viernes 26/2/21

Policía Local de Cuenca cierra accesos al paseo fluvial y las zonas de recreo

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha elevado a naranja la alerta en la zona de la Serranía de Cuenca, que incluye también a la capital, por rachas de viento de hasta 100 km/h

La Policía Local de Cuenca ha cerrado los accesos al paseo fluvial y las zonas de recreo próximas a las riberas por el fuerte viento, por el riesgo de caída de ramas e incluso árboles enteros, que se esperan durante esta jornada, y se ha constatado ya una cierta crecida del caudal del río Júcar, con la previsión de que siga creciendo, tras el aumento de las temperaturas después del paso de la borrasca 'Filomena'. 

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha elevado a naranja la alerta en la zona de la Serranía de Cuenca, que incluye también a la capital, por rachas de viento de hasta 100 km/h. Además, como anunció el Consistorio hace unos días, existe riesgo de que se desborden los ríos debido al aumento de caudal que está provocando las lluvias y el deshielo de la nieve acumulada en puntos más altos del cauce. 

En lo que se lleva de jornada ya se han registrado varias incidencias como la caída de tejas en las calles Ciudad de Paju y Doctor Galíndez, así como de varios árboles en Buenavista, Las Quinientas, Siglo XXI, Villa Román, zona del Castillo, etc. 

Además, las fuertes rachas de viento han derruido un vallado del barrio Cerro de la Horca y ha tumbado varios árboles en la zona del barrio del Castillo, la calle Madrid y los barrios de Buenavista y Las Quinientas, y hay, también, varias tejas desprendidas en la calle Ciudad de Pajú y contenedores y banderolas publicitarias caídas por toda la capital. 

El concejal de Servicios Públicos, Adrián Martínez, ha afirmado que "aunque recientemente se ha realizado un apeo y el Servicio de Parques y Jardines revisó todas las zonas verde tras la borrasca 'Filomena', sigue existiendo riesgo de que el viento provoque la caída de ramas e incluso de árboles enteros, pues se da la circunstancia de que la tierra está muy húmeda y, debido a naturaleza, hay especies que no tienen un sistema raticular lo suficientemente fuerte". 

Este riesgo es mayor en las riberas de los ríos, de ahí el cierre del paseo fluvial del Júcar y de las zonas de recreo próximas a los ríos, por lo que ha insistido en que se respete la señalización. 

Por todo esto, el concejal ha pedido a la ciudadanía que "evite los desplazamientos innecesarios y, sobre todo, que no transite por parques, jardines y zonas arboladas" y también ha recomendado no estacionar los vehículos en zonas próximas a las riberas de los ríos como el Recreo Peral o el Bosque de Acer.

Comentarios