sábado 28.03.2020

Premian un trabajo de sanitarios de Cuenca sobre voluntades anticipadas

‘Nadie puede morir por mí, nadie tiene que decidir por mí’ es el título de este trabajo con el que se quiere dar a conocer a ciudadanos, pacientes y personal sanitario la existencia de este documento.

Premian un trabajo de sanitarios de Cuenca sobre voluntades anticipadas
Premian un trabajo de sanitarios de Cuenca sobre voluntades anticipadas

Un trabajo sobre la declaración de voluntades anticipadas de cuatro técnicas de cuidados auxiliares de enfermería del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, ha sido galardonado en el XXVIII Congreso Nacional de Técnicos en Cuidados de Enfermería y Técnicos de Emergencias, celebrado en Cartagena.

Sonia González Saiz, Isabel Grifo Peñuelas, Marta López Prieto y Ascensión Pardo Mohorte son las autoras de este trabajo cuyo objetivo es dar a conocer a los ciudadanos, a los pacientes y en general a todo el personal sanitario, la existencia del documento de Declaración de Voluntades Anticipadas (DVA), según ha informado hoy en una nota de prensa la Consejería de Sanidad.

En el trabajo "Nadie puede morir por mí, nadie tiene que decidir por mí" se explica que la DVA es el documento por el que una persona mayor de edad, capaz y libre, manifiesta anticipadamente que se cumpla su voluntad sobre los cuidados y tratamientos de su salud o sobre el destino de su cuerpo o de sus órganos, cuando se llegue a una situación que no sea capaz de expresarla personalmente.

A partir del marco legal y tomando como referencia los planteamientos de la bioética, las premiadas han elaborado un sencillo cuestionario para ciudadanos, familiares y profesionales sanitarios con el fin de conocer el conocimiento que se tiene, a nivel general sobre la DVA.

En total se cumplimentaron un centenar de encuestas, cuyos resultados ponen de manifiesto que un 80 por ciento de los ciudadanos no conoce con exactitud qué es la DVA, mientras que entre el personal sanitario solo no la conocen el 20 por ciento, aunque entre los que sí saben de qué se trata, un 20 por ciento dice que desconoce dónde se puede registrar.

Según los datos recogidos y analizados en este trabajo, la conclusión es que a pesar de la existencia de numeroso material de divulgación sobre la Declaración de Voluntades Anticipadas y de la legislación relativa al asunto, todavía existe un gran desconocimiento de sus estructuras y de su proceso.

Este desconocimiento se extiende a la cumplimentación del documento y a su registro, aunque se valora el aumento del número de registros a disposición de los ciudadanos.

Además, las autoras del trabajo hacen referencia a la importancia de la que ciudadanía en general esté informada sobre la atención sanitaria que desearían recibir al final de su vida, cuando ya no estén en condiciones de hacerlo.

Más información en vídeos 
Comentarios