La pandemia aumenta la afición de luchadores de combate medieval en CLM

que acogerá, en concreto en Belmonte (Cuenca), el torneo nacional el próximo mes de septiembre tras suspenderse todos los eventos previstos en la fortaleza del siglo XV desde marzo del año pasado
Arranca el I Torneo Internacional de Combate Medieval en el Castillo de Belmonte
photo_camera La pandemia aumenta la afición de luchadores de combate medieval en CLM

La pandemia del coronavirus ha duplicado el número de luchadores de combate medieval en Castilla-La Mancha, que acogerá, en concreto en Belmonte (Cuenca), el torneo nacional el próximo mes de septiembre tras suspenderse todos los eventos previstos en la fortaleza del siglo XV desde marzo del año pasado.

Así lo ha indicado, en declaraciones a Efe, David Díaz Torrijos, capitán y presidente del club "Bohurt La Mancha", que tiene su sede deportiva en el castillo de Belmonte, en cuyos pies se celebrará los días 25 y 26 de septiembre el torneo nacional de combate medieval.

Este evento será el primero de estas características que se celebre en los últimos dos años, después de que la pandemia obligó a suspender el evento internacional previsto la primavera de 2020.

La séptima edición del campeonato mundial iba a reunir a más de una treintena de países y más de 600 luchadores de todo el mundo entre el 30 de abril y el 3 de mayo.

Se da la circunstancia que Belmonte acogió en 2014 la primera edición de este campeonato del mundo y que reunió a 25.000 personas.

Según Díaz Torrijos, la afición a este deporte de contacto real con armas y armaduras de los siglos XIV y XV ha ido creciendo en los últimos años, y la pandemia les ha permitido aumentar el número de luchadores en la región.

Cerca de una quincena componen "Bohurt La Mancha" y participarán en el torneo nacional en septiembre, pero también en un entrenamiento con equipos de otras comunidades el 28 de agosto en la fortaleza belmonteña del siglo XV, junto a dos equipos franceses.

Díaz Torrijos ha reconocido que entrenar en verano no es fácil, sobre todo por el calor, con el que tienen que lidiar con armaduras de entre 30 y 35 kilos de peso, como ocurrió el pasado fin de semana en una exhibición en Herencia (Ciudad Real), según ha relatado.

El combate medieval se disputa en diferentes modalidades, como son 5 contra 5, 10 contra 10 y 16 contra 16.

Bajo un estricto reglamento, los luchadores se enfrentan con armadura, espada, escudo, hacha o alabarda, con el objetivo de derribar al contrario mediante el pleno contacto.

El castillo de Belmonte es actualmente un recinto amurallado con siete hectáreas en el que tiene cabida "Trebuchet Park", un parque histórico de máquinas de asedio. 

Comentarios