Las líneas de telegrafía óptica de Cuenca, declaradas Bien de Interés Cultural

La provincia de Cuenca cuenta con el mayor conjunto de torres de telegrafía óptica del territorio nacional que formaban parte de la línea Madrid-La Junquera y del ramal de la capital conquense
Inician trámites para declarar BIC líneas de telegrafía óptica de Cuenca
photo_camera Las líneas de telegrafía óptica de Cuenca, declaradas Bien de Interés Cultural

Las líneas de telegrafía óptica de la provincia de Cuenca, construidas a mediados del siglo XIX y que conforman el mayor conjunto de toda España, han sido declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Sitio Histórico, según ha acordado el Consejo de Gobierno en su reunión semanal.

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en una rueda de prensa, ha destacado el valor científico, paísajístico e histórico de este conjunto de torres de telegrafía óptica que formaban parte de la línea Madrid-La Junquera y del ramal de la capital conquense, que se encuentran repartidos en 18 municipios de la provincia de Cuenca.

La declaración de BIC permitirá dar protección a las 16 torres que se conservan y los espacios sobre los que se asentaron dos de las cuatro torres desaparecidas. 

Son torres tipo atalaya, construidas a mediados del siglo XIX, que funcionaban con un sistema de espejos y cuyo uso fue casi únicamente militar, y que estuvieron en funcionamiento durante poco tiempo por la llegada de la telegrafía por cable. 

Las líneas comenzaron a funcionar en 1844, el ramal con Cuenca se terminó en 1855 y la línea Madrid-La Junquera en 1857.

La importancia de esta declaración, según ha explicado Fernández, radica en que con ella se protege "un patrimonio científico excepcional que forma parte de la identidad de estas localidades y que puede actuar como polo de atracción turística”.

Los municipios en los que se encuentra ubicadas las torres son: Belinchón, Tarancón, Almendros, Saelices, Montalbo, Villares del Saz, Olivares, Valverde de Júcar, Olmedilla de Alarcón, Motilla del Palancar, Iniesta, Graja de Iniesta, Cuenca (2) Villanueva de los Escuderos, Abia de la Obispalía, Torrejoncillo del Rey (2), Campos del Paraíso y Uclés.

En Castilla-La Mancha hay un total de 644 Bienes de Interés Cultural de los que 92 se encuentran en la provincia de Albacete, 108 en la de Ciudad Real, 99 en la de Cuenca, 104 en la de Guadalajara y 238 en la de Toledo; a los que se suman otros tres lugares que corresponden a la región en general.

Del total de BIC, 499 son monumentos, 50 zonas arqueológicas, 35 conjuntos históricos, 22 construcciones de interés patrimonial, 19 bienes inmateriales, 11 sitios históricos, 4 elementos de interés patrimonial, un yacimiento arqueológico de interés patrimonial, una colección, una zona paleontológica y un jardín histórico.

Comentarios