El Plan del Valle del Cabriel afecta a 37 municipios con 3,9 millones inversión

El presidente provincial ha destacado que este Plan supone poner los cimientos para el desarrollo turístico y la dinamización sostenible de la comarca
Presentación de las actuaciones previstas en el Plan de Sostenibilidad Turística del Valle del Cabriel
photo_camera Presentación de las actuaciones previstas en el Plan de Sostenibilidad Turística del Valle del Cabriel

La Diputación de Cuenca comienza a desplegar el Plan de Sostenibilidad Turística del Valle del Cabriel, para el que han obtenido 3,9 millones de fondos europeos que se invertirán en 37 municipios que revertirán en toda la comarca y, en particular, en la zona de la Reserva de la Biosfera.

La diputada de Patrimonio, Mayte Megía, y el presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana, han presentado las líneas claves de este plan que tiene que estar listo en 2026 y que comenzará a desarrollarse con la contratación de una gerencia externa que se ocupará de la coordinación y supervisión de todos los trabajos, una licitación que se producirá en los próximos días.

Megía ha explicado que el plan se centrará en cuatro ejes, que son transición verde y sostenible "para implementar prácticas turísticas responsables", eficiencia energética, transición digital y competitividad "para fortalecer la economía local".

La diputada ha aclarado que no es un plan de ayudas a ayuntamientos o colectivos, sino que será ejecutado al completo por la Diputación Provincial, aunque se ha contado con los municipios para su diseño.

El presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, se ha encargado de desglosar todas las actuaciones previstas en cada una de estas líneas de trabajo.

Para emplazar, el eje de transición verde, dotado con un presupuesto total de 590.000 euros, prevé, en primer lugar. la restauración paisajística, limpieza zonas fluviales y acciones de prevención de incendios en el entorno del valle del Cabriel, en concreto en los municipios de Enguídanos, Cañete, Boniches, Campillos-Sierra y Talayuelas.

En el apartado de eficiencia energética, hay un proyecto para desarrollar carriles cicloturísticos en las vías pecuarias de trece municipios --Cañada del Hoyo, Enguídanos, Villar del Humo, Cardenete, Villora, Moya, Landete, Talayuelas, Mira, La Pesquera, Minglanilla, Villaelpardo y Villarta--, con un presupuesto de 673.0000 euros; y un plan de instalación de puntos de carga en seis localidades de vehículos en siete localidades, El Herrumblar, Graja de Iniesta, Iniesta, Minglanilla, Moya y Enguídanos, con presupuestado en 120.000 euros.

El tercer eje, el de la transición digital, está presupuestado en 610.000 euros y tiene entre sus objetivos la creación de contenidos digitales de promoción turística digitales, la creación de la figura del embajador del Valle del Cabriel o el desarrollo de una web que aglutine los servicios turísticos de la zona.

Dentro de este bloque se incluye un proyecto para aplicar la tecnología de la realidad aumentada en distintos elementos patrimoniales: la imagen de la Virgen de Tejeda de Garaballa; la villa de Moya; el Castillo de Buen Suceso de Cañada del Hoyo; el Castillo de Paracuellos; la muralla de Cañete; la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, su artesonado y órgano de Cardenete; la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y las pinturas rupestres de La Hoz de Vicente de Minglanilla; la ermita de Consolación de Iniesta; la ermita de la Virgen del Pilar de Altarejos; el Puente del Imposible y La Torre de Víllora; el Monumento natural de las Chorreras de Enguídanos, y las pinturas rupestres levantinas de Villar del Humo.

Por otro lado, se va a crear un observatorio turístico para monitorizar el turismo del Valle del Cabrie y se implementará una web 3.0, con una calculadora digital de huella de carbono y un catálogo de buenas prácticas para reducir el impacto ambiental. Todo este grupo de acciones está valorado en 610.000 euros.

Finalmente, en el apartado de competitividad, se va a contratar la ya citada gerencia externa que se ocupe de coordinar todas estas acciones, la implantación de un Sistema de Calidad Turística en Destino, al que se podrán adherir establecimientos y negocios de la zona para presentarse al viajero como un destino turístico de calidad, y se creará un club de productores agroalimentarios de kilómetro cero.

Además, se prevé la señalización turística en todos los municipios, sendas actuaciones en los conjuntos históricos de Moya y Cañete, donde se van a restaurar las murallas y se va a instalar iluminación autosuficientes; y se van a musealizar tres torres de telegrafía, en concreto la Mochuela en Graja de de Iniesta, Torre Barrachina de Villar del Humo y Atalayón de Iniesta.

Este último bloque, con un presupuesto de 1,9 millones, prevé además un plan de promoción digital de destino y la generación de nuevas experiencias turísticas y la búsqueda de nuevos recursos en la zona.

El presidente provincial ha subrayado que la justificación de los fondos recibidos para desarrollar todas todas estas acciones tendrá que ser muy detallada y que tienen condicionantes muy estrictos, como que los proyectos tengan "un marcado carácter verde" y que se apueste por la digitalización.

Martínez Chana ha manifestado que el objetivo de la Diputación es presentar planes similares para zonas como la Alcarria y la Serranía cuando salgan nuevas convocatorias.

Comentarios