Robos de colmenas y sequía reducen un 50% la producción de miel en Cuenca

Apicultores notan menos la crisis y consideran su actividad 'rentable'. En la imagen de archivo un apicultor
photo_camera Robos de colmenas y sequía reducen un 50% la producción de miel en Cuenca

La asociación de apicultores de Cuenca ha advertido de que el robo de colmenas en la provincia se está convirtiendo en una práctica extendida, al tiempo que ha denunciado que la inseguridad en el campo se suma a otros problemas que sufren como la sequía, que este año reducirá la producción en un 50 %.

En declaraciones a Efe, su presidente, Isidoro Marín, ha desvelado que la pasada primavera se robaron más de mil colmenas a apicultores conquenses, valoradas en cerca de 200 euros cada uno.

De ahí, ha argumentado, el consecuente daño que se hace a un sector que además padece mucha inseguridad en el campo, dado que ahora no son robos aislados, sino de "grupos organizados".

"Los agricultores tienen miedo", ha señalado Marín, quien ha lamentado que los robos se están generalizando en todo el país y también en provincias como la de Cuenca.

Este problema, que ha aumentado este año, se suma a la sequía que padece todo el territorio y que ha reducido en un 50 por ciento la producción de miel en la provincia.

Esta circunstancia ha provocado una merma de abejas dado que desaparecen muchas colonias y la mortandad "cuesta mucho dinero a los apicultores", porque alimemtarlas y transportarlas supone un coste importante para el apicultor, que finalmente afecta a su rendimiento, ha explicado Marín.

La Asociación de Apicultores de Cuenca cuenta con medio millar de socios en toda la provincia.

Comentarios