sábado 21.09.2019

Vecinos de Almendros piden al alcalde no firme licencia macrogranja en su finca

Vecinos de Almendros piden al alcalde no firme licencia macrogranja en su finca
Vecinos de Almendros piden al alcalde no firme licencia macrogranja en su finca

Vecinos del municipio de Almendros (Cuenca) han pedido al alcalde de la localidad, Acisclo Jiménez, que no firme la licencia de obra para la instalación de una macrogranja que albergará a unos 80.000 lechones al año en el paraje "Cerro del Espino", propiedad del regidor, según los ciudadanos.

La Asociación en Defensa de la Economía Responsable de Almendros (ADESA), que ha agrupado a los vecinos contrarios a la instalación de una de las dos granjas porcinas proyectadas en este municipio, ha informado en nota de prensa de la petición realizada al alcalde.

En este sentido, ha alertado de que la obra se sustenta en un proyecto inicial en el que se han "desvelado múltiples deficiencias administrativas y ambientales".

Fruto de ello, la asociación ha recordado que presentó el 26 de febrero un recurso de alzada contra la Declaración de Impacto Ambiental Integrada aprobada por la Consejería de Agricultura del Gobierno regional.

En el recurso, ADESA ponía sobre la mesa "deficiencias esquivas a los ojos de la Administración regional, así como carencias de evaluación notables", y dado que hasta la fecha no ha recibido respuesta, la asociación ha avanzado que prepara ya un contencioso administrativo ante el "sospechoso silencio del Ejecutivo".

Según la asociación, la relevancia de las deficiencias es tal que los promotores de la macrogranja "ya han reconocido públicamente cambios sustanciales con respecto al proyecto inicial, lo que a ADESA le invita a pensar que "la deficiente evaluación del primer proyecto ya no se correspondería con la propuesta final en la que trabajan los promotores", ha resaltado.

En cuanto a la estrategia de los vecinos, han registrado en el Ayuntamiento una petición de información para obtener el expediente inicial, así como una solicitud de abstención del alcalde a la hora de firmar la licencia de obras, dado que se relaciona la ubicación de las dos granjas porcinas con propiedades rústicas de la familia del regidor.

En ambos escritos dirigidos al Ayuntamiento se cuestiona esta instalación y se solicita, por la importancia y la repercusión social de este proyecto, que se informe a todos los concejales del Ayuntamiento (todos del PP) "del contenido y efectos jurídicos que supone la eventual Declaración de Interés Público o Social" de esta macrogranja para de esta forma emitir su voto responsable.

Asimismo, requieren "la obligación de abstención de voto del alcalde" en caso de que existan intereses personales en el asunto.

El proyecto de partida, ubicado a 80 metros de una zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), planteaba tomar agua de un pozo público de emergencia para casos de sequía, contemplaba una incineradora, la construcción de una fosa de purines sobre un arroyo seco y utilizar una Línea de MT eléctrica pública para suministro eléctrico de la macrogranja, ha recordado.

No obstante, la voluntad de la asociación es que el Consistorio reconsidere dar licencias municipales, al menos hasta que se conozca la respuesta del Gobierno regional "en alzada" o de los tribunales en el contencioso administrativo.

Para mediados de abril, la asociación tiene previsto realizar una asamblea en la que se presentará la defensa jurídica tanto frente al Gobierno regional por una declaración de impacto, como frente al Ayuntamiento, en el supuesto de que continuase con la tramitación del proyecto. 

Más información en vídeos 
Comentarios