miércoles 26/1/22

Una familia de Tarazona de la Mancha (Albacete), formada por una pareja y sus dos hijas, vendrá a vivir a la localidad conquense de La Pesquera atendiendo así al llamamiento hecho por el Ayuntamiento de esta localidad para aumentar el número de alumnos matriculados en su escuela rural.

El Consistorio sufragará el coste del alquiler de una vivienda y, además, financiará el material escolar que necesiten las pequeñas con motivo del inicio del curso.

La alcaldesa de este municipio, Mª Carmen García Domínguez, agradeció a los medios de comunicación el que se hicieran eco de esta demanda, puesto que "la familia nos dice que se interesó por el ofrecimiento de nuestro Ayuntamiento tras leer la noticia en la prensa".

Asegura que la situación de "incertidumbre" que se vive en los municipios más pequeños cada inicio de curso es "una constante", ya que la Consejería de Educación verbalmente ha fijado en 11 el número de alumnos mínimos para mantener un colegio abierto. 

Con estas dos nuevas matriculaciones, el número de escolares en La Pesquera asciende únicamente a 10, por lo que el próximo curso podría correr el riesgo de cerrarse.

Aunque finalmente el número de matriculados no alcanza la cifra de 11, la alcaldesa de La Pesquera considera que se "esquiva" el cierre porque la Consejería de Educación tenía que poner un monitor exclusivamente para la ruta escolar de los alumnos de esta localidad.

En la provincia de Cuenca el curso escolar 2013-2014 se ha iniciado con tres escuelas rurales menos. Se trata de Valdemoro de la Sierra, Víllora y Altarejos. Aulas unitarias que se suman a la treintena que el Gobierno de Castilla-La Mancha suprimió ya el pasado curso académico.

Comentarios