatrales y trabajar con elencos muy diferentes.

Aunque el vínculo de Álvaro Tato con el teatro clásico ha sido fértil en producciones, el actor y dramaturgo madrileño también intenta "salir del surco del trineo" para adentrarse por nuevos terrenos creativos como la zarzuela o el flamenco, con los que ha trabajado recientemente.

Respecto al propio Festival de Almagro, Tato se ha mostrado "completamente partidario de la aventura que emprendió Ignacio García" y ha asegurado que comparte el giro de la dirección por haber significado una mayor presencia de obras escritas en español, así como de autores que no entraban en el canon del teatro barroco.

El autor ha señalado que coincide con la forma de concebir el teatro clásico que no "invita a visitar unas ruinas", sino que trata de "evocar lo que era la vida cuando esas ruinas no lo eran" y ha concluido que, entre todos, se está "sembrando una nueva mirada sobre los clásicos". 

Más información en vídeos 
Comentarios