viernes 7/8/20

Los reyes promueven Cuenca y la acción social para las personas con discapacidad

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, apela durante la visita de los reyes a Cuenca a mantener la esperanza y la unidad
Los reyes en su visita a las instalaciones de la Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo y sus Familias de la Provincia de Cuenca (Aspadec)
Los reyes en su visita a las instalaciones de la Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo y sus Familias de la Provincia de Cuenca (Aspadec)

Los reyes han promovido este jueves la imagen de Cuenca con un paseo por algunas zonas de su casco histórico y han aprovechado su visita a la ciudad para lanzar un mensaje de apoyo a las entidades dedicadas a la atención de personas con discapacidad.

Felipe VI y doña Letizia han hecho su recorrido por las calles de Cuenca dieciséis años después de que eligieran esta ciudad como primer destino de su viaje de luna de miel.

La capital conquense ha vuelto a ser la elegida por los reyes para su escala en Castilla-La Mancha dentro de la gira autonómica que están realizando una vez finalizado el estado de alarma.

El paseo lo han comenzado a los pies de la catedral, donde han sido recibidos con aplausos de varios grupos de personas, algunas con la bandera de España y que han lanzado varios vivas a España y al rey.

La pareja real ha respondido con saludos y se han dirigido hacia el Museo de Arte Abstracto, el primero de este tipo que abrió sus puertas en España y donde al igual que en el resto de la jornada han estado acompañados, entre otras autoridades, por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes; y el alcalde de Cuenca, Darío Dolz.

El museo, en el que han recorrido varias salas, se ubica en el edificio de las emblemáticas Casas Colgadas de Cuenca, pero en esta ocasión los reyes no se han desplazado después hasta la zona del puente de San Pablo, sobre la Hoz del Huécar y desde donde se contempla la característica fachada de esas casas.

Ellos mismos tomaron fotografías de esa fachada cuando hace dieciséis años visitaron Cuenca como primer destino de su luna de miel y se alojaron en el parador nacional, desde donde se contemplan las Casas Colgadas y en el que los reyes han tomado un refrigerio antes de su regreso a Madrid.

A la salida del museo, los reyes se han acercado a conversar con otros grupos de personas que les esperaban (alguna ha llegado a emocionarse ante la presencia de los reyes) y han charlado con una vendedora de la ONCE que ofrecía un número cercano al de la fecha de la boda de los reyes y que muchos periodistas que han seguido la visita han adquirido después.

Antes de su paseo por el casco histórico de Cuenca los reyes han querido expresar su apoyo a las asociaciones que han seguido prestando atención durante la pandemia a personas con discapacidad y han visitado una granja escuela que es la sede de Aspadec.

Se trata de una entidad dedicada a la atención de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y a sus familias y que cumple este año su 40 aniversario.

Se han reunido con sus responsables para conocer la actividad que realizan y cómo les ha afectado la COVID-19 y las medidas que se han ido adoptando para hacer frente al virus.

En esa reunión el rey ha dado las gracias por la acogida y ha hecho hincapié en la necesidad de la acción social.

"Es una magnífica labor que vista sobre el terreno deslumbra", ha añadido.

Por su parte, la reina ha destacado que es muy importante que los mayores de edad con discapacidad intelectual puedan seguir con una vida útil, con un entorno familiar detrás apoyando este proyecto.

Protegidos con mascarillas al igual que el resto de autoridades, han recorrido zonas de la granja escuela como las de serigrafía, cocina, diversas manualidades y en las que se cuida a gallinas, patos, pavos reales y ocas, han conversado con sus profesores y han descubierto una placa conmemorativa de su visita en el 40 aniversario de la asociación.

Han charlado igualmente con algunas de las personas atendidas en el centro, como un hombre que les ha preguntado de donde eran y a lo que el rey ha respondido de Madrid y la reina, de Oviedo.

Otro ha comentado a la reina que la había visto ejercer de periodista y le ha preguntado si ya se había cansado de ello, ante lo que doña Letizia le ha explicado que lo dejó hace tiempo al casarse con el príncipe.

Cuando posaban en una foto en los jardines de la asociación tras haber recibido varias manualidades de regalo, han bromeado con uno de los jóvenes que les ha saludado con un "¡hola, príncipes" tras el que sus profesores le han recordado que ya son reyes.

MANTENER LA ESPERANZA Y LA UNIDAD

El presidente de Castilla-La Mancha ha apelado, con motivo de la visita de los reyes a la región, a que los españoles mantengan su esperanza y unidad para superar cuanto antes las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

En declaraciones a los periodistas, el presidente castellano-manchego ha agradecido la presencia de los reyes en su región y ha considerado que esta visita y toda la gira que están realizando significa "el comienzo de la normalidad" y un impulso de la autoestima nacional colectiva.

"Su ejemplo es el mejor. No hace falta hacer alharacas y cosas raras, sino simplemente mantener una actitud responsable pero confiada", ha añadido antes de asegurar que los reyes tienen un especial cariño a Cuenca al elegirla hace 16 años como primer destino de sus visitas a varias localidades de España con motivo de su luna de miel.

García-Page ha insistido en que el país está retomando el vuelo "y lo vamos a conseguir" tras superar la parte más difícil y delicada y se ha mostrado convencido de que cuando todo esto pase una vez que se consiga la vacuna, el mundo verá a España como un país alegre, que quiere y sabe vivir pero que, al mismo tiempo, se toma muy en serio sus retos colectivos.

Pese a la tragedia del coronavirus, ha destacado puntos positivos como el trabajo común de todas las autonomías, incluidas Cataluña y el País Vasco, junto con el Gobierno, para hacerle frente.

Ahora ha considerado necesario seguir preservando esa unidad mediante acuerdos transversales ante los que ha pedido al PP que se sume porque debe lograrse un acuerdo más allá de ideologías.

Él tiene una visión positiva de cómo puede evolucionar la situación tras la pandemia pese a reconocer que hay sectores como el turismo que van a seguir muy afectados durante más tiempo.

Se ha referido también a los datos de empleo hechos públicos este jueves para destacar el buen comportamiento de los relativos a Castilla-La Mancha.

Tras aprovechar para agradecer la labor de los medios de comunicación durante el estado de alarma, ha reiterado la apuesta por la España vaciada.

Lo ha hecho al recordar que este viernes se verá en Soria con los presidentes de Castilla y León y Aragón para poner de manifiesto que no es un asunto que tenga que tenerse en cuenta sólo durante las campañas electorales y que debe estar presente en la financiación europea y del Estado.

Respecto al futuro de Cuenca ha recordado que hay inversiones previstas como un gran hospital en la provincia y una nueva gran superficie en Tarancón.

También ha resaltado la capacidad de alerta que tienen ahora ante los posibles rebrotes del virus tanto la sanidad de su región como la de toda España.

Por su parte, el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha agradecido igualmente a los reyes su visita y ha considerado que son "unos magníficos embajadores".

A su juicio, esa presencia es un impulso para la recuperación del sector del turismo, que ha subrayado que es el más afectado por la pandemia.

Tras su parada en Castilla-La Mancha, los reyes proseguirán este viernes su gira autonómica recalando en la Comunidad Valenciana, donde tienen previstos actos tanto en Benidorm (Alicante) como en Valencia.

Visita institucional a ASPADEC con los Reyes de España

Más información en vídeos 
Comentarios