viernes 21/1/22

Trabajadores de prisiones exigen en Cuenca "respeto" para el sector penitenciario

Más de 400 representantes sindicales de CSIF y ACAIP-UGT se manifiestan en Cuenca para exigir mejoras laborales en prisiones
Trabajadores de prisiones exigen en Cuenca "respeto" para el sector penitenciario
Trabajadores de prisiones exigen en Cuenca "respeto" para el sector penitenciario

Varios centenares de trabajadores de prisiones, 400 según la organización y alrededor de 300 según la Policía Local, se han manifestado este miércoles por las calles de Cuenca para exigir mejoras laborales y "respeto", coincidiendo con la reunión de directores de centros penitenciarios y de inserción social que se está celebrando estos días en la capital conquense.

Los trabajadores, convocados por CSIF y ACAIP-UGT, han iniciado la marcha en la Subdelegación del Gobierno y han concluido frente al hotel Torremangana, donde estaban reunidos los directivos, para "mostrar el hastío, el cabreo y el cansancio no sólo a los representantes nacionales, sino a los directores que acatan las órdenes que están perjudicando a los trabajadores".

Así se ha expresado en declaraciones a los medios de comunicación José Ramón López, de ACAIP-UGT, que también ha hecho hincapié en que la ley que regule la labor de los funcionarios de prisiones, conocida como "ley de cuerpos", tiene que ser elaborada "con los trabajadores", por lo que ha considerado que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se tendrá que reunir con ellos y "buscar soluciones de consenso, porque lo que no tiene sentido es que a estas alturas no se sepa cuál es el contenido de determinados aspectos de la ley".

También Jorge Vilas, de CSIF, ha aseverado ante los medios de comunicación que la ley en la función pública penitenciaria tiene que modernizar la institución y "conllevar mejoras laborales y económicas para los trabajadores".

Respecto a la promesa realizada el lunes en Cuenca por Grande-Marlaska de tramitar la ley en la presente legislatura, Vilas ha apuntado que el colectivo ya ha escuchado "promesas antes" y ha recordado el compromiso de presentar la ley en el primer semestre del año, cuyo plazo se ha incumplido.

Por ello ha exigido a Grande-Marlaska que tramite la ley "de manera consensuada y urgente".

Uno de los contenidos de la ley es el reconocimiento de los funcionarios de prisiones como agentes de la autoridad, algo que López ha considerado "increíble a estas alturas que todavía no lo sean las personas que custodian a detenidos en centros penitenciarios, y lo sea un maestro o un médico".

Ha lamentado que es una promesa "desde hace años, de este gobierno y del anterior, pero no lo cumplen". 

Comentarios