El Parador de Cuenca conmemora su trigésimo aniversario con una cena espectáculo

Que recrea su pasado conventual
Gobierno asegura que 'no se franquiciará' ninguno de los Paradores de Turismo. En la imagen de archivo el Parador Nacional de Turismo de Cuenca
photo_camera El Parador de Cuenca conmemora su trigésimo aniversario con una cena espectáculo

El Parador de Turismo de Cuenca celebra este año su trigésimo aniversario coincidiendo además con que el antiguo convento de San Pablo donde se ubica comenzó a edificarse precisamente hace cinco siglos, ya que en 1523 tuvo lugar la colocación de la primera piedra.

Para conmemorar esta efeméride, desde el establecimiento de la capital conquense quieren celebrarlo a lo largo de todo el año, apostando por la promoción de su gastronomía y su cultura y recordando su propia historia recreando el ambiente de su pasado conventual.

Según el director, Juan Serrapio, pretenden hacer un guiño a algo que la sociedad conquense recuerda con cierta añoranza, como son las jornadas del convento que se celebraban en los primeros años de apertura del Parador.

"Queremos hacer ese recuerdo, adaptado a estos tiempos, apostando por la danza, el espectáculo, el teatro y mezclándolo con la propia gastronomía, que recupera y adapta los propios platos que se consumían en conventos y monasterios", explica.

Bajo el título 'Noches Conventuales' el Parador ha organizado para el próximo 27 de enero una exclusiva cena espectáculo que aúna arte y gastronomía, con una propuesta culinaria que hace un guiño a las tradicionales recetas de convento, actualizadas y adaptadas a los gustos tradicionales.

En el apartado artístico, en conmemoración del quinto centenario de la construcción del convento de San Pablo, se presenta el montaje Las Noches Conventuales, una producción de la compañía Armonía Danza con guión de Miguel Romero, historiador y cronista oficial de la provincia.

Un espectáculo de danza, música y teatro interpretado por artistas conquenses como Germán Olivares, quien dará vida al canónigo Juan del Pozo, impulsor de su creación, o el coro Alonso Lobo, representando a esa comunidad de frailes, primeros habitantes del convento, quienes se encontrarán con personajes fundamentales de la historia de la ciudad como el arquitecto Pedro de Alviz, o la poetisa Catalina de Mota.

Las danzas históricas y sagradas, cobrarán vida gracias a los alumnos de la escuela Rosario Tosta dirigidos por el coreógrafo Marco Bendoni y acompañados por los bailarines de la propia compañía y los músicos Emilio Villalba y Sara Marina.

Los clientes podrán disfrutar de diferentes espacios del Parador, finalizando en el espacio donde hace casi 500 años comían los monjes y uno de los lugares más significativos del convento, el Salón Refectorio.

El precio de la cena espectáculo es de 65 euros por persona, las plazas son limitadas y las reservas se pueden realizar en [email protected]

Comentarios