Lunes 27.05.2019

Profesor acusado de abuso sexual lo niega y reconoce relación con una alumna

El Ministerio Fiscal pide para él 56 años de cárcel por trece delitos cometidos a lo largo de los años

Profesor acusado de abuso sexual lo niega y reconoce relación con una alumna
Profesor acusado de abuso sexual lo niega y reconoce relación con una alumna

El profesor de piano del Conservatorio "Pedro Aranaz" de Cuenca ha negado este miércoles, en el juicio en el que comparece en la Audiencia Provincial acusado entre otros delitos de agresión y abusos sexuales a menores, todos los hechos denunciados, aunque ha admitido haber mantenido relaciones con una de sus alumnas, cuando ya era mayor de edad y a causa del "cariño mutuo".

El acusado, J.M.M.T., ha contestado a las preguntas del Ministerio Fiscal, que pide para él 56 años de cárcel por trece delitos cometidos a lo largo de los años, como de su abogado defensor y de la letrada de la acusación particular, que representa a los ocho denunciantes, seis chicas y dos chicos, todos ellos ex alumnos suyos. 

En su declaración, ha asegurado sentirse "sorprendido" por las acusaciones realizadas contra él, y que según la Fiscalía son constitutivas de varios delitos entre los que se cuentan agresión sexual, abuso sexual a menores, delitos contra la integridad moral, contra la libertad sexual o de exhibición de material pornográfico.

Ha negado haber mantenido un "control emocional" sobre sus alumnos, haber hecho comentarios con connotaciones sexuales a las alumnas o haberles pedido que se quitasen la ropa en clase, así como haberles hecho víctimas de actitudes "intimidatorias" o de menosprecio.

Sí ha reconocido que con una de las alumnas, a la que empezó a dar clase cuando tenía nueve años, mantuvo hasta seis relaciones sexuales pero cuando él tenía 43 años y ella era mayor de edad, "tenía 18 años y un mes" ha precisado, al tiempo que ha resaltado que fue algo "consentido" e iniciado por la joven, que se encuentra entre los denunciantes.

"Yo puedo admitir que moral y éticamente no actué como debía", ha reconocido a preguntas de su abogado defensor, pero ha asegurado que la relación "no se produjo ni por miedo, ni por intimidación" y que no la buscó. 

El acusado, que fue detenido en 2015 y apartado del ejercicio profesional pero que se encuentra en libertad con varias órdenes de alejamiento vigentes respecto a las víctimas, ha defendido en varias ocasiones su labor profesional y ha recordado que los alumnos, incluidos los denunciantes, acudían a las actividades que organizaba, como cursos en verano, y ha rechazado que se sintieran obligados a ello.

Según ha explicado la abogada de la acusación particular, todos sus representados han pedido prestar declaración en el juicio oral tras un biombo, para evitar el contacto visual con el acusado. 

En esta primera sesión ha declarado una de las denunciantes, que fue alumna suya desde 1993 hasta 2001, y que ha calificado a J.M.M.T. como una persona "con muchas caras, al principio era amable y dulce", pero que se transformó en una persona "atroz y cruel". 

Ha asegurado que les insultaba, "se enfadaba mucho, daba portazos y golpes en el piano”, y que "tenía mucho interés en saber" sobre su vida sexual.

Asimismo, ha afirmado que en su último año de alumna les enseñó imágenes pornográficas en un ordenador, que también le obligó a quitarse la camisa en clase y le tocó el pecho, a la vez que ha reconocido que el profesor le amenazaba con contárselo a sus padres.

El segundo testigo en esta primera jornada del juicio oral ha sido un profesor de piano que dio clase a dos de las víctimas después de que fueran alumnas del acusado. 

La segunda sesión de la vista oral se iniciará este jueves a partir de las diez de la mañana en la Audiencia Provincial de Cuenca.

Más información en vídeos 
Comentarios