sábado 04.04.2020

Piden suprimir el pago por estacionamiento en Cuenca durante el estado de alarma

Ayuntamiento de Cuenca recuerda que no puede interrumpir ORA pero estudia no multar si la empresa deja de prestar servicio
Imagen de archivo de un parkimetro en una calle
Imagen de archivo de un parkimetro en una calle

El PP y Podemos, que forman parte de la oposición en el Ayuntamiento de Cuenca, han reclamado que se suspenda el pago por estacionamiento en la zona ORA durante el estado de alarma.

En un comunicado, la confluencia Podemos-Equo ha expresado este jueves su incredulidad por la decisión de mantener este pago, a diferencia de otras ciudades, en pleno estado de alarma por el COVID-19.

Esta decisión ha sido tachada de "disparate "y "contraproducente" y ha opinado que "responde únicamente a los intereses de la empresa privada que gestiona el servicio".

Por ello, ha reclamado al equipo de gobierno local que "detenga inmediatamente las sanciones por estacionamiento regulado, de forma retroactiva desde la declaración del estado de alarma". 

Además también ha requerido al Consistorio que "habilite un sistema especial de transferencia o reembolso" para que todas aquellas personas que hayan adquirido derechos de estacionamiento en este periodo "puedan recuperar su dinero o canjearlo en otro momento posterior al estado de alarma".

Por su parte, a principios de semana, el grupo municipal popular demandó en sus redes sociales al Consistorio la supresión del sistema, "para facilitar las medidas de confinamiento de la población en sus domicilio", según su cuenta oficial en Twitter.

NO SE PUEDE POR REAL DECRETO

Por otra parte, el Servicio de la ORA seguirá funcionando en la ciudad de Cuenca, tal y como ha aclarado el Ayuntamiento de la ciudad, que ha señalado que esta decisión viene motivada porque el Real Decreto 463/2020 del Estado de Alarma no recoge esta actividad entre las que quedan suspendidas.

El concejal de Tráfico, Adrián Martínez, ha explicado que la suspensión del contrato de forma unilateral sin causa justificativa supondría que el Consistorio tendría que abonar a la empresa los daños y perjuicios causados por esa suspensión, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Medida que, además, cuenta con informes desfavorables de los técnicos municipales. "No es que se deje de cobrar la ORA, es que tendríamos que hacer frente a indemnizaciones muy cuantiosas con el dinero de todos los ciudadanos", ha incidido Martínez, que prefiere que esos recursos se destinen a reflotar la actividad económica local cuando llegue el momento.

No obstante, ha explicado que la empresa sí tiene en su mano, al no considerarse su actividad esencial ni básica para los ciudadanos, dejar de prestar el servicio para salvaguardar la salud de sus trabajadores y en cumplimiento de las disposiciones decretadas en el estado de alarma.

Para ello solo tiene que realizar la comunicación oportuna al Ayuntamiento y cursar las instrucciones precisas a sus trabajadores.

De hacerlo, podría acogerse a las medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 recogidas en el Real Decreto Ley 8/2020.

Si la empresa decide continuar con el servicio, el Ayuntamiento estudiará no imponer multas o sanciones por las denuncias emitidas durante el período en que esté vigente el estado de alarma, justificándolo por la situación extraordinaria y de emergencia social en la que la ciudad se encuentra con motivo de la propagación del coronavirus. Mientras tanto, el Consistorio sí ha autorizado el cierre de la oficina de atención al público de la ORA.

Además, exigirá a la empresa que tome las medidas de prevención obligatoria para con sus trabajadores, no descartando para ello la adopción de acciones coercitivas dentro de sus competencias. Asimismo, exigirá la desinfección de los parquímetros.

Más información en vídeos 
Comentarios