Aprobado en pleno el protocolo del plan de movilidad del Ministerio para Cuenca

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, asegura que en dos años "todo el mundo celebrará" el Proyecto 'X Cuenca' que suprime el tren convencional
En la imagen un instante del Pleno del Ayuntamiento de Cuenca que ha aprobado el Proyecto 'X Cuenca'
photo_camera En la imagen un instante del Pleno del Ayuntamiento de Cuenca que ha aprobado el Proyecto 'X Cuenca'

El Ayuntamiento de Cuenca ha aprobado este jueves, en un pleno extraordinario, el protocolo que permitirá desarrollar el plan "XCuenca" propuesto por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y que contempla la supresión del tren convencional a la vez que se incrementan los servicios de Alta Velocidad y se impulsa la urbanización del centro de la ciudad, en los terrenos que ahora ocupan las vías.

Con los once votos a favor del Grupo Socialista, la abstención de tres ediles de "Cuenca Nos Une (CNU) y nueve votos en contra del resto de grupos de la oposición y de una edil de CNU, el protocolo permitirá a partir de ahora al Ayuntamiento firmar los convenios con las distintas administraciones, como el Ministerio, la Junta de Comunidades y la Diputación, así como con ADIF, para ejecutar las actuaciones previstas en este plan.

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha destacado que el plan “XCuenca” permitirá urbanizar los terrenos ferroviarios que “dividen” la ciudad, a la vez que se incrementan los servicios ferroviarios en la estación de alta velocidad y se comunica la ciudad con los pueblos cercanos, como Arcas o Fuentes.

Dolz ha subrayado que el pleno no debate sobre “si la línea de tren Aranjuez-Cuenca-Utiel debe permanecer o no, si no si el Ayuntamiento quiere formar parte de este plan de movilidad”.

Un plan, ha recordado que saldrá adelante con o sin Cuenca, porque “ya hay versiones del protocolo sin la adhesión” del Consistorio conquense.

El regidor ha defendido que la línea de ferrocarril convencional “lleva años muerta y nadie le va a devolver la vida”, a la vez que ha instado a los grupos a apoyar un plan que sirve para “hacer ciudad”.

Cuenca nos Une ha contado con cuatro concejales en el pleno extraordinario por la ausencia de Nerea Sancho, y tres de sus ediles se han abstenido, mientras que Ana Isabel Payán ha votado en contra, al igual que el resto de la oposición.

La portavoz de CNU Marta Tirado ha desechado las críticas del resto de grupos, que les acusaban de “cambiar de chaqueta”, y ha recordado que la supresión del tren convencional y, sobre todo, la urbanización de los terrenos para salvar la “brecha” existente estaban en el programa electoral de su formación.

Por su parte, tanto Grupo Popular como Ciudadanos y Cuenca en Marcha -coalición de Podemos y Equo- han calificado de “vergüenza” la celebración de este pleno, cuya nulidad habían pedido previamente y han dejado abierta la puerta a tomar medidas judiciales para que se anule la decisión aprobada este jueves en el Ayuntamiento.

El Grupo Popular ha asegurado que seguirá “peleando para que no prospere el plan XCuenca” y ha considerado que el tren convencional es una infraestructura “irrenunciable”.

El concejal José Manuel Cañizares ha resaltado que en otras ciudades de la región se han propuesto planes de movilidad similares “sin que se haya obligado a renunciar al tren”.

La portavoz de Ciudadanos, Cristina Fuentes, ha calificado de “inmundicia” la maniobra política que ha llevado a convocar el pleno y ha calificado la jornada de hoy como “un día negro para Cuenca porque ustedes están vendiendo algo que no es suyo”.

De su lado, la concejala de Cuenca en Marcha, María Ángeles García, ha vuelto a defender la legitimidad de la consulta popular que propuso en el último pleno, y que fue rechazada en un ejercicio de lo que ha calificado como “trilerismo político”.

Estos tres grupos habían presentado un recurso de reposición pidiendo la nulidad del pleno al considerar que no se había convocado de forma adecuada, pero el recurso ha sido rechazado por un informe de la Secretaría Municipal. 

EN DOS AÑOS SE CELEBRARÁ

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha pronunciado este jueves al respecto del Proyecto 'X Cuenca' asegurando que se trata de una decisión que "todo el mundo va a celebrar" en el plazo de "dos o tres años".

García-Page ha realizado estas declaraciones en la localidad conquense de Priego durante la presentación de la nueva estrategia de transporte bajo demanda que prepara su Gobierno para toda la región.

"Todo el mundo va a celebrarlo en dos o tres años", ha abundado, asegurando que si los gobiernos se pasaran el día "midiendo lo que da un voto o no lo da", no se tomarían decisiones.

También el presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, se ha pronunciado en este acto sobre la cuestión.

"Entiendo que pueda haber gente con nostalgia por ese tren que transporte aire y no viajeros, pero de la nostalgia no se vive, y los servicios, a parte de ser rentables socialmente, tienen que ser útiles", ha aseverado.

Comentarios